www.purezayemocion.com

Pamplona

La sonrisa valiente
Ampliar

La sonrisa valiente

Corrida escasa de casta, fuerza y de esa chispa que todos nos imaginamos cuando vemos anunciado este hierro. El toreo de Román tiene infinidad de carencias y su técnica es muy discutible pero con su valor, su entrega y su punto de locura emocionó a los tendidos.

Comenzaron las corridas de la Feria de San Fermín 2017 con la ganadería más temida en Pamplona, Cebada Gago. Fue la corrida de Salvador García Cebada bien comida y variada de pelajes pero escasa de casta, fuerza y de esa chispa que todos nos imaginamos cuando vemos anunciado este hierro. La nobleza fue su mejor virtud. Nobleza a la que había que poner ganas y actitud, el aliño de la ensalada para que la conjunción acabara en triunfo.

Juan Bautista ni puso la sal ni el vinagre. Una actuación lineal delante de dos animales nobles que no se comían a nadie y que buscaban a un torero con un poco más de arrojo. Aburrió en ambos toros. Con el preciso melocotón que hacía primero, tan bonito como soso, Bautista mostró estar comido y no se lo pasó por la faja en ningún momento. Tampoco al cuarto, al que lidió como “aquí estoy porque he venido, coman ustedes la merienda que yo lo pasaporto pronto”. La pena es que otros compañeros con más “hambre” estaban en su casa comiéndose las ganas de estar delante de los animales de su lote. Así es la Fiesta, torean los que tienen buen patrón detrás y los “caninos” en su casa intentando encontrar alguna sobra que les haga saciar el hambre.

Javier Jiménez siempre tuvo de eso. Pero su actuación hoy ha decepcionado. Del sevillano esperamos raza y entrega y hoy lo hemos visto más sosegado y sin la claridad de otras veces. El cárdeno claro segundo, aunque flojo, ofreció embestidas para que un torero con pundonor se subiera encima de él. Todos lo esperábamos de Jiménez y no lo hizo. El bonito quinto se partió un pitón y fue sustituido por un sobrero más terciado, del segundo hierro de la casa Cebada. Aunque descompuesto, el de García Cebada también se movió. Sin clase y dando complicaciones que hubiesen sido salvables si hablamos de un torero que está en la situación de tirar la moneda todas las tardes. Esperemos que el de Espartinas vuelva a encontrar ese punto de entrega.

Entre los silencios de Bautista y Jiménez salió la amplia sonrisa de sinceridad de un valenciano rubio que no pierde la felicidad ni cuando recibe tremendas volteretas. Román se la jugó a carta cabal con el tercero. Su toreo tiene infinidad de carencias, su técnica es muy discutible, pero con su valor, con su entrega y su punto de locura ha puesto ese tanto por ciento que hace que las faenas se compensen con las condiciones del toro y llegue la emoción al tendido. Recibió por verónicas de rodillas al tercero en una labor voluntariosa y firme que reafirmó con la muleta tras un trasteo basado en poner bragueta y conmover al público que pensaba más en el ajoarriero. Cerró la faena con unas manoletinas de infarto y se tiró a matar o a morir, recetando una buena estocada que acabó con el toro y de la que salió prendido de manera espectacular. Salió algo aturdido del trance pero sin mirarse su sonrisa no se apagó y la oreja conseguida y pedida por mayoría le dio más luminosidad de la que ya de por si tenía. En el sexto el valenciano volvió a poner su entrega sobre la mesa. Un animal complicado y peligroso con el que se puso de verdad y en la batalla hasta consiguió dar algún natural estimable. Mató de entera poco efectiva que necesitó golpes de verduguillo y el triunfo se le fue de las manos. No el reconocimiento unánime de todos. Román, la sonrisa valiente, directo a las ferias.


Pamplona. Viernes 7 de julio de 2017. Feria de San Fermín. Cinco toros de Cebada Gago, bien presentados, astifinos, nobles y sosos (6º complicado) y uno de Herederos de Salvador García Cebada (5º bis) para Juan Bautista, silencio en ambos; Javier Jiménez, silencio y silencio; Román, oreja y ovación. Entrada: Lleno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • La sonrisa valiente

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2449 | Francis - 11/07/2017 @ 16:27:58 (GMT+1)
    Muy mala la corrida de Cebada Gago. Lo dicho, corridas toristas donde no se selecciona bravura. Con este tipo de toros queremos ver toros bravos, aunque no haya lucimiento. Que haya emoción y lucha entre toro y torero. Para toros noblones, que no tienen emoción, sin casta, y afixiados desde el principio, me quedo con lo domecq, donde a veces aparece la calidad. En definitiva, toros sin fuerza ninguna. Al menos los toros son imponentes de trapío y caras (muy serios), que es lo primero que hay que pedir. Y luego ya que tengan dentro la bravura que tengan. Los de Cebada Gago no tenían bravura ninguna. Con un toro serio y bravo luego se puede analizar como ha estado el torero con él. Para mi los 3 toreros de esta corrida mal. No han hecho nada reseñable.
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.