www.purezayemocion.com

Céret (Francia)

Dulces Escolares para la puerta grande de Aguilar

Corrida noble y colaboradora que supo aprovechar Alberto Aguilar, sobre todo ante su segundo toro. Robleño técnico, dispuesto y voluntarioso falló con la espada y se fue de vacío.

La ADAC programó un interesante mano a mano entre Fernando Robleño, figura icónica de Céret, y Alberto Aguilar, torero en auge en el coso francés. Cuentan los de la ADAC que al plantearle a Robleño el mano a mano le provocaron diciéndole que Aguilar le estaba comiendo el terreno entre la afición ceretana. Fernando Robleño aceptó el reto con generosidad y valor, como siempre ha hecho con y en Céret. Para dicho mano a mano qué mejor ganadería que la de Escolar. La vuelta a casa de una ganadería emblemática en Céret que debutó en esta plaza en el año 1989 con un encierro exigente al que desorejó Nimeño II en una faena antológica que todavía se recuerda.

José Escolar trajo para la ocasión una corrida pareja con toros más terciados (1ª y 4)º y otros de más trapío, pero sin exageraciones, todos cuatreños. Recibieron 16 puyazos, algunos como el 6º arrancándose de lejos pero sin empujar en el peto y saliendo suelto. Los Albaserradas fueron más dulces que encastados, más justos que vigorosos y más de acompañar que de someter. El mano a mano propuesto lo ganó la sutileza, el gusto y el encaje de Alberto Aguilar ante un técnico, voluntarioso y dispuesto Fernando Robleño.

A Fernando Robleño le faltó algo de quietud y encaje con su primero al que toreó algo acelerado y de manera periférica. El toro tomó tres varas (ligeras) de Israel de Pedro algo caídas y traseras. Lo despachó Robleño de pinchazo y estocada baja. Ante su segundo llegó lo mejor de la tarde en lo que a él respecta. Un toro bien armado que recibió dos puyazos, dejándose picar, y al que Miguel Martín banderilleó con acierto y lucimiento con dos pares cuadrados en la cara con ajuste y exposición. Fernando Robleño empezó por el pitón derecho con la muleta algo retrasada, lo que provocó que el toro lo viera en una de sus embestidas y casi acabara prendiéndole. Luego cambió a la izquierda, con la que toreó desde la pala del pitón. Finalmente consiguió el madrileño un puñado de naturales diestros, aunque sin ligazón, templados y de mano baja. Así mismo aconteció con la izquierda, siempre buscando la colocación entre muletazo y muletazo. Mató al toro de dos pinchazos y tres descabellos perdiendo los posibles trofeos. En su último toro, algo blando, mal lidiado (innumerables pasadas y capotazos) y peor picado por Francisco J. González, pareció que a Robleño se le hacía larga la tarde. Aun así estuvo dispuesto, aunque con poco lucimiento debido a que el toro estaba orientado y había desarrollado sentido, en parte debido esa lidia algo desordenada.

Alberto Aguilar se enfrentó en primer lugar a un toro serio al que picó con acierto (como ayer) David Prados, tomando dos varas. Excelentemente lidiado por Iván García el toro tuvo un juego complicado al haber desarrollado sentido. Aun así Alberto Aguilar consiguió una meritoria tanda por la derecha en toreo comprometido y ajustado, estando muy cruzado y exponiendo. Lástima que sólo fuese una. Mató al toro de estocada baja y cuatro descabellos. En su segundo llegó lo más lucido de la tarde. Un toro terciado de cara pero alto de alzada que protagonizó un tercio de varas discreto en el que recibió tres puyazos dejándose pegar. Alberto Aguilar se quedó quieto para ligar una buena tanda de toreo en redondo. Aunque lo mejor llegó con la izquierda cuando Aguilar se encajó sin retorcimientos, con naturalidad, bien colocado, corrió la mano dejando un puñado de bonitos naturales templados y despaciosos. Acabó la faena con hondos ayudados por bajo y mató de estocada casi entera cortando una oreja del Albaserrada. Su último toro tomó tres varas, empujando en la primera, dejándose pegar en la segunda y arrancándose de largo en la última pero saliendo suelto. Iván García pareó con disposición (un segundo par a cabeza pasada y algo caído) saludando desde el tercio. Alberto Aguilar le brindó al público una faena discreta, ligando pases naturales con la derecha retrasando la pierna y con la izquierda algo al hilo, faltó ajuste, faltó hondura, faltaron tantas cosas... Aún así se le pidió la oreja tras estocada caída que el presidente (el exigente Bernard Sicet) concedió y se pidió la vuelta al ruedo al toro (también concedida) un tanto verbenera, y van dos (el sexto de la novillada de Raso del Portillo y esta) en esta feria, ambas para el que esto escribe absolutamente inmerecidas. Habría que recordar que el juego del toro en el caballo, además de valorar la distancia desde la cual se arranca el toro y la velocidad de éste, es imprescindible tener en cuenta el comportamiento del toro en el peto. Y el comportamiento de este sexto, tal y como ya se ha dicho, fue empujar en la primera vara, dejarse pegar en la segunda y salir suelto en la última, por lo tanto en ningún caso estaríamos ante un toro bravo, el cual como es sabido se crece en el castigo y debe ir de menos a más debido a la condición de su bravura, siendo además un toro discreto en cuanto a casta y acometividad. Por lo tanto, para el que esto escribe vuelta inmerecida y saludo del mayoral exagerado para una corrida de toros noble, algo blanda y, eso sí, humilladora, con fijeza y muy toreable que permitió a Alberto Aguilar lucirse al natural y salir por la puerta grande de Céret cinco años después de que lo hiciera Fernando Robleño ante toros de idéntica ganadería.


Céret (Francia). Domingo 16 de julio de 2017. Última de feria. Lleno sin apreturas. Toros de José Escolar (6º premiado con la vuelta al ruedo). Desiguales de presentación, en general nobles y colaboradores. Fernando Robleño, ovación, ovación tras aviso y ovación tras aviso; Alberto Aguilar, silencio, oreja y oreja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.