www.purezayemocion.com
Ada Colau, Carme Forcadell y Leonardo Anselmi en 2012
Ampliar
Ada Colau, Carme Forcadell y Leonardo Anselmi en 2012 (Foto: Xavier Bertral)

Nosotros ya lo sabíamos

La prohibición de los toros fue el ensayo general del independentismo catalán. Cataluña como sujeto de soberanía, desobediencia de las sentencias judiciales e incomparecencia del Estado. Hoy me encuentro con gente triste, apenada y con ojos llorosos ante lo que está sucediendo.

En 2010 el Parlamento de Cataluña se arrogaba una competencia de la que no disponía para prohibir las corridas de toros. En 2016, el Tribunal Constitucional acordó que dicha prohibición era inconstitucional, permitiendo de nuevo la celebración de los festejos taurinos. El Gobierno de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona declararon solemnemente que no iban a acatar dicha resolución. Iban a desobedecerla. Consideraban que el pueblo catalán era soberano y que a través de su Parlamento había decidido prohibir los festejos taurinos. Incluso, algún político nacionalista manifestó con la típica sobreactuación que los toros sólo volverían a Cataluña con la Legión.

Tras la celebración en Cataluña de un referéndum declarado ilegal, de un paro general (que no huelga) el pasado día 3 y a las puertas de una declaración unilateral (¿las hay bilaterales?) de independencia... ¿Les suena de algo todo esto que les he contado? Obviamente que les suena, porque la prohibición de los toros fue el ensayo general de lo que tenía que venir y al final ha venido. No se llegó en ese caso a la efectiva desobediencia ante la incomparecencia de Balañá, que vendría a ser la mayoría silenciosa (hoy la mayoría “acojoná”). Pero la lógica es exactamente la misma: 1) Noción de Cataluña como sujeto de soberanía (nación soberana/derecho a decidir); 2) Desobediencia y no reconocimiento de las sentencias judiciales; 3) Incomparecencia del Estado (salvo el Rey, en el caso de la política).

Hoy me encuentro con gente triste, apenada y con ojos llorosos ante lo que está sucediendo. Impotentes ante unas autoridades catalanas enajenadas que responden sólo a unas minorías radicalizadas. Desamparados ante la incomparecencia del Estado (entiéndase como Estado central) en Cataluña. Yo, aunque ellos no se lo crean, les cuento que ese duelo ya lo pasé. Ingenuos ellos. A mí en 2010 ya me hicieron extranjero en mi propia tierra.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Nosotros ya lo sabíamos

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    2683 | joselito - 11/10/2017 @ 23:26:56 (GMT+1)
    El Estado de las autonomías es un cáncer que amenaza la unidad de España desde que fue creado por unos políticos corruptos y traidores. La única solución es ABOLIR TODAS LAS AUTONOMÍAS y que España vuelva a ser una gran nación y libre del yugo que nos impusieron metiéndonos sin preguntarnos en la nefasta Unión Europea.
    2682 | ellen - 07/10/2017 @ 00:16:54 (GMT+1)
    Es EL TORO es la vida misma.Con la prohibición empezamos a catar ese independentismo catalan que maquilló su intolerancia detrás del biombo de animalistas.Nadie vió que era el boton de la muestra ni siquiera el Partido socialista q para estar bien con todos no está bien con nadie ,la tibieza es mala consejera.Ahora ,como no aprende ,con la misma tibieza quieren arreglar el desaguisado,a ver como lo hace...y deberia hacer un estudio de cuantos taurinos han dejado de votarles porq su actitud para muchos es la punta del iceberg.
    2681 | jose - 06/10/2017 @ 19:03:36 (GMT+1)
    Soy catalán y español ,comparto ei 100 por 100 este articulo ,que lastima de autonomía ,con lo bien que podríamos aver ido y por 4 que an comido el cerebro se a esparcido como el agua ,eso ya venia cociéndose desde años atrás empezando por los toros ,aaa y la foto vaya tres personajes,así nos va un saludo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.