Ir a versión MÓVIL

www.purezayemocion.com
El marketing y el póster de El Juli
Ampliar

El marketing y el póster de El Juli

El sistema taurino debe darse cuenta de la necesidad de competir a nivel marketing con los demás ámbitos culturales, deportivos, etc. La imagen de un torero frente a un toro derrotado sólo conseguirá el rechazo de quienes son agnósticos a la Tauromaquia, además de alimentar eso de "el toro es el pobre animal al que siempre ganan".

Delante de un quiosco asistía, como muchas otras mañanas, a las discusiones entre personas sobre los temas de actualidad, y mientras terminaba el quiosquero su intervención desde el estrado-ventanilla, ojeé uno de los semanarios taurinos. Se abrió, sin esfuerzo, por el medio de la publicación. Regalaban un póster de gran tamaño donde un torero, una Figura del toreo, se imponía a un toro muy bien armado pero en posición de rendición, abatido, sin opciones de lucha... Desde siempre me han horrorizado estas imágenes. Me enfadé con todo, incluso conmigo mismo, y mascullé para mis adentros: "¡No sabemos vender el Arte de Torear!".

La Tauromaquia, el sistema taurino, tiene que empezar a darse cuenta de la necesidad de competir a nivel marketing con los demás ámbitos culturales, deportivos y de ocio de la sociedad. En ellos se busca la imagen más espectacular, la más impactante, la que mejor pueda definir el sentido de ese campo. Ver la imagen de El Juli mostrando todo su poder frente a un toro derrotado, es como si ponen un póster de Federer con cara de satisfacción y superioridad al lado de un Nadal en el suelo y roto por una lesión. Para los seguidores y fanáticos del tenista suizo quizá les produzca admiración, pero seguro que la imagen del tenis no saldría bien parada. Pues en la Tauromaquia, igual.

Me niego a creer que la imagen que mejor vende el Arte de Torear sea la de la pabullante superioridad de un hombre frente a un animal. El principal objetivo del marketing en las artes es llevar a las personas al contacto con el artista, de acuerdo, pero no debemos, no podemos olvidar de que en la Tauromaquia hay dos protagonistas principales, Torero y Toro. En el póster en cuestión, uno de ellos aparece vencido, aplastado, batido, y si me apuran reducido a un utensilio sobre el que el poder del hombre gana siempre. Si el marketing de la cultura taurina persigue difundirla y generar el máximo beneficio social posible, no se puede vender la derrota del toro. Esto lo único que conseguirá será el rechazo al torero por quienes son agnósticos a la Tauromaquia, y no digamos de aquellos que son contrarios. Con esas imágenes los antitaurinos ganan adeptos.

¿No sería mejor una imagen em la que el poder del torero se sobrepone a la fiereza del toro y donde se aúnen las fuerzas, el dinamismo, el riesgo, etc.? La Tauromaquia tiene medios para poder equipararse a las grandes campañas de publicidad en la era de la imagen y, por qué no, del "más difícil todavía". Hoy nos causa admiración todo lo que conlleve un riesgo. ¿Hay algo más arriesgado que jugarte la vida frente a un animal temible? Creo que no.

En fin, sigo pensando que con imágenes como la que el semanario taurino en cuestión y el equipo de publicidad del torero eligieron para un póster central, más que en héroes, los toreros acabarán siendo villanos para el resto de la sociedad y el toro el pobre animal al que siempre ganan. El marketing taurino se debe adaptar a la sociedad actual, al contexto de lucha y arte que lleva al público a interesarse y a las plazas, y no ser un producto de interno de mero autobombo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • El marketing y el póster de El Juli

    Últimos comentarios de los lectores (6)

    2700 | Nik - 18/11/2017 @ 09:50:57 (GMT+1)
    "más que en héroes, los toreros acabarán siendo villanos para el resto de la sociedad y el toro el pobre animal al que siempre ganan". Esto ya es así actualmente aunque algunos no quieran verlo. Por eso cada vez somos más los que vamos menos a los toros. Y ya no te digo lo difícil que es que alguien que vaya por primera vez quiera volver.... si tiene la suerte de ver una corrida brava y con dificultad, quizás quiera volver... Y si no es el caso, volverá para convertirse en un palmero más
    2696 | Aficionado - 13/11/2017 @ 19:22:14 (GMT+1)
    Tiene toda la razón el autor. Es una foto lamentable.
    2695 | Alfonso Redondo Torres - 13/11/2017 @ 18:20:54 (GMT+1)
    Totalmente de acuerdo con el autor del artículo. El mundo de los taurinos, que no de los toros, vive de espaldas a la realidad social. Parece que no ven o no leen o no entienden. No se dan cuenta como se están vaciando poco a poco las plazas de toros, como van echando poco a poco a los aficionados, nosotros, los aficionados les importamos un bledo. Son necios porque viven de nosotros, no se dan cuenta que el protagonista más importante es el que pasa por taquilla. De esa taquilla viven ellos y, por cierto muy bien, dándonos cada vez menos por más, se piensan que el enemigo de la Fiesta es el político....error, al político cada vez le es más difícil justificar las subvenciones públicas para mantener un negocio privado. El político lo que quier es tener al vecino que le vota contento para que le siga votando, pero si cada vez somos menos aficionados va a llegar un momento que esto se acabe. Cualquier negocio que sea incapaz de subsistir por si mismo y dependa de ayudas tiene los días contados. Y en este maravilloso mundo quitando las grandes ferias....qué feria de pueblo se sostiene por si misma???
    2694 | vayatelacontigo - 12/11/2017 @ 23:20:59 (GMT+1)
    La revista donde sale el poster es una revista especializada y exclusivamete taurina, donde el lector es indudablemente taurino, los que quieren denostar nuestra fiesta tienen infinitamente posibilidades de encontrar imágenes mucho más significativas de la superioridad del hombre sobre el toro en cualquier sitio. Si esa foto en vez del Juli sale otro torero a lo mejor estarías hablando de otro modo.Para mi es un poster que recuerda una magnífica faena del Juli en la Benefciencia de Madrid, al que le cortó una oreja y en la fase final de la faena, se pega un arrimón conectando con el público de Madrid.Lo demás es mear fuera del tiesto.Revise el autor sus artículos y reflexione sobre si sabe ud. vender el arte de torear, o es que solo escribe para aficionados?
    2692 | Juanjo - 08/11/2017 @ 17:42:46 (GMT+1)
    Llevais toda la razón, a mi me pasó igual en la película Belmonte de Agustín Díaz Llanes en la que ponen la imagen de la lidia de un toro con un tremendo marronazo en el lateral del morrillo. Siendo de mi agrado la película, ¿no disponían de una imagen más digna para nuestro admirado animal?/Me gustaría conocer la opinión del director, que, sus motivos tendrá
    2691 | Gabriel - 08/11/2017 @ 13:09:13 (GMT+1)
    Saludos, Cuando comencé a leer me dije: este está equivocado pues la tauromaquia es un triunfo del hombre; humanismo puro. Después, al ver lo que querías decir desde la perspectiva del marketing, no pude estar más de acuerdo. Lo de que el poster lleve a que la "sociedad actual" termine por ver al torero como villano, tiene tela por cortar. Un abrazo.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.