www.purezayemocion.com
El compromiso de Román Collado
Ampliar

El compromiso de Román Collado

viernes 16 de marzo de 2018, 09:49h

Desde hace ya un tiempo, y cada vez con más frecuencia, me estoy parando a pensar sobre el torero que capta mi atención como lo haría ante cualquier artista en cualquier momento de la Historia del Arte (deformación académica, se llama, perdónenme de antemano). Este hecho me ha ocurrido en los últimos tiempos con Román. Desde el año pasado, las veces que pude verle, no he parado de dar vueltas sobre su toreo, su creencia acerca de la Tauromaquia y su compromiso con el Arte de Torear.

Estamos en un momento taurino en el que da la impresión de que muchos espadas buscan la fórmula de explotar su toreo como si fuera una mercancía. No les importan razones, ni vetos, o la falta de compromiso con el toro, con su diversidad de encastes. No desean contarnos nada más que no sea su toreo encasillado y repetido una y mil veces. Es muy revelador que hoy día se valoren con gran éxito los toreros sin compromiso, aquellos que tienen asimilado que sólo pueden realizar el toreo frente a un tipo de toro, y que han conseguido (no sin ayuda periodística y buenas campañas de marketing) que el pase por el pase sea considerado Toreo Grande y de triunfo. En nuestros días, en el siglo XXI, es la moda.

Ya se han olvidado aquellas faenas que sirvieron para que muchos nos aficionáramos a esto del Toro, aquellas que impregnaban torería (algunas por distintas y otras por épicas). Son frívolamente recordadas si se comparan con las actuaciones "triunfales" de hoy, donde se premia el pase y la línea como un gran éxito. Pero en el fondo y a la postre, no es más que frustración, una grandiosidad efímera porque apenas nadie recuerda un dos por ciento de los triunfos del año anterior.

A todo esto, la temporada pasada apareció en escena Román Collado. Planteó una temporada de compromiso con el toro, con el público, con él. A mí es lo que me interesa. Román es un ejemplo de torero comprometido con la Tauromaquia, de torero que se la juega. Aparte de poder parecerte mejor o peor (a mí lo primero), se nota su seguridad interior que da el afrontar el compromiso. Román dejó a un lado los titubeos con el éxito y ha realizado un ejercicio interior autoconfiándose para querer realizar el toreo y querer sacar la Tauromaquia convencional de su estatus como cadena de producción de pases y faenas para distinguir la suya como un objeto esencial, puro y, repito, de compromiso. Tiene su propio espacio definido.

Se palpa en sus actuaciones la manera de sentirse torero con el modo de andar con los toros, sin importarle su encaste y procedencia y demostrando que, con compromiso, todos tienen su lidia y su triunfo. Román, hasta ahora me ha ganado porque no presenta limitaciones, no se rinde, desafía cánones, reglas, normas, y las emplea para alejarse de esa mediocridad y hábitos impuestos en el Toreo de hoy. Ojalá siga con este compromiso. Así se hace historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.