30 de marzo de 2020, 9:59:52
Actualidad


La censura de la Tauromaquia en los centros de enseñanza

El banderillero José María Soler, de la cuadrilla de El Juli, comunicaba en las redes sociales que debido a presiones un colegio había retirado de su Facebook una publicación que hacía referencia a una charla sobre Tauromaquia que él mismo dio. Citamos algunas recomendaciones europeas que avalan dichas enseñanzas en las aulas.

Por José Vega


Así de rotundo y así de claro lo expreso. En los últimos días hemos visto como un torero de plata, José María Soler, compartía orgulloso cómo había enseñado a un centenar de niños de un colegio de Algeciras los valores del toreo. Todos nos vanagloriamos de esta actividad. Pero, como la censura del Reich animalista está al acecho como las alimañas cuando huelen la presa, el mismo José María Soler comunicaba en las redes sociales, que el colegio había retirado "por presiones" la publicación de la actividad de su muro de Facebook. No se dan cuenta pero con estas prácticas están amputando la libertad de enseñanza de una parte de nuestro patrimonio cultural, algo impensable en la sociedad de las libertades que sectariamente ellos mismos nos quieren vender. Voy a explicar con algunos datos la equivocación histórica que se está cometiendo con la Tauromaquia.

Parto, como base de todo, de la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural, donde, en su artículo 2, define la “Tauromaquia como patrimonio cultural español”, se dice que "La Tauromaquia, en los términos definidos en el artículo 1, forma parte del patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional, de acuerdo con la normativa aplicable y los tratados internacionales sobre la materia".

Últimamente ha saltado a la palestra un furibundo interés por parte de las nuevas censuras animalistas amparadas por las recientes políticas progresisto-comunistas, de querer regular todo lo que se ha de enseñar en los colegios e institutos. Todo lo que a ellos no les gusta, o mejor dicho, no les renta políticamente, no es válido para comentar y difundir en los colegios. Parto de la base de que el que escribe está a favor del polémico "Pin parental" porque simplemente dice que cada padre tiene el derecho o la libertad de elegir si quiere que su hijo asista a unas determinadas actividades o no. Por ejemplo, yo respeto al padre que no considere que su hijo acuda a una actividad relacionada con la Tauromaquia, está en su derecho y libertad de elección, pero, por otro lado, que sean coherentes y no pongan trabas para que se lleven a cabo charlas, actividades o ponencias relacionadas con ella.

Como señalaba más arriba, la Tauromaquia forma parte de nuestro patrimonio cultural. Echando un vistazo a los proyectos europeos sobre enseñanza artística y cultural, no veo dónde está el problema para que actividades relacionadas con la Tauromaquia tengan cabida en los centros de enseñanza (repito, con la libertad que tienen los padres de elegir que su hijo acuda o no).


Vamos a citar algunas recomendaciones europeas:

- En 1999, el director general de la UNESCO, pidió que se hiciera lo necesario para garantizar que la enseñanza artística ocupara un lugar especial en la educación de todos los niños desde la guardería hasta el último año de la enseñanza secundaria. Y lo hizo a las "partes interesadas". Según la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, en su Artículo 5, (Medidas de fomento y protección en el ámbito de la Administración General del Estado), apartado E, dice que "El Gobierno desarrollará las siguientes medidas. El impulso y fomento, en colaboración con las restantes Administraciones Públicas, de los mecanismos de transmisión de los conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas que confluyen en la corrida de toros y el arte de lidiar. Así como potenciar otras medidas de identificación, documentación, investigación, valoración y transmisión de este patrimonio en sus distintos aspectos". Pues bien, creo que aquí en España no se está cumpliendo esa petición del director de la UNESCO en su totalidad por excluir claramente la Tauromaquia de la enseñanza artística.

- En 2006 se elaboró, también por la UNESCO, la "Hoja de Ruta para la educación artística". Esta hoja pretendía servir de apoyo y guía para fortalecer la educación artística. En ella, se afirma que dicha educación ayuda a hacer respetar el derecho humano a la educación y la participación cultural, a desarrollar las capacidades individuales, a mejorar la calidad de la educación y a promover la expresión de la diversidad cultural del país. Pues bien, en el preámbulo de la citada Ley 18/2013, se dice: "Es necesario contemplar la protección y regulación de tan importante Patrimonio Cultural, Artístico, Social y Económico como una actividad de todos los poderes públicos para el servicio a los ciudadanos, por mandato de lo dispuesto en el artículo 44 de la Constitución, pues aquellos deben promover y tutelar el acceso a la Cultura, a la que todos tienen derecho, y en el artículo 46, que impone a los poderes públicos la obligación de garantizar su conservación y promover su enriquecimiento, así como el de los elementos que los integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. Por último, debe concluir esta referencia constitucional con la cita del artículo 149.2, que expresa la preocupación del legislador constituyente por la preservación y progreso de los valores culturales de la sociedad española, y que impone al Estado la obligación de considerar el servicio de la cultura como un deber y atribución esencial". Por tanto, se sigue sin hacer caso a las recomendaciones de la UNESCO, en esta ocasión en su "Hoja de Ruta para la educación artística" de 2006.

- En noviembre de 2007 el Consejo Europeo elaboró una resolución sobre una Agenda Europea para la Cultura (Consejo de la Unión Europea, 2007), en la que se recomendaba fomentar "la educación artística y la participación activa en actividades culturales con objeto de desarrollar la creatividad y la innovación". Si la Tauromaquia está dentro de nuestro Patrimonio Cultural y en el Artículo 5, apartado 1 se dice que "De conformidad con lo establecido en los artículos 46 y 44, 149.1, reglas 1.ª y 28.ª, y 149.2 de la Constitución, es competencia de la Administración General del Estado, garantizar la conservación y promoción de la Tauromaquia como patrimonio cultural de todos los españoles, así como tutelar el derecho de todos a su conocimiento, acceso y libre ejercicio en sus diferentes manifestaciones". No sé dónde está el problema en que se conozca la Tauromaquia en sus distintas manifestaciones.


Tan sólo he citado algunas de las resoluciones en materia de enseñanza cultural y/o artística pero son muchas más. Lo que quiero demostrar en este artículo es que los nuevos "censores" de la cultura presionan para que la enseñanza y divulgación de una parte de nuestro Patrimonio cultural, como es la Tauromaquia, no se pueda llevar a los centros educativos, equivocándose de pleno en sus premisas. Los tutores tendrán la libertad de elección en la educación de sus hijos, pero lo que no tienen derecho desde los centros educativos y administraciones públicas es a cercenar la promoción y conocimiento de una entidad cultural más como es la Tauromaquia. La Cultura es libre.


Por José Vega
Aficionado
Licenciado en Historia del Arte

Leer más artículos de este autor
Pureza y Emoción.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.purezayemocion.com