www.purezayemocion.com

Olivenza

Foto: Prensa Coso de Badajoz
Ampliar
Foto: Prensa Coso de Badajoz

Talavante se revela

Extraordinario toreo al natural de Talavante. Enroscándose al toro. Muy pobre presentación de los de Garcigrande. Todos faltos de trapío.

domingo 08 de marzo de 2015, 08:59h

Apenas contaron los 2 primeros toros, aunque la bronca de ambos se la llevó el 2º, más lavadito de cara y sin fuerzas, una birria, lo que restó toda importancia al trasteo que Miguel Angel Perera le impuso, intentando alargar sus embestidas hasta que no tuvo más remedio que tirar de ojedismo. Pero con la entidad de su rival, sin trasmisión alguna, lo que consiguió fue echarse al respetable encima. Mató bien. Sonaron palmas. Parecía que iba a ser otra cosa el 5º con el hierro de Domingo Hernández, el más grandón y con más cuajo, serio el toro. Salió con pies y poniendo en dificultades a Perera, que se vio privado de todo lucimiento con el capote. Igualmente, la profesionalidad de Joselito Gutierrez, le hizo exponer con los garapullos, y a punto estuvo de ser prendido por el pecho. Es lo que tiene asomarse al balcón. Parecía que había toro, pero se paró pronto y lo tuvo que hacer todo el torero. Templando por el pitón derecho, le robó un par de tandas de distinto calado. Por el izquierdo, 2 o 3 limpios. Vuelta al derecho, cercanías, mando, valor y pitones en los muslos una y otra vez. Ese Perera gusta aquí. Faena de largometraje, estocada entera trasera.

El Juli nos vendió humo con el 1º. No pasó nada digno de contar en una faena insulsa por la condición del toro, un manso que nunca quiso pelea. Ni la tauromaquia de Julián, tan populista a veces, consiguió encender a un público aún en tareas de acomodación. Esta vez, abrir plaza le vino bien al madrileño. Bueno, eso y la benevolencia del presidente. Entera trasera y oreja pedida a gritos por unos pocos. Menos mal que el marcado con el nº 60 y de nombre "Taponcito", no emuló a su hermano de Fallas 2014 y vino sin ese carbón que algunos empezaban a ver en lo de Justo Hernández. En esta ocasión, la ausencia de casta y la falta de fuerzas dieron el calificativo de “aburrida” a la faena de El Juli. Ni los robados naturales, ni los populares circulares, ni la contundente estocada salvaron la falta de toro. Ovación con saludos al paisano.

La tarde estaba para Talavante, y él solito se la llevó a base de aplicar fantasía, variedad, verdad y torería a sus faenas. Falto de fuerzas, pero noble y con clase el colorado que hizo 3º se dio unas pocas vueltas al ruedo antes de ser parado por un Alejandro genuflexo a base de tijerillas. Se va al caballo cuando éste salía al ruedo. Miguel A. Muñoz, atento y certero, lo pica en todo lo alto. Para afuera caballos. Antes de iniciar faena, brinda al público, haciendo un gesto de disculpas por la novillada que llevaba su hierro del día anterior, lo cual se agradece. El compás abierto, relajado y dando los frentes, se viene el toro; un cambiado por la espalda y tres muletazos. El de pecho. Pide guerra el torero. Ruge Olivenza. Perdonado estás. Por naturales, es el rey. Con gusto y torería le saca 2 tandas cadenciosas y templadas. El toro se apaga. Antes, el diestro, borracho de torería exprime las últimas embestidas del toro antes de tirarse encima para asegurar un triunfo de relumbrón. Hasta los gavilanes el estoque. Dos orejas con mucha fuerza. La puerta grande estaba segura, pero la rotundidad de la tarde se la daría el 49-Emoción, colorado de capa, bonito para el torero (comodito), bajo, chico pero con motor y trasmisión en su embestida (que no en su aspecto). Mucho ritmo. Trujillo colabora en calentar los tendidos. Soberbios los 2 pares en la cara del toro. Le aprieta el toro. Sigue siendo plata de 1ª. De hinojos comienza la faena Talavante (sorpresas mil), y le sacude una docena de muletazos antes de incorporarse para cerrar con un pasimónico pase de pecho. Plaza boca abajo. Desde los medios, lo somete con la diestra. Mete bien la cara el astado, va largo, humilla, se relaja Alejandro. Paso a los naturales de oro templado, enroscándose la embestida. A más el toro. Fantasía del torero ahora a pies juntos, frente a frente. Cuajado el toro, pletórico el torero. El ambiente era de clamor, a buscar la igualada del toro. La espada ya no es problema, vuelve a enterrarla en todo lo alto. El delirio. Las dos orejas. Apaga y vámonos (y el apagón sobrevino). Sale a hombros con la plaza a oscuras de luz, pero iluminada de toreo. ¡Menudo temporadón nos espera! Y ya si es con toro…



Sábado 7 de Marzo. Olivenza 2ª de Feria. Lleno de “no hay hueco”, en tendido y en callejón. Soleada tarde. Cinco toros de Garcigrande (Concha Escolar) muy pobres de presentación y uno de Domingo Hernández que hizo 5º con algo más de cuajo y seriedad. Buenos 3º y 6º (este último de gran entrega y clase), flojos y deslucidos 1º y 2º (protestados), sin raza 4º y 5º, faltos de trapío todos. Nada que ver con la del año pasado. El Juli: oreja tras pobre petición y ovación con saludos. Miguel Ángel Perera: palmas y oreja tras aviso. Alejandro Talavante: dos orejas y dos orejas, rotundo. Notable en brega y banderillas Joselito Gutiérrez. Un lujo tenerle en la cuadrilla. Juan José Trujillo volvió por sus fueros y se desmonteró tras clavar 2 soberbios pares al 6º. La suerte de varas, inexistente. El aficionado paga por 3 tercios y le dan 1 y medio. Abuso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

3 comentarios