www.purezayemocion.com

El cinismo de Sálvame, su panda y la permisividad de Telecinco

jueves 06 de noviembre de 2014, 12:53h
Ayer sí hablaron de toros
Personalmente, siento vergüenza ajena de que en España un programa como "Sálvame" presente cifras de magnitud importante en cuanto a audiencia. Un plató en el que manda Jorge Javier Vázquez, y en el que se juntan, nada más y nada menos, Belén Esteban, Raquel Bollo, Kiko Hernández o Rosa Benito, por citar ejemplos. Todos ellos, con la desvergüenza suficiente para soltar la más absoluta de las bajezas en horario infantil. Bien, pues algunos de estos intelectuales y cerebros ilustres, se atreven a cargar contra parte importante de la cultura de nuestro país. Una cultura que lleva siglos escribiendo páginas de historia de España, y de la que han sido partidarios españoles y extranjeros como Alfonso X "El Sabio", Carlos I de Inglaterra, Goya, José Ortega y Gasset , Rafael Alberti, García Márquez o Mario Vargas Llosa. Se atreven a desprestigiar la grandeza que supone que un hombre se juegue la vida para crear arte ante un toro bravo. A echar por tierra un arte donde hay hombres como Juan José Padilla, que ha dado toda una lección de superación tras su percance en Zaragoza.

Jorge Javier cada vez que tiene la ocasión, y si no la tiene, la busca, nos ataca. Ayer, sin embargo, se habló de Tauromaquia para seguir la línea de lo morboso y de ahondar en los sentimientos de las personas. No importó dar contenido taurino, con imágenes de corridas y de toreros, porque había que hablar del tema del día. La inesperada muerte de José María Manzanares, que nos pilló a todos por sorpresa, despertaba interés y daría audiencia. Y había mucho dolor. Como el de Enrique Ponce, que entró en directo por vía telefónica, y se le preguntó "cómo se había enterado", una pregunta que no aporta nada, que sólo busca el chismorreo. Ponce es un señor muy educado y siempre con saber estar, pero ayer se equivocó. Jamás debería haber aceptado hablar con un programa que desprestigia al toreo y que ayer tenía claras intenciones.

Lo cierto es que a Telecinco le tenemos que estar agradecidos, porque es de las pocas cadenas que incluyen contenidos taurinos en sus telediarios. Pero esa permisividad en el acoso de Jorge Javier a la Fiesta, chorrea. Para odiar a la Tauromaquia y hablar de toros cuando se produce una desgracia como esta, hay que ser cínico y tener muy pocos principios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.