www.purezayemocion.com

Parece que nos da vergüenza

jueves 06 de noviembre de 2014, 12:58h
Gestos y acciones relacionados con la Tauromaquia y el maestro José María Manzanares


Hace ya tiempo, pasé frente al Santiago Bernabéu. Allí, en su fachada principal, en una lona gigante se recordaba con un mensaje a Alfredo Di Stefano, una vieja gloria madridista y futbolística que recientemente se había marchado. Me impactó, y me hizo reflexionar. Y es que nos pasamos los meses hablando, y venga a hablar, de que el toreo tiene que llegar a la sociedad, que hay ser más imaginativos e inventar nuevas fórmulas, etc. Quizás no haga falta ir tan lejos sino fijarnos en la labor de comunicación de otras actividades.

Aquella tarde de verano pensé en por qué no en su día lució desplegado en Las Ventas un mural parecido, a los pocos días de despedir al maestro Chenel. Un mural que mostrase a nuestra sociedad que la Fiesta está viva más allá de los treinta segundos de protocolo en el informativo. Un mensaje que verían miles de personas que día a día pasan por allí en sus desplazamientos y todos aquellos que se acercan a visitar el coso, que tendrían por un momento una imagen de actividad arraigada y un pequeño acercamiento a los valores que entraña el mundo del toro, uno de ellos el reconocimiento y admiración; el aprender de la sabiduría, valorar a nuestros mayores; el respeto y el cariño por los que tanto han aportado a la Tauromaquia.

El día de ayer debió ser dedicado a colocar o a terminar de fabricar para su colocación lo antes posible, una lona con una imagen que expresase en la medida de lo posible quién ha sido y será el añorado Manzanares y que tan pronto se ha marchado. Y que lo viese todo el mundo, que parece que nos da vergüenza... Pero no, ni tan siquiera en Las Ventas estaban las banderas a media asta. Que por cierto, no debieran ondear, pues otro recuerdo de mi infancia es verlas sólo los días de festejo. Otra parte del ritual y de la idiosincrasia de la plaza que esos políticos de la Comunidad de Madrid se cargaron apelando a tema de edificios de propiedad pública.

También es sonado y reivindicado en el mundo del toro, que en muchos aspectos necesitamos dar facilidades. Sí, facilitar el acceso de toda la sociedad con los precios, facilitar la venta, la renovación de abono, etc. Definitivamente, si queremos que los medios nos den un trato más común, el que merecemos como segundo espectáculo y el que más IVA cultural aporta, también debemos de dar facilidades. La necesidad de lo que tantas veces se está repitiendo, un ente, un organismo de trabajo efectivo que difunda y defienda la Tauromaquia, clama al cielo. De sobra sabemos que los medios informativos generalistas y los periodistas de las mesas de tertulia, están como nuestra sociedad: cada día mas destaurinizada. Y cada vez que somos noticia del día, toca lamentarnos de alguna que otra burrada o de comentarios sin el debido respeto que merece la noticia y la propia Tauromaquia.

Pero no aprendemos, y antes de ayer, sabiendo que los periodistas pueden tirar de Wikipedia o fuentes poco fiables y de la escasa videoteca y con poca calidad que se encuentra en Youtube, no habría venido mal enviar una nota de prensa con los datos necesarios para después no tener que resignarnos. Así, un buen trabajo audiovisual hubiese reflejado de manos de un buen conocedor la trayectoria de Manzanares, todo aquello por lo que será recordado y por qué tiene la repercusión que tiene. Los telediarios hicieron lo que pudieron con el montaje de imágenes que con la premura de la noticia pudieron confeccionar, seguramente sin tener del todo claro los datos, pese a contrastar las fechas con los hitos de la biografía de los mejores momentos de cada actuación. Pero no, seguimos igual, y nos quejamos aun pudiendo buscar la solución.

Volviendo al tema del mural, que nadie me diga que taparía parte de la fachada de un edificio declarado patrimonio arquitectónico o cultural, pues su propia puerta principal, la Puerta de Madrid, ha estado tapada durante años en los meses navideños por un "puñao de parné" que dejaba el espectáculo circense. Y ojo, que soy partidario de que a la plaza se la saque partido fuera de temporada y se aproveche para el bien de sus propietarios, que a la postre no dejamos de ser todos los madrileños. Pero ayer por la tarde, ni banderas a media asta ni mural que valga; en Las Ventas han descubierto un negocio mejor que el del circo y su carpa: estaban probando una macropantalla electrónica publicitaria que hace de recibidor en el acceso al nuevo Teatro Ruedo Las Ventas, que a simple vista, parece estar casi listo.

Se conoce que estos empresarios van por delante, siendo previsores a lo que puede avecinarse en unos años, en vez de luchar por mantener la razón de ser del coso. Poco a poco da la sensación de que hay que adaptarse y tiran la toalla. ¿Cómo no va a haber complejo en los medios o en la sociedad al tratar el tema de los toros, si da la sensación de que los que más provecho sacan de la Fiesta parecen ir desmarcándose de su defensa?

Pero qué vamos a esperar, si ante una fuente de afición y de relevo generacional como la Venta de El Batán redactan una lista de excusas superfluas. Como si nos diese vergüenza enseñar el toro. Al menos, parece que negarse en rotundo, diciendo la verdad, que no es ni más ni menos, que no querer críticas ni escándalos con la presentación del ganado, sí . Sí, les da vergüenza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.