www.purezayemocion.com

Sevilla

Sin toro nada tiene importancia

Cuando los novillotes de esta tarde, desarrollan además una flojedad manifiesta y un descaste total, se da la causa por la que la Fiesta está en una crisis más que preocupante. Son estos toreros los que propician la decadencia del espectáculo.

domingo 19 de abril de 2015, 00:34h

Porque cuando se anuncia una corrida de toros y los aficionados pagamos por una corrida de toros y van saliendo por chiqueros seis animalejos sin trapío, desarmónicos, algunos sin cara y otros sospechosamente astigordos, es cuando los aficionados decimos que “sin toro nada tiene importancia”. Los toreros ya pueden hacer lo que quieran o puedan, pero si el presunto enemigo no responde ni a su morfología ni a su condición de bravo, esta Fiesta se convierte en algo completamente desnaturalizado y, por supuesto, en una manipulación completa.

La presidenta de esta tarde aprende su oficio en la cétedra-callejón de Olivenza. Es gustosa de codearse con taurinos de todo género y condición. Estamos completamente convencidos de su absoluta honradez taurina. Aún aprobando esta tarde seis animaletes anovillados, aún manteniendo en el ruedo novillotes inútiles para su lidia, aún permitiendo una y otra vez una suerte de varas antirreglamentaria y aún regalando orejas verbeneras, aún degenerando la categoría de la plaza.

Por ello, cuando los novillotes de esta tarde, desarrollan una flojedad manifiesta y descaste total, cualidades negativas que gustan a Ponce, Manzanares y Lama de Góngora, es la causa por la que la Fiesta está en una crisis más que preocupante. Son estos toreros los que propician la decadencia del espectáculo.
Lo de esta tarde ha sido una auténtica vergüenza que nadie se va a preocupar en denunciar. Leeremos en las crónicas el autobombo a Manzanares y justificaciones peregrinas a Ponce y al toricantano Lama de Góngora.

Casi ningún “cartonero” convidado de la empresa denunciará nada. Nadie se ocupará de criticar a empresa, ganadero, toreros y presidenta. Todo será muy “leve” y procurando no molestar demasiado.

Mientras más callan, más se degenera la Fiesta.


Sevilla. Plaza de toros de la Maestranza. Sexta de abono. Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés (3º y 4º) para Enrique Ponce: silencio y silencio. José María Manzanares: oreja tras aviso y oreja con petición de la segunda. Lama de Góngora, que tomó la alternativa: saludos y silencio. Lama de Góngora tomó la alternativa con "Amante", nº 35, negro mulato, de 532 kilos y nacido en agosto de 2010. Saludó Curro Robles por su forma de banderillear al primero. Curro Javier y Luis Blázquez también saludaron tras banderillear al quinto. Entrada: Lleno de "No hay billetes".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

2 comentarios