www.purezayemocion.com

"De capa, mosqueado", de José Vega

Foto: Álvaro Marcos para Las-Ventas.com
Foto: Álvaro Marcos para Las-Ventas.com

La potencia sin control no sirve de nada

El torear, además de más o menos arte, necesita de concepto, de programación mental. En definitiva de intelecto. No tomar decisiones correctas dejándose guiar por el ansia, porque puede y suele, dar al traste con cualquier esperanzas de éxito.

miércoles 13 de mayo de 2015, 11:41h
Permítanme que me apropie del famoso eslogan que popularizó la compañía Pirelli, para titular este breve apunte sobre los dos últimos festejos de la Feria de San Isidro.

Y es que han pasado ante mis ojos situaciones que hacen afianzarme en mis creencias de que torear, la Tauromaquia, además del mero acto de criar un toro para que unos aguerridos hombres intenten esquivar, con más o menos arte, necesita de concepto, de programación mental. En definitiva, de intelecto. No tomar decisiones correctas dejándose guiar por el ansia, por las ganas, por la bisoñez del "yo puedo con esto", puede y suele, dar al traste con cualquier esperanzas de éxito.

Comienzo con la novillada del pasado lunes. Pude ver como un novillero, Gonzalo Caballero demostró que valor le sobra para darnos a todos los que escribimos desde la distancia de los pitones, pero también que necesita controlar, medir o cuantificar el toreo para ponerse delante de un toro y planificar sus faenas. El impacto es necesario pero tiene que ser mediante el toreo, porque no recuerdo, y si es así corríjanme, que Don Tancredo, por ejemplo, saliera alguna vez por la Puerta Grande de Madrid. Y no comparo las personas ni el personaje, ni la actividad, nada más lejos, pero sí me sirve para pedir a Caballero que el toreo es el que hace recordar a los toreros, mientras el tremendismo convierte el recuerdo y las anotaciones en los libros de historia del toreo, en efímeros.

Respecto a los otros dos novilleros. Fernando Rey, tiene cabeza para el control y potencia para llegar donde quiera pero me gustaría que fuera él mismo, que no "quiera ser como", ganaría muchos enteros. Y Espada..., el caso da un giro de 180°. Demasiado control, y cero potencia. Pero lo que más me asusta son los criterios de control, ya que parece que lo que controla es lo que queda de temporada como si ya tuviera la suficiente fuerza para hacerlo, y así a Madrid, no se puede venir porque se nota.

En cuanto a la corrida tan esperada de Pedraza de Yeltes los coletas también me parecieron faltos de criterios para obtener el éxito. Tan sólo Paco Ureña en la faena del segundo toro tuvo claro lo que quería conseguir. Tenía claro el coste que suponía el arrimón frente a un toro de una ganadería en la que se selecciona en base a la casta, y eso amigos, sí es un arrimón. Lo es porque andas en el filo, en cada pase aprietas el gatillo jugando a la ruleta rusa deseando que no sea el que detona, y Paco jugaba consciente de su última tarde hasta que una "bala" salió furiosa y le dio de refilón, menos mal, porque donde apuntaba era certera.

Del Álamo cuenta con el favor de Madrid. Aprovéchalo Juan, que tenemos más cambios de humor que una novia en sus días fértiles. Pero aprovechalo bien, controla, define y torea, no des pases, torea Juan que tienes potencia que controlar para conseguir lo que quieras. Permíteme que te pida que imprimas arte, no te mecanices, porque esos toreros jamás nos harán tener ese escalofrío que sube por el espinazo cuando se torea con sentimiento. No te confíes de Madrid, que si hoy hace sol, viene el aire de Toledo y lo vemos todos muy negro.

A Castaño le hace falta un toro potente, su control reside en enfrentarse a eso, y si no lo tiene delante se le ve perdido y desconcertado, no es Javier...Lo que si tengo que echar en cara a los tres toreros de ayer es de no controlar (o quizá hacerlo demasiado), las Suertes de Varas. Ayer, menos al tercero, se masacró a los animales en los caballos, y lo curioso es que viendo como se sucedía la tarde, siguieron consintiendolo.

Y he dejado para la última reflexión a los toros. El Parralejo, una de las ganaderías de encaste Domecq que me ilusiona, que me gusta, que la espero... Pedraza de Yeltes, de los hierros que animan, que llaman, que vienen precedidos de grandes éxitos por tierras galas. No se qué sucede con este tipo de ganaderías que lo que todo son éxitos fuera de Madrid, se convierten en desencantos cuando pisan el ruedo venteño. Pueden decirme que vienen sacados de tipo... Yo, errado o no, tengo mi teoría ante esa premisa. A Madrid se viene con el toro que demanda Madrid. Ya no me vale lo del "Toro Grande", porque estamos viendo como desde hace tres temporadas se está empezando a moderar ese discurso (¡bienvenido sea por Dios!). Se ven como hay toros con 504 kilos como el día de El Cortijillo que levantan aplausos, así que eso no me vale. Pero sí que los ganaderos tengan el control de su ganadería, y si no tienen toros o novillos por reata con las suficientes garantías para acudir a la Feria de San Isidro, que rechacen humildemente el encargo. Si El Parralejo no tiene novillos de nota pero con el trapío necesario para venir a Madrid, no se puede presentar así. Pedraza de Yeltes, no vale lo del toro grandón, porque los buenos de esta casa salen así, pero sí que pediría a los ganaderos charros, que si los de nota los llevan a Francia, también se planteen venir a Madrid con "lo que sea, a ver que sale". A San Isidro hay que venir con lo mejor, y si no lo tienes, aventuras y azares mejor en el campo, o en las calles. Eso sí, decir a su favor que la corrida, excepto el tercero, fue masacrada en varas con el consentimiento de todos, un flaco favor denunciable, al menos desde estas líneas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • La potencia sin control no sirve de nada

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    141 | jose - 14/05/2015 @ 08:20:39 (GMT+1)
    Totalmente de acuerdo con el análisis de Gonzalo Caballero. Tiene que mejorar mucho a la hora de medir tiempos, conocer al toro, componer faenas etc, pero no nos olvidemos que ni siquiera ha llegado a tomar la alternativa.
    Caballero tiene materia prima para poder llegar a ser alguien importante en el mundo del toro, principalmente valor, toreo con verdad, profundidad y una estética que se le adivina, pero necesita a alguien que le sepa llevar, que le enseñe y le guíe, tiempo y muchas corridas.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.