www.purezayemocion.com
Cuatro novillos de nota en Villaseca de la Sagra: 4 de 4

Cuatro novillos de nota en Villaseca de la Sagra: 4 de 4

viernes 05 de diciembre de 2014, 18:08h
Hoy: "Asturdero", número 29, de Moreno de Silva - Lidiado por Borja Jiménez
Última entrega de los novillos destacables en Villaseca.

"Asturdero", número 29, de Moreno de Silva - Lidiado por Borja Jiménez

La novillada de encastes, que conmemoraba el decimoquinto aniversario del certamen, abrió con un Partido de Resina de bella estampa, que los tendidos ovacionaron de salida y que resultó encastado, con sus complicaciones. Pero lo mejor vino en segundo lugar, cuando salió el temido Saltillo, el veintinueve, que fue la sorpresa especialmente para los profesionales que con recelo lo rehuían de entre las bolitas del sombrero. Aún así, también se escuchaba alguna voz sabía que con acierto apostaba a que en esas hechuras entipadas que presentaba, el novillo podía salir bueno. Y así resultó, además tuvo la suerte de encontrarse con un novillero que goza de una gran técnica, el sevillano Borja Jiménez, que ya en el recibo capotero lo lanceó templado a la verónica. Lo dejó bien

puesto en suerte, a distancia del caballo, para que se viese el novillo, que recibió una vara trasera, en la que cumplió, pero con la cara alta y en la que apenas se le pegó, lo justito. A la verónica instrumentó Borja Jiménez un gran quite, rematado con dos buenas medias: algo importante se avecinaba. Tras mostrarse reservón ante los garapulleros, a los que después hizo hilo con pies, inició la faena en los mismos medios, con la muleta montada en la diestra, cogiéndole el aire al saltillo enseguida, con gran facilidad, con conocimiento. El animal humillaba muchísimo, y su embestida era despaciosa, templada. Borja supo darle los muletazos medidos, sin dejar que la enganchase, llevándolo a su altura y a su ritmo, y sobre todo sin abusar del numero de pases por tanda, dos o tres y el de pecho, siempre cruzado o al hilo, nunca fuera, y sin brusquedad alguna, sin toques, citando únicamente con los vuelos y presentándosela puesta cada vez que le repetía. Lentos fueron los naturales, de buen trazo y se adornó con torería en los remates. Supo ver bien la intensidad de la faena, midiéndola, finalizando al natural, sacándolos uno a uno. Le funciona la cabeza y supo aprovechar y cuajar un novillo extraordinario para la muleta que le diese lo que pedía. Vendió "Asturdero" cara su vida, tras un pinchazo hondo en buen sitio, hubo que descabellar ante su dureza de patas. Dos orejas paseó el rubio, el novillero de Espartinas y el cárdeno fue antes despedido con una merecida ovación de los tendidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios