www.purezayemocion.com
Toro de Daniel Ruiz para la corrida de  Morante, El Juli y Talavante - Foto: Torosalicante.es
Ampliar
Toro de Daniel Ruiz para la corrida de Morante, El Juli y Talavante - Foto: Torosalicante.es

Alicante y embriaguez de la Fiesta

El toro y el torero han de impactar por su poder, por su maestría, por su fiereza, por su mando, por su brava nobleza, por su Arte... todo esto nos lo arrebata el postureo del triunfo fácil. Y si exijes intregridad del espectáculo, te llaman incoherente.

viernes 26 de junio de 2015, 11:20h
Un año más, a falta de la corrida del domingo con dos de los toreros que más ambiente han dejado entre los aficionados tras su paso por San Isidro, como son Rafaelillo y Manuel Escribano, y la incertidumbre positiva que transmiten los toros que no son del encaste predominante, está vez los Albaserradas de Adolfo Martín, la Feria de Alicante pasa en el calendario taurino como un desprestigio más hacia el toro y la Tauromaquia. Nula presentación de los astados, la fiesta en los tendidos sin importar lo que ocurra más allá de los pases y pases, sea como fueren o pudieren, de los toreros, y la sensación que han transmitido de que la plaza levantina fuera una fiesta privada con público, una fiesta campera donde se sienten capacitados para hacer y deshacer como el dueño del cortijo.

Esa es a sensación que causa lejos de querer parecer un aficionado "integrista" (que por cierto no sé lo que significa más allá de querer la integridad en la Tauromaquia, no sé si acaso es malo). Porque esta no es la Tauromaquia con la que aprendí a emocionarme y con la que tengo una deuda eterna por haberme transmitido sensaciones únicas de toros con trapío (aún siendo de plaza de segunda y no como los toros de Núñez del Cuvillo del emotivo homenaje al Maestro Manzanares, indignos para una plaza de tercera incluso), con toreros preocupados por torear enseñando los muslos y no escondiéndolos porque sólo les importa el pase de cintura para arriba, ponerse bonito que lo llaman, o retorcerse tanto y bajar la muleta tan exajeradamente, que el toreo se convierte en una mecánica cadena de montaje de pases, sin Arte, sin Alma, e incómodo de presenciar.

Esta Fiesta que nos han mostrado en Alicante es diferente a lo que considero por Tauromaquia. Esa buena concordancia entre toro bravo con casta y fiero frente al maestro, poderoso primero para atemperar las embestidas casi indómitas, y artista después con el animal dominado para hacer el Arte de Torear, no otros sucedáneos del pase. El contexto de la Tauromaquia de hoy ha perdido su poder en pos del triunfo y la fiesta en los tendidos, pero recordemos que la Fiesta acaba, y los excesos la van mermando en su salud y deteriorando la imagen, como el alcohólico que antes "controlaba" porque se lo pasaba bien, pero acaba solo y olvidado, y en el peor de los casos, muerto.

Se debe cuidar el toro, crear una afición alegre (que conste que no quiero decir que hay que ir a los toros como al notario, ¡Dios me libre!), pero que exija el toro con trapío justo y necesario por lo menos, que no permita que los toreros se sientan por encima del bien y del mal, que no se inclinen ante ellos por el mero hecho de tener un nombre, muy bien vendido por publi-reportajes de cierta parte de la, antaño, prensa taurina, hoy publicidad de toreros y empresas.

Esta Tauromaquia a la que vamos es un nuevo conjunto de supuestos triunfos sobre, y a costa, de un toro cada vez más mermado en casta, bravura y, dependiendo de la plaza, de presencia. Y el toro y el torero han de impactar por su poder, por su maestría, por su fiereza, por su mando, por su brava nobleza, por su Arte...todo esto es nuestro y nos lo está arrebatando el postureo del triunfo fácil. El nuevo taurinismo tiende a ver la Fiesta de los Toros como libertinaje en los tendidos y en los ruedos de ciertas plazas y, avalados por cierta prensa taurina, luego, si hay aficionados que exijen integridad del espectáculo, los ven como incoherentes. Aún estamos a tiempo de levantar este grandioso arte, porque con espectáculos como el de Alicante algún día, la alegría de esta Fiesta embriagada se transformará en soledad y abandono. Estamos a tiempo...espero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.