www.purezayemocion.com

Málaga

Sobre la inspiración, la voluntad y el desastre

Inspiración de Morante con un toreo mágico y profundo del que ya no se recuerda, voluntad de Salvador Vega y desastre de Manzanares, muy lejos de su mejor momento. Encierro terciado de Núñez del Cuvillo.

sábado 22 de agosto de 2015, 08:52h

Con el titular que lleva esta crónica se describe perfectamente, a mi parecer, lo acontecido hoy en La Malagueta. Inspiración de Morante porque, aunque el segundo de su lote fuera anovillado, cuando este sentimiento le embarga nos transporta a épocas pretéritas, desarrollando un toreo mágico y profundo del que ya no se recuerda. Voluntad de Salvador Vega, que se ganó la sustitución de nuestro paisano Fortes por méritos propios y hoy lo ha reafirmado con bueno pasajes y alguna tanda muleteril de buen son. Desastre de José Mari Manzanares que, aunque quizá apechugara con el peor lote, no es el diestro que hace unos años yo conocí con mando, poderío y saber llevar a los toros y, lo que es más recordado, un estoqueador de lujo y certero. Quizá la ausencia de su padre, algo muy lógico, le esté pasando factura psicológica y afectanto a su rendimiento profesional.

Morante de la Puebla recibió al primero de Cuvillo por delantales y verónicas con algún enganchón pero bien ajustado. Como el toro no tiene fuerza alguna, el varilarguero se limita a simular la suerte y se cambia el tercio. Entre tanto, quite muy vistoso por tafalleras de Vega. Arranca la faena por la diestra ante un toro con embestida noblona. Por la izquierda lo cita pero el animal protesta perdiendo los trastos el torero y quedándose el animal, posteriormente, parado como un marmolillo por su falta evidente de casta. Vuelve por la derecha y responde nuevamente a trompicones con varios enganchones feos. Ante tal material, Morante decide abreviar y se cobra tres pinchazos, media pescuecera y dos descabellos. En el cuarto cambiaron las tornas y la plaza se vino abajo de felicidad aunque el burel estaba justo de todo. Recibe con verónicas ajustadísimas cargando la suerte, algo que se agradece. Morante lo ve aunque hay que llevarlo muy cuidado, de ahí que la suerte en varas se vuelva a simular. A la salida del caballo le hace un quite de ensueño por chicuelinas a lo que Salvador responde por delantales. La plaza es un clamor. Inicia sentado en el estribo una faena con ayudados por alto con un regusto para enmarcar, continuando por la derecha en una tanda para el pellizco en el estómago. Por la izquierda lo lleva muy toreado suavemente para no someterlo y que no se caiga. En tablas, hay una serie de redondos de lo mejor de la feria, con la suerte cargada y coronando con un molinete final de cartel. Estocada tendida para finalizar la labor.

Salvador Vega recibe a su primero rodilla en tierra, muy torero. Aunque en el primer puyazo el toro mete algo de riñones evidencia falta de fuerza. El mismo matador ejecuta a la salida del peto un quite por chicuelinas muy bien rematado. Vistoso tercio de banderillas aplaudido por el respetable, y a continuación el torero brinda al público la faena, iniciándola en los medios por la derecha. Toro con motor y fijeza acabando la tanda con un buen pase de pecho con la siniestra. Sigue con la derecha y ejecuta una serie muy ajustada con un magnífico cambio de mano. Por la izquierda el animal protesta algo aunque le arranca muletazos de bella factura aguantandole las coladas del toro. Estocada algo tendida pero fulminante. El quinto ha sido un toro protestón y sin fuerzas en todos los tercios. Inicia la faena con doblones por bajo a lo que el cornúpeta expresa su desacuerdo con sonoros berridos. Por la derecha embiste con la cara alta, y el torero no logra el acople. Faena sin lucimiento por aburrimiento de ambas partes.

El cuarto de tarde, para Manzanares, al igual que sus hermanos es tratado con mimo y llevado suavemente en varas, llegando un tanto parado al final. El alicantino inicia por la derecha sin transmitir nada. Le acorta la embestida a mitad del muletazo, lo que resta emoción y hace que el toro suelte un gañafón al final de cada pase, que a punto está de costarle un serio disgusto a José Mari. Faena sosa y fea. El que cierra plaza es un toro regordío que está a un par de meses del matadero. Soso, parado, sin fuerzas, sin fijeza y con la apariencia de saber muy bien dónde iba. Inicia intentando sacar al toro de la querencia. Por la derecha no hay acople alguno. Como no hay ajuste ni colocación en lugar de llevarlo toreado sufre varios enganchones. Por la izquierda va andando y decide porfiar por la derecha. Ante las protestas del respetable va por la espada cobrando media tendida fulminante.


Málaga. Plaza de Toros de La Malagueta. 6ª de Abono. Casi lleno en tarde soleada y muy calurosa. Toros de Núñez del Cuvillo terciados y justos de presentación, anovillados. Morante de la Puebla: brona tras aviso y oreja. Salvador Vega: oreja y palmas tras aviso. José María Manzanares: ovación y silencio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios