www.purezayemocion.com

Tordesillas (Valladolid)

Triunfan Gerardo Rivera y Maldonado en Tordesillas y cogida a Alejandro Marcos

Triunfan Gerardo Rivera y Maldonado en Tordesillas y cogida a Alejandro Marcos

Gusto, arrojo y valor del mexicano Gerardo Rivera.

jueves 17 de septiembre de 2015, 08:30h

Los novilleros Gerardo Rivera, con tres orejas en su lote y Ricardo Maldonado con dos en el suyo han triunfado en la novillada con picadores celebrada hoy con motivo de las Fiestas patronales de Tordesillas. El salmantino Alejandro Marcos fue cogido feamente cuando intentaba matar al primero de su lote, prendiéndole el novillo y girándolo en el aire, cayendo de muy mala manera al suelo y perdiendo el conocimiento. Con la taleguilla y el pantalón rasgado, conmocionado fue llevado por las asistencias a la enfermería de la plaza donde fue atendido. La emoción en la plaza se sintió abiertamente cuando con premura lo introdujeron en la enfermería. El diestro presentaba una fuerte conmoción cerebral por lo que los galenos ordenaron su traslado al Hospital de Valladolid para la realización de un Tac y ver el alcance de la lesión. Por suerte no tenía cornada el salmantino.

La cogida se produjo por excesiva confianza del torero. Había toreado un novillo que se vencía ostensiblemente por el pitón izquierdo, intentándolo por abajo pero no pudo hacer faena importante pese a sus deseos por agradar y colocarse tranquilamente ante el de Pío Tabernero, un ejemplar manso y peligroso, el peor del encierro con diferencia. Poco más que aliñar pudo hacerle el salmantino aquejado también, como sus compañeros, del viento que descubría. Pinchó sin soltar arriba y logró un segundo pinchazo, pero cuando se disponía se nuevo a entrar a matar, el toro se le arrancó y le cogió de mala manera. Un momento de zozobra el vivido cuando el público apreció que tras el golpetazo contra el suelo, el muchacho estaba inconsciente. Tan solo recuerdo una media verónica con el capote, muy ceñida y aplaudida por el respetable.

Ricardo Maldonado, como director de lidia, hubo de pasaportar a este ejemplar, recibiendo aplausos la cuadrilla de Alejandro Marcos.

Quien hoy ha toreado en Tordesillas con gusto, arrojo y valor ha sido el mexicano Gerardo Rivera quien brindó su segundo toro al “Taru”, encargado de los encierros este año, pues el primero lo hizo al público tordesillano.

Gerardo Rivera que además banderilleó con cierta soltura a sus dos enemigos dando un alarde de facultades físicas, empezó de rodillas su faena al segundo de la tarde, mostrando la cara más amable y más templada de su toreo ante el castaño de Pío Tabernero que tuvo brava condición. Estuvo muy bien con ambas manos, logrando una estocada entera que despachó al ejemplar, aplaudido en el arrastre.

Ante el quinto de la tarde que picó entre aplausos el varilarguero local Javi Bastida le hizo un quite algo apurado por la codicia del novillo que le achuchó dándole un pequeño golpe en la espalda,aunque no le impidió por raza y torería, banderillear sin una sola queja. Luego lo toreó por la derecha con formas muy toreras y con una media en el sitio y dos golpes de descabello, recibió una oreja.

Ricardo Maldonado que en esta ocasión tuvo que matar tres novillos por la cogida de Alejandro Marcos pechó con un lote mitad y mitad. El castaño primero no le dejó lucimiento y el que cerraba plaza, el más bravo de todos al que una ostensible flojedad no le permitió desplazarse con la codicia que mostraba y que fue pitado para que lo devolvieran en varios momentos de su lidia. Ricardo se fajó con él y descubrió el pitón izquierdo del toro en la última parte de su faena, pero no obstante logró algunos pasajes de cierta gracia y torería. Una estocada entera, hasta la bola, produjo en el animal una muerte de bravo, sobre todo tras no acertar con la puntilla y levantarse el animal cuando ya estaba echado. Aplaudido el toro en el arrstre, Maldonado fue premiado con las dos orejas del ejemplar.

En resumen, una novillada cuajada, seria y con romana de Pío Tabernero con tres toros bravos y encastados y otros tres con poca fuerza para el triunfo incontestable de Gerardo Rivera, la desgracia de Alejandro Marcos, un pedazo de torero de elegancia y sentimiento al que hoy no hemos podido ver en sus salsa, y Ricardo Maldonado, serio y asentado el torero de Valladolid, merecedores los tres de más oportunidades en el circuito de novilleros. Y que no se me olvide, estupenda la lidia de Mario Campillo en el primero, la vara de Bastida y un par de banderillas de Suso con cierta gracia torera.



Tordesillas (Valladolid). Novillos de Pío Tabernero de Vilvis para Ricardo Maldonado: ovación, vuelta al ruedo y dos orejas en el que mató por Alejandro Marcos. Gerardo Rivera: dos orejas y oreja. Alejandro Marcos: cogido por el tercero al entrar a matar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios