www.purezayemocion.com
El despertar de una afición: Juan Montero y “Pedrés”

El despertar de una afición: Juan Montero y “Pedrés”

Ambos consiguieron revolucionar Albacete, sus mercados, sus calles, sus tabernas, sus peluquerías. Era tal el fanatismo hacia estos toreros que la ciudad se dividía entre “Monteristas” y “Pedresistas”.

miércoles 21 de octubre de 2015, 19:09h
Que Albacete siempre ha sido tierra de toros y toreros es algo que la historia ya ha demostrado. Pero cuando un terremoto taurino sacudió esta ciudad, sumida en una dura post-guerra, fue comenzando los años 50 del siglo pasado. Irrumpen con fuerza tres toreros humildes, forjados en las talanqueras, en las duras capeas de los pueblos de la sierra albaceteña, en el hambre, en el esfuerzo y en la afición y una vocación sin límites. Nacen héroes del pueblo: Juan Montero, Pedro Martínez “Pedrés” y Manuel Jiménez “Chicuelo II”. Sobre todo los dos primeros consiguieron revolucionar la ciudad, sus mercados, sus calles, sus tabernas, sus peluquerías. Y encienden la ilusión a todo Albacete y, por qué no decirlo, a toda una provincia. Siendo “Chicuelo II”, por decirlo de alguna manera, marginado por una parte de la sociedad taurina durante sus comienzos al contrario que sus dos paisanos, que levantaron pasiones desde el primer instante. Era tal el fanatismo hacia estos toreros que la ciudad de Albacete se dividía entre “Monteristas” y “Pedresistas”.

El 21 de agosto de 1949 Juan Montero se presentó en Albacete en una novillada sin picadores, aunque no sería hasta el verano de 1950 cuando comienza el camino triunfal de ambos. El día de San Juan en Albacete Juan Montero cortó una oreja, le sacaron a hombros y empezó a dar que hablar. Tan sólo ocho días después, “Pedrés” se presentaba en Albacete en una novillada, llegando a cortar dos orejas, el rabo y dos patas, saliendo también en volandas de la plaza. Comenzó a hablarse de los dos toreros y la afición a interesarse por el dúo. El 18 del mes siguiente se preparó una novillada en la que compartieron terna junto a “Rayito”. El triunfo fue rotundo con una pasión en los tendidos que hizo presumir con serias razones en el éxito de la combinación, que ya desde ese momento se haría popular en toda España.

Al año siguiente comenzaron la temporada por plazas importantes de España, sin llegar a cuajar ninguna tarde. La mala racha la rompieron el 3 de julio en La Roda (Albacete), donde consiguieron salir hombros. Terminaron la campaña con más de 30 novilladas. La afición española estaba ansiosa por ver a ambos toreros en Madrid, y tal hecho se produjo el 8 de junio de 1952. Hubo tanta expectación que días antes se acabaron los boletos, elevándose a un cuarenta por ciento su precio normal. La tarde resultó triunfal, contentando a los asistentes al festejo y llenándolos de ilusión ante el futuro de la fiesta.

Eso los catapultó, sumando 60 novilladas Montero y 51 “Pedrés”. Ese mismo año “Pedrés” tomó la alternativa en Valencia, el 12 de Octubre de 1.952, de manos de El Litri, con reses de Sánchez Cobaleda, con balance de cuatro orejas y un rabo. Al comienzo de la temporada siguiente la tomaría Montero en la capital del Turia, al igual que su paisano: un 18 de marzo, dándosela Julio Aparicio y como testigo el mismo “Pedrés”. Juan Montero toreó el año de su alternativa 25 corridas, sufriendo en Murcia una cornada que le marcó negativamente durante toda su carrera, no llegando a superar más la veintena de corridas en una misma temporada. “Pedrés” se colocó en la cabeza del escalafón ese año, toreando 48 corridas. Como matadores de toros sus caminos fueron separándose. Juan Montero muy condicionado por su gravísima cornada y “Pedrés”, apoderado por Camará, se había buscado otro rival de tardes, Jumillano, con el que rivalizó en numerosos festejos de la época.

En 1955 “Pedrés” se retiró de los ruedos. Cinco años más tarde volvió a los cosos de España, Francia y Latinoamérica, toreando 48 corridas en la temporada de su reaparición. El de 1963 fue su año, fraguó una de sus faenas más importantes en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. No había comenzado todavía la feria de Farolillos y Pedro acudió en sustitución de Jaime Ostos. Con un toro de Urquijo consiguió un triunfo que le haría firmar 80 contratos esa temporada. Por aquel entonces, Montero toreó una sola corrida. Ya en decadencia, vivía años distintos a los de su época dorada de novillero.

Juan Montero fue un torero hondo, resultante del sentimiento y del cerebro. Juan vivía en torero, su toreo no sólo se asentaba en la estética, sino en el dominio y en el riesgo; todo ello en su justo equilibrio, que es donde radica la Tauromaquia moderna. Conocido como un catedrático del toreo, maestro de maestros, que no fue acompañado por la suerte. Se cortó la coleta el 28 de agosto de 1969, en la localidad albaceteña de Casas Ibáñez. Falleció el 8 de agosto de 1971 en un accidente de tráfico cuando se dirigía a un tentadero.

Pedro Martínez “Pedrés” como torero sufría mucho con el capote. Siempre estaba deseando llegar al último tercio, donde mostraba su dominio y arte. Un torero de corte clásico, con mucho valor, así como su toreo, de verdad, dominando los terrenos del toro, inventando el pase de la “pedresina”, pase para valientes por la espalda. Tras su retirada en 1955, se cortaría la coleta de manera definitiva el 1 de octubre de 1965 en Hellín (Albacete), alternando con Paco Camino y El Cordobés. Actualmente posee una ganadería en Salamanca.

Hoy, 65 años después de ese verano del 50, en Albacete todavía la gente habla y sabe quién es y fueron Montero y “Pedrés”. Posiblemente, los causantes de que hoy en día Albacete sea una ciudad con mucha afición y sabor taurino, y que en aquellos tiempos tras su revolución social, consiguieran que Albacete diera toreros como Abelardo Vergara o José Gómez Cabañero. Sus méritos sean probablamente que se respire ese sabor añejo en las tertulias de los bares de la ciudad, como en los corrillos de los alrededores de la plaza. Crearon tal afición, consiguiendo que se pase de generación en generación, como hizo mi abuelo con mi padre, y mi padre conmigo y espero, que algún día pueda transmitarle yo a mis hijos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.