www.purezayemocion.com

Olvido o reflexión si queremos mantener la Fiesta

domingo 28 de septiembre de 2014, 17:38h
Aquí nada se protesta, todo se traga enterito y así nos va


Tarde para el olvido o quizás para la reflexión, pues si queremos mantener la Fiesta, avivarla aun si cabe, crear afición y hacer que todo esto interese, no cabe absoluta duda de que este no es el camino.Pena da ver a una plaza con la identidad perdida. Una afición que no es capaz de alzar la voz e imponerse ante nada, que ovaciona a picadores por no picar, a los toreros por destorear y que en cambio, no alcanza a ver cuatro buenas verónicas templadas y de mano baja. Una afición condenada a tragarse todo aquello que salga por los chiqueros, aunque un día de estos salga un toro sentado en una silla de ruedas. Aquí nada se protesta, todo se traga enterito y así nos va.

Tras el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en recuerdo a Francisco Rivera "Paquirri".

"Esaborio" se llamó el primero. Negro, de 538 kilos y nacido en julio de 2010. Pepe Moral lo recibe bien a la verónica, intercalando alguna chicuelina de compás abierto. Simulacro de suerte de varas en las que dos picotazos sin empuje, sirven para escuchar las primeras palmas. Quita Del Álamo con dos chicuelinas y una media de remate sin que aquello cale en los fríos y vacíos tendidos. Ya en banderillas, se la labor de la cuadrilla de Moral resultó aseada. Se fue a los medios el torero, para brindar a un respetable que tiene el respeto perdido desde hace años. En ese terreno comenzó la faena sobre la mano derecha. Sin probaturas, pues tampoco había nada que probar. Surge algún redondo de buena fractura, echándole delante la muleta y bajando la mano. Sonó la música después de la cuarta tanda, ya con la mano izquierda, aun sabiendo todos que aquello no duraría. El toro es noble al igual que todos sus hermanos, pero no lleva dentro absolutamente nada digno de destacar en lo que debemos llamar un toro bravo. Tras tres pinchazos arriba, dejo una estocada algo trasera perfilándose en la suerte natural. División de opiniones en el arrastre y saludos desde el tercio.

El segundo se llamo "Renacuajo", negro y con 541 kilos en la tablilla. Era guapo y montado arriba. Lo recibe por verónicas Juan Del Álamo en la que destaca la tercera por el pitón derecho. Dos picotazos traseros tapando salida cubren el tercio de varas que de nuevo es aplaudido. Va Galván a ejercer su derecho a quites, y ejecuta tres chicuelinas. Después de las banderillas, no había fuerzas para mucho más en el toro de la casa Matilla. Del Álamo se lo llevó a los medios y da una tercera tanda con verdad por el pitón derecho, pero "Renacuajo" cuando se vio podido cantó la gallina y nos enseñó a todos su vacío de bravura y casta. Estocada arriba al encuentro en la suerte pero cayó muy contraria. El toro dobló en los terrenos del 12. Pitos en el arrastre y palmas al matador

Magníficas resultaron las verónicas de David Galván al tercero aunque Sevilla (que tanto sabe del toreo a la verónica), esta vez no supiera verlo. "Boticario", castaño y de 565 kilos de peso, quiso los vuelos por abajo. La lidia, puro tramite. Análisis en varas y capotes arriba en banderillas. Hay que cuidar al invalido. Estético toreo de Galvan a un desinflado toro. En la suerte natural dejó una estocada en la que salió desarmado de la suerte y nada mas, otro capitulo para el olvido. Una vez más, pitos en el arrastre y leves palmas al matador.

Con media tarde echada, salía el segundo de Pepe Moral, "Carcebrio", con sus 568 kilos. Verónicas sin mucha historia a un toro que ni humillaba ni se desplazaba, y al que se le dio un picotazo romaneando el peto. Todo en varas es puro simulacro y tramite. Alarmante era que un toro sin humillar se cayese y mansease buscando las tablas. En el inicio de faena, el toro no cambió su condición de poco humillador, e iba siempre con la cara por encima de estaquillador y punteando al final de cada muletazo. Se termina de rajar en el toreo al natural, incluso llegando a lazar patadas a la muleta. Prosigue el torero por la derecha hasta ganarse en la voz de un espectador un "Pepe no seas mas coñazo". La estocada puso punto y final al triste capitulo. Los tendidos aquí se enfadaron algo más y le dedicaron bronca al toro en el arrastre y silencio para el torero.

El toro mas guapo de la tarde se llamo "Despenso", de color castaño y con 616 kilos de peso. Ninguno ha rematado en tablas de salida, pero es que este patea el burladero. A la larga cambiada por el pitón izquierdo, le sigue un ramillete de verónicas. Se derrumba el toro y la Fiesta, porque Despenso ya tiene abierta la boca. En el caballo, se desploma bajo el peto y no se le hace sangre ni para un análisis. La plaza calla. Quite de David Galván a pies juntos por verónicas y revolera en la que de nuevo rueda el toro como si de una pelota se tratase. Brindis al publico. Se agradece por paciente y callado. Manso, sin codicia y sin fuerzas vuelve a rodar el toro. Prosigue su matador con algunos redondos de buena intención, animoso pero no hay material para el lucimiento. Pinchazo en terrenos del diez y estocada atravesada al encuentro. Pitos en el arrastre y silencio

A estas horas, todos queríamos que aquello acabara pronto. Salió "Veraneante". Un cinqueño negro de 578 kilos que destacó poco en los primeros tercios, a excepción de un buen par de Álvaro Núñez. Apretaba el toro para los terrenos de tablas. La suerte de varas volvió a brillar por su ausencia. Es el más encastadito de la tarde, o mejor dicho, el único con algo de casta. Ya en la muleta surge un desarme en segunda tanda al iniciar un pase de pecho. "Veraneante" lo quería todo por abajo y dándole sitio. Así mismo, eché de menos haber visto a este toro en los medios. Galván se pegó un arrimón y ejecutó manoletinas para cerrar la faena y la tarde. Montó la espada y atacó en la suerte natural en terrenos del tres para pinchar arriba. Se perfila de nuevo en idéntico terreno, atracándose de toro y saliendo tropezado de la suerte. Aviso. Leves palmas arrastre y ovación con saludos para el diestro.

Sevilla, 27 de septiembre. 1º de la Feria de San Miguel. Apenas un tercio de entrada en tarde nublada, agradable de temperatura y sin viento. Se lidiaron toros de los Hermanos García Jiménez y el primero de Olga Jiménez, ambos hierros de encaste Domecq. Bien presentados, noblotes y sin fuerza, casta ni bravura. Pepe Moral: saludos y silencio. Juan Del Álamo: palmas y silencio. David Galván: palmas y ovación.

Noticias Relacionadas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios