www.purezayemocion.com

Lima (Perú)

Los de La Quinta exigían el carné
Ampliar

Los de La Quinta exigían el carné

Diego Urdiales, el único con "documentación".

lunes 23 de noviembre de 2015, 12:24h

El único que pareció poseer la documentación en regla fue Diego Urdiales, que demostró más oficio y entrega en su primer bravucón y en su segundo gazapón. En cambio a sus compañeros de terna les debió faltar mucha documentación. El peruano Juan Carlos Cubas, parecía un novato. No obstante, lleva tiempo alternativado con toreo pueblerino y sin oficio ni beneficio. Por su parte, Daniel Luque parecía tener caduco el carné, pues ya lleva muchos años que en Acho no se le da las ganas de ejercer el oficio de toreo.

Diego Urdiales es un torero que marca la diferencia desde que hace el paseíllo. En el primero de la tarde, terciadito y anovillado lo recibe con capotazos deslucidos. Entra al caballo al relance, picotacito tras el cual cerdea. Quita al toro por delantales y buena media. Se escucha un acertado bocinazo: “Señor juez: en Plaza de Primera, por lo menos dos entradas al caballo por reglamento”. Con la muleta por la derecha el toro protesta con sus embestidas. Por la izquierda se acuesta. No termina de trasmitir en sus embestidas. Cuando Urdiales intenta torearlo lo hace fuera de cacho y metiendo pico al deslucido novillo. Silencio tras la muerte del toro.

En el cuarto, un toro con pinta y pitones al que Urdiales no consigue fijar con el capote. Simulacro de suertes de varas; herradero; banderillas a toro pasado de Dennis Castillo, al que obligan a desmonterarse desmerecidamente en nuestro concepto. Doblones de tanteo y al centro como mandan los cánones, buena tanda de derechazos ligando a un toro que no termina de entregarse, lo cambia a terrenos cercanos al tercio y el toro termina gazapón, muletazos de castigo que lo preparan para luego entrar a matar cuarteando. Silencio.

Juan Carlos Cubas recibe al segundo con lucidos capotazos por ambos pitones. Entra al caballo de cualquier forma para recibir un leve pinchazo. Quite con chicuelinas y deslucida media. El morlaco se duele en banderillas lo lleva al centro con doblones que más parecen manguerasos. Lo que viene luego, una lección de destoreo: fuera de cacho aprovechando el viaje del toro, sin mando alguno, toreando con la barriga, naturales con el pico; en suma un toreo sin estructura y descafeinado. Doblones que no termina de hilvanar con la suerte de matar, bajonazo saliéndose de la suerte. Ovación al toro que se fue sin conocer el toreo y con una oreja menos inmerecidamente.

Al quinto con cara de vaca le propina mantazos de recibo, entra al caballo de lejos y cerdea; lo vuelven a poner en suerte gracias a exigencias del Tendido 10. Muletazos de inicio sin oficio y mando que terminan estrellando al toro en la muleta. Todo un desastre de toreo, fuera de cacho y sin recursos. La música que suena no sabemos en honor a qué. Hubo más toro que torero. Estocada atravesada y sale huyendo. Pitos. Aplausos al toro en el arrastre.

El tercero de la tarde que humilló en todo momento puso en aprietos a Daniel Luque con el capote, dado que se revolvía pronto y exigía mando. Pésima puesta en suerte al montado de reserva. Entra nuevamente al otro caballo para recibir un picotacito de pantomima. Intenta con naturales que no liga; con la derecha torea con mano alta. Por citar con el pico, el toro elige el bulto, y casi lo prende. Toreo que exigía distancia y colocación que no lo hubieron. Tres pinchazos y se va a los blandos. Pitos. Petición de vuelta al ruedo al buen toro, que no es concedida por el que funge de autoridad.

Al que cierra la tarde nada que comentar con el capote, picotacito tras el cual pierde las manos. Quite sin ton ni son. “Toreo” fuera de cacho, pierna contraria retrasada. Intento de toreo al natural que termina desnaturalizándose porque el toro topa y no enviste dado que no se le cita de lejos con mando. Cuartea y bajonazo. Pitos.

Algo que destacar, es que todos los de La Quinta murieron con la boca cerrada; signo inequívoco de bravura y casta de la buena, que en Acho no veíamos hace buen tiempo.


Lima (Perú). Domingo 22 de noviembre de 2015. Toros de La Quinta para Diego Urdiales: silencio en ambos. Juan Carlos Cubas: oreja y pitos. Daniel Luque: pitos en ambos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.