www.purezayemocion.com
Foto: Prensa FIT
Ampliar
Foto: Prensa FIT

Olivenza, el escaparate de puertas adentro

En Olivenza no se puede dar esa premisa tan manida de que los encastes como Santa Coloma, Contreras, Vega-Villar, etc., no se lidian porque no tienen la suficiente presencia. Sus toros son el prototipo que tendría cabida en ferias como esta.

viernes 15 de enero de 2016, 13:34h
Vivimos en un mundo taurino donde la mentira se ha asentado tan poderosamente que hemos llegado a aceptarla como una verdad. Cierto es que en el ruedo se muere, se hiere, se pierde o se gana de verdad, de eso no hay duda alguna, pero con la metamorfosis que nos han inculcado (tengo que decir que con maestría) han hecho que la condescendiente afición vea como sagrados los dogmas que mejor convienen a los que mandan en esto.

Sé que cada feria tiene su idiosincrasia. De acuerdo. Y lo valoro, ya que ha de haber diversidad de gustos para elegir. Pero tampoco es bueno utilizarlas para mentir según convenga. Olivenza, por ejemplo. Si este año me vanaglorio de la entrada de nuevos valores con gran proyección, me vengo abajo por ver que cada año vuelven las mismas ganaderías (cambiando una como mucho y del mismo encaste). Respeto esa decisión, cómo no, y más al aficionado que acude feliz a presenciar esos festejos, pero mis convicciones me hacen que no pueda aprobar los carteles sabiendo que la coqueta plaza pacense sería un escenario único para lidiar esos encastes que, por alzada, han desaparecido de casi la totalidad de los ciclos españoles atendiendo a la necedad de aficionados y profesionales veterinarios que sólo ven trapío en la alzada y romana.

La Mentira queda al descubierto porque en esa plaza, por ejemplo, no se podría dar esa premisa tan manida y utilizada cuando mejor conviene de que los encastes como Santa Coloma, Contreras, Vega-Villar, Encinas, etc., no se lidian porque no tienen la suficiente presencia para las ferias. Sus toros, son el prototipo que tendría cabida en ferias como esta.

La Feria, incomprensiblemente llamada "del Toro" de Olivenza, podría ser un grandísimo escaparate para que aficionados jóvenes y no tan jóvenes vieran otro tipo de embestidas, de animales, de complicaciones, de lidias, de suertes de varas y todo lo que conlleva salirse del encaste predominante, ojo, y al que no defenestro ni ataco porque soy amante de todos, pero sí defiendo a los demás y la diversidad de sangres en las plazas porque así lo siento y creo que lejos de ser perjudicial beneficiaría a la Fiesta y su futuro.

Cada año cuando saltan a la luz las combinaciones de Olivenza, me sacude la conciencia, me amarga un poquito mi/la afición condescendiente y borrega a la que hemos llegado y me revelo contra todo. Eso no quiere decir que la emoción que pueda sentir delante de un torero y un toro, sea del encaste que sea (también Parladé) sea falsa, pero sí soy fiel creyente de la diversidad y de que si los toreros y empresarios quisieran, la riqueza de sangres del campo bravo estaría a salvo. Sólo habría que poner un poco de nuestra parte y todos saldríamos ganando, sobre todo la Fiesta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (19)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.