www.purezayemocion.com

El "disfraz" de La Misericordia

jueves 09 de octubre de 2014, 17:24h
Las obras de arte tienen su lugar, y esa impresionante serie que es la Tauromaquia no es para servir como disfraz a un burladero

Vuelvo a ser la mosca cojonera, el viejo cascarrabias, el negacionista puro...pero qué quieren que les diga, la plaza de toros de Zaragoza el día de su 250 aniversario me pareció fea, sin más.

Así lo sentí cuando vi los burladeros "disfrazados" con malas copias (esa es otra, por lo menos podían haber puesto reproducciones de las obras verdaderas), de pinturas taurinas del maño más ilustre, Don Francisco de Goya y Lucientes. Me parece que las obras de arte tienen su lugar, y esa impresionante serie que es la Tauromaquia no es para servir como disfraz a un burladero por capricho de los taurinos, por muy rococós que nos estemos volviendo.

Entiendo y respeto, como no puede ser de otra forma, al que le guste, ("Hay gente p'a tó", que dijo aquel). Pero eso de descontextualizar las obras de arte...no lo veo. Al igual que un museo se ha creado para colgar obras convirtiéndose en el hábitat natural de ellas, la plaza de toros se ha hecho para recoger las creadas por el torero y el toro. El poner pinturas decorando los burladeros supone rodear a la obra de arte taurina de una parafernalia que desplaza su valor al terreno contextual.

No hacía falta vestir de "goyesca" a La Misericordia, ella es en sí Goya, es Taurina y un precioso Monumento. Tiene poco sentido contemplar la copia de un grabado del genio de Fuendetodos en un burladero, un entorno simulado y que le puede proporcionar una identidad falsa para la que no fue concebida. Cada obra tiene su tiempo y espacio, así la música de Bach interpretada con instrumentos de su época no nos acercará más a ella. Tampoco restaurar mil veces la Capilla Sixtina nos permitiría ver los frescos como los vio Miguel Ángel. Una obra en un castillo e iglesia con el objeto de verlo en su contexto histórico es una equivocación, puesto que el castillo e iglesia son en sí objetos históricos.

La Plaza de Toros, el ruedo, no quiero que sea desestetizado, que pierda su sentido ya de por sí estético (valga la redundancia). De ahí que vea un torpe despliegue decorativo decorar con cuadros los burladeros. Mi predilección, (personal, como indiqué anteriormente), es mostrar el ruedo desnudo, sin más abalorios de los convencionales que la historia ha afianzado. El Ruedo es el hogar de la obra de arte Taurina, un entorno al que no hacen falta añadidos, como el museo es el de las pinturas y esculturas. Mezclar contextos artísticos me pareció descontextualizar el sentido de La Misericordia (y de todas las plazas), además de una decisión kitsch y rococó, algo que los taurinos somos, cada vez más, unos maestros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.