www.purezayemocion.com

Sevilla

Victorino hace historia en Sevilla con una tarde de Toros

Victorino Martín, con tres toros de nota (2º, 3º y, por supuesto, el indultado 4º) enseñó el camino a los que nos han hecho sufrir tardes indecentes en el abono. El festejo de ayer hace creer a los aficionados que pasar por la taquilla merece la pena.

jueves 14 de abril de 2016, 08:42h

“Cobradiezmos”, un cárdeno de Victorino Martín, marcado con el nº 37 y con 562 kilos. Un toro de la A coronada que fue indultado ayer en Sevilla después de emocionar a los aficionados. Inolvidable. Quizás faltó verle más en el caballo, pero señores... No se puede pedir más. De excelente lámina, “Cobradiezmos” fue bravo desde su salida y en todos los tercios. En el capote ya destapó sus virtudes para mostrar su bravura en la buena pelea que mantuvo en el caballo. En banderillas, alegría y cosas de bravo. Y en la muleta, la embestida propia de la sangre Saltillo: encastado, arrastrando el hocico y con profundidad. Ojo, sin regalar nada. Si todas las cualidades que mostró este toro no merecen el indulto, ¿qué se necesita entonces?

Victorino Martín, con tres toros de nota (2º, 3º y por supuesto el 4º) enseñó el camino a los que nos han hecho sufrir tardes indecentes en el abono. El festejo de ayer hace creer a los aficionados que pasar por la taquilla merece la pena, y de que hay ganaderos y toreros capaces de hacernos vivir la autenticidad de la Fiesta. No todo es pantomima.
El mencionado “Cobradiezmos” fue sorteado en cuarto lugar. Cayó en manos de Manuel Escribano. Difícil estar a la altura de “Cobradiezmos”, y de hecho su toreo no alcanzó altas cotas. El de Gerena anduvo como siempre, con entrega máxima. Al abreplaza Escribano ordenó pegar poco en el peto. Aun siendo flojo y descastado, había que estar bien plantado porque no era ningún tonto. Ya saben, Victorino. Allí estuvo el torero aun sin opciones de triunfo.

Arropado en el cartel se anunciaba Morenito de Aranda, que no tuvo su tarde. El burgalés estuvo por debajo del segundo, un toro encastado que acudió con pujanza al peto montado por Quinta. Tenía transmisión pero el torero estaba espeso de ideas y ni por la derecha ni por la izquierda hizo nada convincente. En el quinto quiso reivindicar su debut en Sevilla y en una muestra de disposición se fue directo a portagayola. Nada destacable en su labor al manso.

Sí dejó buen toreo Paco Ureña. Le correspondió un toro bonito que hacía tercero. Bravo y encastado, al buen Victorino Ureña le hizo el toreo sólo en ocasiones. Debió darle más distancia. Por momentos sí toreó con temple, ajustado y llevando al Victorino detrás de la cadera. El toreo caro y puro del murciano emocionó a los tendidos de la Maestranza. Rubricó con una espada defectuosa. Por la intermitencia de la faena y colocación de la espada, las dos orejas fueron excesivas. Cerró plaza “Melonero”, el cual precisamente no recordará el ganadero. Paco Ureña quería cortar la oreja que le faltaba para cumplir el sueño de salir por la Puerta del Príncipe, pero nada decente se podía hacer ante tan poca casta. Otra vez será.

Fin de una tarde emocionante e histórica en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.


Sevilla. Miércoles 13 de abril de 2016. Duodécima de abono. Toros de Victorino Martín (indultado el 4º, "Cobradiezmos", nº 37) para Manuel Escribano, silencio tras aviso y dos orejas simbólicas tras indulto; Morenito de Aranda, silencio tras aviso y silencio; y Paco Ureña, dos orejas y silencio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

5 comentarios