www.purezayemocion.com
Celestinos
Ampliar

Celestinos

A Celestina poco le importaba ser apaleada si con ello llenaba la bolsa. Un ser amoral capaz de todo por unas monedas. Idéntico comportamiento tuvo ayer la Junta de Castilla y León al prohibir la muerte del Toro de La Vega.

Por Alejandro Lerena
viernes 20 de mayo de 2016, 11:47h
Fernando Rojas situó "La Celestina" en un ciudad española a finales del siglo XV. El insigne bachiller omite el nombre pero perfectamente puede ser Valladolid, Salamanca, León, Burgos, o Tordesillas. Celestina, otros de nuestros tesoros literarios, es una puta vieja, una alcahueta, una correveidile. Un ser amoral capaz de todo por unas monedas. Poco le importaba ser apaleada si con ello llenaba la bolsa. Idéntico comportamiento tuvo ayer la Junta de Castilla y León al prohibir la muerte del Toro de La Vega. Todo o casi todo vale por unos cuantos votos, los maravedies de nuestro siglo.

Celestina vive en los bajos fondos. Juan Goytisolo se la imagina morisca. Yo también. Hija o nieta de moros convertidos, no podía presumir de limpieza de sangre, de honor. Celestina vive, o sobrevive, de regalar oídos. Traiciona a unos y a otros. Engaña a todos con un único fin, su propio beneficio. Tras leer el decreto aprobado por la Junta de Castilla y León, afirmo que los actuales dirigentes de dicha Comunidad son dignos herederos de Celestina.

Me atrevo a calificarlos de correveidiles que venden su alma al diablo y a Dios al mismo tiempo. Hay que defender la Constitución. Ellos los primeros. Hay que salvaguardar la Cultura. Por supuesto. Hay que proteger nuestras tradiciones. También. Prohibimos la muerte del Toro de la Vega en público. Sin duda. Cinismo en estado puro. No podemos olvidar que lo que han prohibido es la muerte del toro en público. Concluido el festejo el animal será conducido a un matadero donde será sacrificado.

El Toro de la Vega, que por cierto también intentó prohibir Franco aunque fracasó, es un torneo de origen medieval. Un gran desconocido cuya imagen ha sido manipulada en los últimos años por diferentes asociaciones animalistas. Hace dos años, en plena feria de San Mateo en Logroño, tuve ocasión de compartir mesa y mantel en la Peña XXI con un matrimonio de Tordesillas. Acabamos hablando del famoso festejo porpular. La pareja nos explicó a los allí presentes su concepto del mismo, su razón de ser. ¿Han leído en algún medio de comunicación que el Toro de la Vega puede ser indultado? Ellos, los vecinos de Tordesillas, quienes han conservado esta fiesta popular, son la única voz autorizada en este tema. Es ellos, y sólo a ellos, a quienes corresponde cambiar, modificar, o abolir SU TORO DE LA VEGA. La cultura popular es del pueblo.

Celestina intenta conciliar la candidez de Melibea, la fogosidad de Calixto, o los bajos instintos de Sempronio o Areusa. La Junta de Castilla y León quiere congratularse con unos y con otros, animalistas y vecinos de Tordesillas. Celestina corrompe a Parmenio. La Junta de Castilla y León menosprecia la cultura popular. Acabaran mal. La vieja alcahueta FUE asesinada a manos de Parmenio y Sempronio. Los políticos pagaran sus pecados en la urna, o tal vez no, el Reich Animalista controla los medios y la incultura reina. Siempre nos quedará Fuenteovejuna, todos a una.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios