www.purezayemocion.com
La importancia de la personalidad en los novilleros y toreros. ¿Creadores o imitadores?
Ampliar
(Foto: José Joaquín Diago)

La importancia de la personalidad en los novilleros y toreros. ¿Creadores o imitadores?

Dijo Corrochano: "si tuviera que apoyar este concepto en hechos demostrativos, diría que Belmonte y Manolete, los dos toreros de más acusada personalidad que yo he conocido, y que han tenido más imitadores, han sido los peor imitados".

viernes 10 de junio de 2016, 11:30h

La Tauromaquia, como arte, necesita de creadores. Cada uno con su personalidad para que el resultado sean obras variadas, que es lo que da la riqueza a una cultura. En el arte de torear, en la Tauromaquia, los creadores son los toreros. Éstos deben tener cada uno su personalidad. Hoy, de hecho, una de las cosas que hace que las novilladas hayan perdido interés es la falta de personalidad de los novilleros. Todos los chavales pegan pases a los novillos, pero un alto porcentaje de ellos sin decir nada. Las escuelas taurinas tienen el privilegio de asistir con asiduidad al campo, lo que hace que sus alumnos cojan el oficio para estar delante de los animales e instrumentar faenas de principio a fin. Pero normalmente falta alma. Incluso, toreros ya alternativados, son tan capaces de abrir las Puertas Grandes como de que tres días después no te acuerdes de nada. Se acuerda uno más de una media verónica torería, que de una faena en la que el matador corta las dos orejas. Nos acordamos del que crea arte, no del que consigue trofeos.

En una entrevista que le hice a José Ignacio Sánchez para este medio, hablamos de la personalidad de los toreros. Él está a cargo de la Escuela Taurina de Salamanca. Le pregunté qué es lo que él intenta transmitirle a sus alumnos. Me contestó lo siguiente: "es importante el oficio, la experiencia, los conocimientos suficientes. Y la personalidad es fundamental. (...) Esto es un arte, y el torero tiene que ser un comunicador nato, despertar, transmitir, emocionarse y sentir para hacer sentir para emocionar para hacer partícipe al espectador. Cada uno tiene que forjar su personalidad. Eso es importantísimo. Es lo que al final va a arrastrar al público".

En todas las disciplinas, los que sueñan con llegar alto tienen espejos. Y es necesario, porque además te mantiene la ilusión por llegar a ser como tal o cuál. Claro que los espejos han de ser los idóneos. Ojo con esto, porque hoy el concepto de "figura del toreo" está distorsionado. Figura es quien compite con otros toreros, quien conoce y mata todos los encastes y quien lo hace en las plazas de importancia. Hoy, no hay nadie así. Y quien puede serlo, se cambia de bando. Ejemplo Diego Urdiales con la FIT. Paco Ureña está en el buen camino, pero hay que darle tiempo.

Referente a la personalidad, fíjense lo que dictó Gregorio Corrochano. Para mí, una sentencia con la que cerrar este artículo: "Lo frecuente es que el nobel tome por modelo al torero en triunfo. Si se da cuenta del por qué del triunfo, de qué normas de toreo llevaron al modelo al éxito, bien está, siempre que sean normas clásicas, concretas y claras. Si lo que le impresiona es lo externo del torero a quien quiere seguir, porque ve que es lo más aplaudido, acaso coincida ocasionalmente con el público, pero seguirá un camino peligroso, no por lo que tiene de riesgo, sino por lo que tiene de equivocación. No debe confundir la técnica con el estilo, que es el hombre. Debe huir de las imitaciones con rasgos de caricatura. Comprendo que es fácil caer en el error, y que es inútil la advertencia a los que se ciegan en la copia, pero entiendo que debo hacerla. Si se pudiera asimilar la personalidad, no daría el aviso, pero la personalidad va de dentro afuera, y lo que se ve - lo de fuera- , lo que puede copiarse, no es lo auténtico, es lo relativo, y la copia no pasa de plagio. Los plagiarios tuvieron vida efímera y trajeron la monotonía, porque está al alcance de los demás. Si tuviera que apoyar este concepto en hechos demostrativos, diría que Belmonte y Manolete, los dos toreros de más acusada personalidad que yo he conocido, y que han tenido más imitadores, han sido los peor imitados, y los que han traído más confusión al toreo, porque lo que había en ellos de torero, eso, ni lo vieron, ni lo pudiera sospechar sus imitadores".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.