www.purezayemocion.com
¿Y si un toro me rompe el corazón?

¿Y si un toro me rompe el corazón?

La mayoría de los traumatismos torácicos presentan lesiones insalvables. Así ha sucedido con el terrible percance de Víctor Barrio. Sufrió rotura de la arteria más importante, que sale de la parte izquierda del corazón y distribuye la sangre por todo el organismo.

lunes 11 de julio de 2016, 17:52h
El toreo es una profesión de intensidad máxima: de riesgo, de exigencia, de valor, de ambición y de recompensa, si es que llega. Cuando los toreros resultan heridos deben ser considerados como pacientes traumáticos graves por la energía cinética que se genera en la embestida (recuerden la fórmula física donde ésta es igual a la mitad del producto de la masa – en Kg- por el cuadrado de la velocidad desarrollada – en metros/segundo: Ec= ½ m x v2).

Los traumatismos torácicos tienen la particularidad (según estadísticas de protocolos internacionales de atención inicial a politraumatizados en general) de que un porcentaje elevado se resuelven con medidas conservadoras, que pueden incluir la colocación de un drenaje torácico. Lo paradójico es que, de los que precisan intervención quirúrgica, la mayoría presentan lesiones insalvables. Así ha sucedido con el terrible percance de Víctor Barrio, a quien según el parte médico, la cornada en el tórax derecho le ha ocasionado una lesión pulmonar y rotura de la arteria aorta en su segmento torácico (esta es la arteria más importante, que sale de la parte izquierda del corazón y distribuye la sangre por todo el organismo), con una hemorragia fatal.

La memoria quirúrgica y taurina, cada vez que sucede un accidente de esta índole, trae inevitablemente rémoras pasadas y eternas, que, como Víctor, representan ese reverso doloroso y severo de la Fiesta siempre escalofriante, siempre injusto, siempre demasiado caro. Cuando la historia de la tauromaquia cambia el oro de los alamares por el dolor de la sangre derramada, la ovación por el silencio y el luto respetuoso, la algarabía por la oración, la celebración por el rigor de los crespones y las banderas a media asta. Desgraciadamente, así se revalorizan la profesión, los triunfos ajenos y el esfuerzo propio.

Y siempre sobre el albero amargo del recuerdo, aparece la imagen de José Cubero Yiyo en 1985 y con 21 añitos, prendido por el costado izquierdo por un toro que ya tenía la espada dentro. Además, parece que Burlero se cobró otra víctima, Tomás Redondo, apoderado de Yiyo, quien unos años más tarde aparecería ahorcado. O el año fatídico para la Real Maestranza de Sevilla, 1992. El 1 mayo, toreaba Manuel Montoliú a las órdenes de José Mari Manzanares, quien compartía cartel con Ortega Cano y El Niño de la Capea, cuando Cabatisto, de Atanasio Fernández, le atravesó el corazón. Pocos meses después, en septiembre, el también subalterno Ramón Soto Vargas resultaba fatalmente herido y de forma similar, por un novillo del Conde de la Maza, de nombre Avioncito. Probablemente los tres llegaran muertos (o casi) a la enfermería, resultando por tanto inefectivas las maniobras enérgicas de reanimación y la cirugía.

En el polo opuesto del desventura está la fortuna, cuando sin otra explicación que los caprichos de los designios, el pitón asesino se comporta como el bisturí más experto y realiza una disección perfecta y asombrosa de estructuras anatómicas vitales. Así fue el alucinante resultado tras la grave cogida de Israel Lancho en Las Ventas en 2009. Cuando tras ser prendido y elevado en el epigastrio, por debajo del esternón, no quiso ese toro del hierro de Palha y de nombre Sevilhano tirar un segundo derrote que desgarrara el pulmón, el corazón, los vasos pulmonares o la aorta. Al filo de la muerte, se obró el milagro.

A Víctor Barrio y a todos los que como él tuvieron la valentía, la fe, la generosidad y la entrega de perseguir un ideal de vida donde nada está garantizado, que todo lo da y todo lo quita. Que Dios los tenga en la palma de su mano.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios