www.purezayemocion.com
A los médicos
Ampliar

A los médicos

A quienes silencian hemorragias, taponan llantos, silencian pérdidas, aplazan la tristeza, bloquean agujeros por los que brota roja la vida. A los médicos. A ellos y sólo a ellos. Por su dedicación, su afición, su pasión.

Por Íñigo Martín Apoita
jueves 28 de julio de 2016, 18:45h
A los médicos. A quienes silencian hemorragias, taponan llantos, silencian pérdidas, aplazan la tristeza, bloquean agujeros por los que brota roja la vida. A quienes tapan las heridas de cornadas inevitables, cornadas que da el toro, cornadas que da la vida. A quienes reciben, analizan, exploran, curan, tratan y supervisan a los cogidos, a los lisiados. A quienes engrosan el hilo del que pende una vida para afianzar tal dependencia. Para sumar futuro por años, años por decenas.

A los médicos. A ellos y sólo a ellos. Por su dedicación, su afición, su pasión. Por su amor por la vida y respeto por la Muerte. A los médicos que combaten con tenacidad y resiliencia contra la amenazante guadaña que portan los pitones, contra el tenebroso destino que en ellos está escrito.

Tijeras, agujas y linternas. Linternas para alumbrar las tinieblas del pasillo que conduce hacia la Muerte, el pasillo que vacía de contenido a toreros valientes, asustados, dependientes.

A los médicos que enfrentan destinos irreconciliables con la vida y los sientan a negociar. A los médicos que adormecen a la Muerte y, con ella, al miedo aplastante y sofocante que en la enfermería siente el que aguarda impaciente en la camilla. El que aguarda a la Muerte o a la Vida. A la Muerte o al Médico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios