www.purezayemocion.com

Azpeitia (Guipúzcoa)

Torera aunque ventajista labor de Curro Díaz en Azpeitia

Toreo de sabor del torero de Linares, que en ocasiones abusó de ventajas. Rafaelillo, tiró de raza. El mexicano Adame trazó una faena ligando muletazos que llegaron al tendido, cortando una oreja.

martes 02 de agosto de 2016, 11:34h


Con lleno aparente en los tendidos se celebró la última de la Feria de San Ignacio, que arrancó con retraso para esperar a la gente que aun sacaba su entrada en taquillas. Corrida bien presentada de Pedraza de Yeltes, aunque de distintas hechuras. Variada de pelajes. Sobre todos destacó el 2º, de nombre "Sombreto", nº 49.

Roto el paseíllo en la coqueta plaza de Azpeitia, la Comisión Taurina entregó a uno de los ganaderos de Pedraza, Luis Uranga, el Premio al Toro más bravo de la Feria 2015.

Con todo esto salió el primer toro al ruedo, con el que Rafaelillo cuajó una labor eficaz, dejando buenos muletazos a su exigente enemigo. Pena que tuvo que ir dos veces a por el descabello. Con el complicado cuarto de la tarde hizo todo lo que pudo para sacarle algo, si es que tenía. No tuvo. Nunca se entregó. Nos quedan dos naturales antes de que fuese volteado, afortunadamente sin consecuencias. A partir de ahí, más raza para volver a dejar algún muletazo suelto. Mató mal.

Curro Díaz mezcló torería con ventajas. Realizó una labor muy torera ante su primero, cuajando una excelente faena al mejor toro del encierro, animal que tuvo movilidad y clase. El de Linares aprovechó esas cualidades toreando con ambas manos en el centro del ruedo, en muchas ocasiones descargando la suerte y desajustado. Se le escapó el triunfo con los aceros, dejando un pinchazo, estocada caída y dos descabellos. El quinto en suerte no fue un toro fácil. Curro anduvo muy firme y queriendo torear por abajo. Logró sacar buenos muletazos. Calidad ante un deslucido de Pedraza.

Adame no pudo hacer mucho frente al tercer toro de la tarde, el cual nunca se empleó, pero intentó exprimirlo al máximo. El que cerraba plaza y temporada en Azpeitia era un toro colorao con calidad y gran movilidad. El torero mexicano trazó una faena ligando muletazos que llegaron al tendido. El animal marcó querencia a tablas y no salió de ellas. No llegó a entrar la espada en el primer intento y al segundo cayó y toro a tierra.


Azpeitia (Guipúzcoa). Lunes 1 de agosto de 2016. Última de la Feria de San Ignacio. Toros de Pedraza de Yeltes para Rafael Rubio "Rafaelillo", ovación con saludos en ambos; Curro Díaz, vuelta al ruedo y ovacion con saludos; Joselito Adame, silencio y oreja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(5)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

4 comentarios