www.purezayemocion.com
La mentira extendida de que la Tauromaquia ya no es Patrimonio Cultural Inmaterial de Francia
Ampliar

La mentira extendida de que la Tauromaquia ya no es Patrimonio Cultural Inmaterial de Francia

Durante días, los medios de España y Francia han dado voz al bulo antitaurino. La Tauromaquia sigue estando protegida en Francia, avalada por el Ministerio de Cultura. Explicamos el caso.

viernes 05 de agosto de 2016, 12:30h
No pocos son los medios de comunicación que han difundido un mensaje falso sobre la Tauromaquia en Francia. Una información lanzada por los antitaurinos y con páginas en periódicos y webs españolas y francesas. Medios como El Español, de Pedro J, y otros muchos. Es mentira. La Tauromaquia sigue siendo Patrimonio Cultural Inmaterial de Francia.

Pasamos a explicar y detallar el por qué se ha difundido esta información y por qué los toros son PCI del país francés.

1. Tribunal Administrativo de París
En 2011, cuando se publicó la inscripción de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial de Francia, los antis pusieron una demanda contra del Ministerio de Cultura con el objetivo de que el Tribunal Administrativo de París anulara dicha inscripción. Alegaban que no había sido procesada correctamente.

Ahí entró como "parte interesada interviniendo voluntariamente" el Observatorio de Culturas Taurinas de Francia, presidido por André Viard.

El Ministerio de Cultura del gobierno de François Fillon, de Unión por un Movimiento Popular (UMP) y por aquel entonces en el cargo, defendió la legalidad de la inscripción. El fallo del Tribunal Administrativo así lo confirmó.

En Francia, la inscripción como Patrimonio Cultural Inmaterial se hace a través de un estudio antropológico de la cultura correspondiente. Es decir, no es una decisión política ni administrativa, sino el reconocimiento de un hecho cultural por parte de una Comisión científica reunida por el Ministerio competente.


2. Consejo Constitucional (la decisión más importante)
Lo antis apelaron esta decisión y plantearon una Cuestión Prioritaria de Constitucionalidad. Como la excepción cultural de la Fiesta lo es en algunas regiones del país (debido a que sólo hay toros en el sur), el objetivo de los antis era que el Consejo Constitucional se posicionara en contra por crear una desigualdad entre los ciudadanos. Es decir, que los antitaurinos se intentaban agarrar a cualquier cosa, aunque fueran razones tan poco sustanciosas como ésta.

El Observatorio de Culturas Taurinas continuaba como "parte interesada interviniendo voluntariamente" y en el 2013 el representante del Primer Ministro, entonces Jean-Marc Ayrault, del Partido Socialista (PS), defendió la legalidad de la Tauromaquia como excepción cultural.

Los antis perdieron. Otra vez.

Destacar la importancia de este fallo, que es el más importante. Desde entonces, ya no se puede cuestionar la ley de PCI de la Tauromaquia. De haber perdido, la ley debería haber cambiado y los festejos tendrían que haber sido prohibidos. Pero gracias a esto la Fiesta está definitivamente blindada.


3. Corte de Apelación Administrativa de París
Visto su fracaso ante el Consejo Constitucional, los antis decidieron levantar más humo y fueron a la Corte de Apelación Administrativa de París a solicitar que la Tauromaquia no había sido inscrita de forma legal en el PCI.

Añadieron que en 2011 se agregó la Tauromaquia a la ficha de inventario de PCI que el Ministerio de Cultura tiene en su página web, pero que dos semanas después fue borrada, por lo que los antis entendían que el Ministerio había desinscrito "de forma implícita" la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial. Seguramente ni ellos lo creerían así, pero la cuestión era intentar todas las opciones.

La posible retirada de una web no está contemplada en la ley francesa (y probablemente en ninguna otra) como la pérdida de PCI. La única manera de desinscribir una cultura inscrita es su desaparición. Cosa que evidentemente no ha ocurrido.

Se celebró un juicio en 2015. Entonces, el representante del Ministerio de la Cultura del gobierno de Manuel Vals (PS) confirmó que la Fiesta seguía inscrita y que la ficha estaba ausente de la web por "razones técnicas".

A una simple web hizo caso la Procuradora de la Corte de Apelación, que sin leer el informe del Ministerio de Cultura que confirmaba que la Tauromaquia seguía inscrita, tomó en consideración a los antis para declarar como buena la "desinscripción implícita".

Esta decisión de la Corte de Apelación se puede invalidar por el Consejo de Estado, pero el Observatorio no puede pedir la invalidación por ser "parte interesada interviniendo voluntariamente". Sólo pueden hacerlo el Ministerio de Cultura y el Gobierno en un plazo de dos meses. Pasa de caso jurídico a caso político, y ya sabemos cómo éstos juegan sus cartas según sople el viento.


4. Consejo de Estado
El Obsertatorio de Viard remite el informe oportuno a Manuel Valls, actualmente Primer Ministro de Francia, quien deja pasar los dos meses sin actuar. ¿Por qué? No quiso dar una victoria definitiva a la Tauromaquia a pocos meses de las elecciones regionales para evitar problemas con sus aliados verdes y ecologistas. De nada le sirvió, porque se celebraron las regionales y se llevó una derrota.

No obstante, a sabiendas de que Valls no estaba por la labor, el Observatorio presentó el informe ante del Consejo de Estado. Sabían que como "parte interesada interviniendo voluntariamente" no podían hacerlo, pero dieron el paso. El órgano estuvo a punto de fallar a favor, teniendo en cuenta que se tenía razón, pero decidieron no marcar un punto de inflexión en esto. Porque si admitían el recurso de una "parte interesada interviniendo voluntariamente", abrían la puerta a un infinidad de casos similares. Así que rechazaron pronunciarse.


5. Conclusión
Sin decisión de fondo, pasado el plazo de dos meses, los antitaurinos han difundido la falsa información de que la Tauromaquia ya no es Patrimomnio Cultural Inmaterial de Francia, algo absolutamente falso. La Corte dijo que se podía considerar como "desinscrita de forma implícita" en el 2011, pero el Ministerio de Cultura, única administración competente, sigue diciendo que está inscrita y que la ficha sigue sin aparecer por "problema técnicos". Basta con un "click" para que la Tauromaquia aparezca en la web del Ministerio y, vuelta a la normalidad.

Este bulo al que han hecho caso medios a los que se les suponía cierto rigor, no es más que una maniobra típica de los antitaurinos atacar a la Tauromaquia mediáticamente. Lo de siempre, mucho ruido y pocas nueces por parte de un sector minoritario y radical como son los antitaurinos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

3 comentarios