www.purezayemocion.com

Parentis-en-Born (Francia)

Dulce novillada de Los Maños

Dulce novillada de Los Maños

Guillermo Valencia corta una oreja y Juan de Castilla da una vuelta al ruedo con una novillada noble y escasa de poder de Los Maños.

domingo 07 de agosto de 2016, 02:25h
Cierta sensación de decepción deja en la afición “torista” el festejo que ha abierto la feria de Parentis 2016. El vaso se puede ver medio lleno o medio vacío, según se mire. A la novillada le faltó poder, acometividad y fiereza. Pero por otro lado también es cierto que la novillada ofreció buenas posibilidades de triunfo a los novilleros actuantes. De los cinco de Los Maños que se lidiaron, el segundo se devolvió al descoordinarse nada más salir al ruedo; dos fueron buenos para el torero (primero y quinto); tercero y sexto algo sosos y descastados; y el cuarto fue la excepción (con genio y peligro). Los de Los Maños tomaron todos dos puyazos, salvo el quinto que tomó tres, sin destacar ninguno en la suerte de varas. La emoción la puso el sobrero de Raso de Portillo, bajo, abierto de cara, con recuerdos de Coquilla, ofreció dos primeros tercios brillantes y con empuje para acabar parado y rajado en la muleta.

David Fernández pasó desapercibido por Parentis. Tuvo un primer novillo con un buen pitón izquierdo. Fijeza, nobleza y humillación que no supo aprovechar por falta de ajuste, quietud y entendimiento. Lo mató de pinchazo arriba y entera. En el cuarto se las vio con el más complicado del encierro. Un novillo careto, calcetero, girón, meano y bragado, que se quedaba a medio muletazo y que en ocasiones iba al pecho. Apenas pudo hacer nada, matándolo de estocada baja.

Guillermo Valencia estuvo animoso y en su primero (sobrero del Raso de Portillo) lo recibió con una larga cambiada de rodillas en el tercio. El novillo embistió con acometividad, velocidad y decisión a todo lo que se le puso por delante en los dos primeros tercios. Tomó cuatro puyazos empujando y de lejos. El colombiano pidió el cambio después del tercer puyazo obligándole el presidente a que tomara una cuarta vara, no lo entendió (incomprensiblemente) Valencia y le dio un cuarto puyazo al de Santa Coloma echándole el caballo encima. En la muleta bajó la acometividad del novillo, desentendiéndose al final del muletazo y saliendo con la cara alta. Finalmente se rajó y murió en toriles. El novillo fue fuertemente ovacionado en el arrastre solicitando parte del público la vuelta al ruedo.

A su segundo, de nombre difícil de olvidar desgraciadamente para todos (Lorenzo), Valencia lo recibió con toreras verónicas de rodilla flexionada. Fue un novillo que no paró de embestir en toda su lidia, con nobleza, templanza y bondad. Tomó tres varas sin entregarse. Valencia lo toreó con ambas manos en línea recta, despegado con escasa verticalidad y abusando de los cites para fuera. Por momentos consiguió lucidos muletazos mandones y de mano baja. Lo mató de estocada entera y tendida y paseó una oreja.

Juan de Castilla demostró ser el torero con más ambición y quietud de la tarde. Con su primero soso y descastado apenas pudo hacer nada, arrimándose con valor y con cierta sobreactuación, lo que provocó la desaprobación de parte del tendido. Lo mató de una entera tendida después de tres pinchazos. En su segundo un novillo que apenas molestó y que siguió la muleta con tanta voluntad, fijeza y franqueza como intrascendencia, Castilla lo toreó por ambos pitones dejándole la muleta en la cara para acompañarlo templadamente, girar y ligar, abusando de pico y de toreo periférico. Mató, después de voluntariosas bernardinas, de estocada baja y tras petición de oreja denegada por el presidente otorgó la vuelta al ruedo.


Parentis-en-Born (Francia). Plaza de Arenes Roland Portalier. Sábado 6 de agosto de 2016. Con cuatro quintas partes de público en los tendidos en tarde soleada y ventosa. Novillos de Los Maños y un sobrero de Raso del Portillo (2º bis). Los del hierro titular estuvieron bien presentados, descastados y nobles en general. El sobrero fue encastado y fuertemente ovacionado en el arrastre. David Fernández, silencio y silencio; Guillermo Valencia, silencio tras aviso y oreja; Juan de Castilla, silencio y petición de oreja con vuelta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.