www.purezayemocion.com

Valladolid

Un indulto excesivo a un bravo toro de Mollalta en Íscar
Ampliar
(Foto: José Fermín Rodríguez)

Un indulto excesivo a un bravo toro de Mollalta en Íscar

Reglamento de Castilla y León: art. 72: “…cuando por sus características zootécnicas y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia sin excepción, y, especialmente EN LA SUERTE DE VARAS…”

domingo 07 de agosto de 2016, 12:10h
Cuando los Presidentes de las corridas están poco afortunados se les suele criticar con razones de por qué adoptan decisiones contrarias a la reglamentación y erróneas en su apreciación. Algo así ha sucedido hoy en la primera de la feria de Íscar al indultarse sin criterio alguno, basado en la reglamentación vigente, un bravo y excelentemente presentado toro de Mollalta de nombre “peleador” que cerró la corrida de apertura de la feria. No se supone la buena fe de quien lleva a cabo la decisión de sacar el pañuelo naranja a un toro que ni fue picado en el caballo sino que entronca con decisiones que en vez de hacer favor a la fiesta lo que la hacen es más daño todavía al dar méritos a quien no los tiene.

Pero en fin, vamos a la corrida en sí donde se han lidiado seis toros de El Espino de Ciudad Real de la ganadería de Mollalta que representa Inés López Salinas, nobles, lustrosos y bien presentados pero bajos de casta y fuerza, excepto el bravo corrido en sexto lugar, acusando el correr el encierro y no lidiarlos en el mismo día. Incluso el tercero de la tarde sufrió un amago de infarto cuando Fandiño acababa de saludarlo con el capote, pero una vez picado se repuso el animal para la lidia.

Manuel Jesús El Cid que sustituía en el cartel al lesionado Manuel Escribano cortó una oreja y dejó irse la del segundo de su lote al fallar con la espada, pinchando sin soltar reiteradamente, hasta que logró la estocada tendida. Visiblemente contrariado el torero de Salteras que había estado aseado y pulcro con el toro, brindado al respetable, en un faena digna, reconoció que hubiera cortado la oreja de haber acertado con el estoque.


Manuel Jesús tuvo momentos muy por encima del toro de apertura de feria, un manso y rajadito que buscaba la querencia de la puerta por donde había entrado en el encierro. El de Salteras, desengañando al animal y dejándole la muleta, logró un par de tandas aplaudidas, con su estilo poderoso e inconfundible. Tras una entera le premiaron con la oreja.

Morenito de Aranda que llegó incluso a animar al tendido y a la banda de música para que arrancara con el pasodoble hizo al segundo de la tarde, un jabonero con hechuras, una faena de gusto y de temple. Comenzó con la rodilla flexionada hasta meter en el canasto echándole raza y sabor torero. Un cambio de mano, tras un ¡venga, hombre! que le salió del alma, al notar cierta frialdad en el tendido, tuvo singular cadencia. Tras propinar una entera algo desprendida recibió un aviso y con el descabelló, finiquitó al toro.

La verdad del cuento es que por esta faena, Morenito mereció el trofeo de una oreja, pedida por el público aunque a juicio del usía por no haber demasía de flamear de pañuelos, no se la concedió. Y luego, como hacen los malos árbitros compensa en el quinto de la tarde, con dos orejas, al de Aranda. Un premio excesivo, pues se hubiera resuelto perfectamente con otro apéndice, tras una faena de gran esfuerzo y temple acusado.

Morenito de Aranda esta tarde en Íscar ha hecho un toreo templado, gustoso, cadencioso en algunos momentos que le hicieron acreedor a salir por la puerta grande de la plaza, junto a Iván Fandiño, su compañero de terna.

Iván Fandiño pechó con un toro que hacía rarezas, como si estuviera afectado por una insuficiencia física en la embestida, trastabillándose, pero que llegó a superar la misma tras el sangrado en la buena vara colocada por el picador. El toro, de poca clase y bajo de casta atropelló a un subalterno y no sirvió al de Orduña que se retiró contrariado entre barreras, pero ante el sexto de la tarde Fandiño estuvo más que bien con ambas manos. El toro respondía a los cites, iba largo y comiéndose la franela. Con la decisión del diestro y la petición del público, se pide el indulto al final de su faena, cuyo premio fue concedido y las dos orejas y el rabo para el de Orduña.

En resumidas cuentas. Una corrida muy bien presentada en Íscar con momentos entretenidos y gustosos para el respetable que cubrió casi la mitad del aforo de la cómoda y espectacular plaza cubierta, de la que salieron por la puerta grande Morenito de Aranda e Iván Fandiño, dos toreros que bregan y se esfuerzan por ocupar el sitio que nunca debieron perder en la torería y un consumado maestro sevillano que de no haber fallado a espadas, estaríamos hablando de una triunfal puerta grande.

Reglamento de Castilla y León: art. 72: “…cuando por sus características zootécnicas y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia sin excepción, y, especialmente EN LA SUERTE DE VARAS…”


Íscar (Valladolid). Sábado 6 de agosto de 2016. Toros de Mollalta (el 6º, de nombre Peleador, indultado) para El Cid, oreja y ovación; Morenito de Aranda, silencio y dos orejas; y Iván Fandiño, silencio y dos orejas y rabo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios