www.purezayemocion.com

Málaga

Y el cielo se volvió cárdeno

Hoy en Málaga ha saltado el toro. Íntegro, en puntas, de primera y aquél que nos emociona nada más verlo salir. Pero el problema en el que se encuentra inmerso no es nuevo. Arduo trabajo por delante. En cuanto a los toreros, hay que matizar.

martes 16 de agosto de 2016, 00:57h

Olviden, amigos lectores, lo ocurrido en el ruedo con los bureles. Hoy en Málaga ha saltado el toro a la arena. El toro de verdad, íntegro, en puntas, de primera y aquél que, como a mí, nos emociona nada más verlo salir. Confieso que mi corazón se ha encogido y mis ojos se han nublado al ver un toro, de este encaste mítico, recorrer mansamente (eso sí) el albero de Reding. No era una corrida fácil porque no son toros para torear sino para lidiarlos, cosa que los toreros, y menos el joven Javier Jiménez, supieron ver en plenitud para poder hacer más llevadera la tarde y propiciar algún pasaje bueno de la lidia de estos animales. El problema o atolladero en el que se encuentra inmerso este hierro no es nuevo. Ardua y dura tarea tiene José Luis Algora por delante para intentar devolverle parte del esplendor de antaño y que se ha perdido durante los últimos lustros.

En el primero vimos un toro abanto y que salió manseando. Domingo López Chaves consiguió meter en el percal ejecutando un bello recibo por verónicas. Robleño responde con un quite por chicuelinas al paso para colocarlo en la cabalgadura. El animal sale suelto y desentendido del peto simulándose, por tanto, la suerte. Avispado en banderillas, acorta el viaje de los rehileteros. Inicia faena Domingo por la derecha y al segundo muletazo se raja el burel, yéndose a la puerta de chiqueros. Es un toro que pide el carné por lo que necesita firmeza y llevarlo muy toreado en la pañosa. Pero ya se sabe, de un pozo seco nada se puede esperar ni sacar. Decide abreviar cobrando pinchazo, bajonazo y dos descabellos. Al cuarto lo recibe con dos vistosas largas cambiadas. El toro mete la cara aunque no se emplea en el peto. No obstante, el piquero fue ovacionado por su labor con el toro. El torero brinda al público desde el platillo recibiendo al animal con doblones por la derecha, intentando sacarlo de la querencia. El toro se amorcilla y empieza a escarbar. No respondía a los cites. Estocada tendida que causa derrame. Pitos para el toro en el arrastre.

Fernando Robleño recibió vistosamente a su primero. Larga cambiada al toro, que al obligarlo a humillar con una tanda de verónicas blandea y dobla las manos. Tras salir del peto es devuelto a corrales por manifiesta invalidez en la mano derecha. Sale, en su lugar, un sobrero de El Torreón. Algo basto y con romana, Robleño lo saludó por verónicas y una media muy estética. Sale del caballo, después de ser masacrado, desentendiéndose. El segundo puyazo se simula. Ejecuta quite por delantales Javier Jiménez. Brindis al público de Robleño, que inicia por la derecha con doblones por bajo. Consigue una primera tanda algo acelerada pero con cierta ligazón. Con la izquierda no consigue continuidad al no darle mucha distancia y salir el toro rajado del encuentro. Arrimón intentando arrancarle por la derecha algún muletazo. Nada que destacar. Estocada entera algo tendida. El toro se amorcilla y tardó en caer. El quinto es un toro que de salida va suelto y abanto. No se emplea en varas al ir con la cara alta y acortando el viaje en banderillas. Inicia por la derecha intentando templar las embestidas insulsas y mansurronas del animal y éste acaba rajándose sin piedad. Lo intenta Robleño con fe y no consigue más que un par de muletazos al rehuir su oponente la pelea. Pinchazo que escupe, media tendida y descabello.

El sevillano Javier Jiménez parece que se ha dejado llevar demasiado por Espartaco, quien le ha enseñado de todo y casi nada bueno. Despegue, destoreo y postureo es lo que parece que trae en su zurrón. En su primero ejecuta un discreto recibo capotero. El toro va con la cara alta y no consigue ahormarlo. Mansea en varas y acusa falta de fuerzas. Acorta, como sus hermanos, el viaje en banderillas. Brinda el toro al público. Inicia por la izquierda sin cruzarse un pimiento, sin exponer nada lo que le supone muletazos sueltos, insulsos y multitud de enganchones fruto de su toreo de postureo y centrífugo. Finaliza con absurdas bernardinas de pacotilla. Pinchazo. Estocada entera. Veinte descabellos escuchando los tres avisos y siendo el toro apuntillado en el ruedo. En el sexto apuntó lo mismo que en el tercero, es decir, NADA salvo postureo: cite al hilo del pitón y desde la Farola de Málaga. Era un toro para llevarlo toreado y poder sacarle algo más. Estocada que fulmina al animal.

Me comentan en casa la vergonzosa retransmisión de Canal Sur, esa televisión que pagamos todos los andaluces y que se dedica a hacer lo que le da la gana en las retransmisiones, ocultando cosas y conectando cuando el toro ha salido ya al ruedo.


Málaga. Plaza de Toros de La Malagueta. Lunes 15 de agosto de 2016. 2ª de abono, corrida de toros Algo más de media entrada en tarde fresca y nubosa. Toros de Partido de Resina y uno de El Torreón (2ºbis). Bien presentados los Pablo Romeros, entipados, con trapío, astifinos y con estampa de cartel. El de El Torreón bien presentado aunque algo zambombo. López Chaves, ovación y silencio; Fernando Robleño, oreja y palmas; Javier Jiménez, ovación tras tres avisos y ovación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(3)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

5 comentarios