www.purezayemocion.com

Málaga

¿Dónde estás, José Mari?
Ampliar
(Foto: Prensa FIT)

¿Dónde estás, José Mari?

¿Qué ha pasado con ese torero que era Manzanares? En Málaga, se le vio como un torero vulgar. Cayetano aprovechó las embestidas de sus toros y dejó alguna tanda meritoria, cargando la suerte.

sábado 20 de agosto de 2016, 09:07h
Tienes juventud, tienes mucho crédito, tienes un cañón como espada y una larga carrera por delante, pero... ¿Dónde estás, José Mari? ¿Qué ha pasado con ese torero pinturero, poderoso y capaz de meter en el canasto a los toros, que levantaba de los asientos a los aficionados? Ayer vi un toreo vulgar, como si estuviese languideciendo en su tauromaquia y como si su único motivo para vestirse de luces fuese asegurar el futuro de su familia. Quizá el mazazo de su padre aún le esté haciendo mella en su corazón y mucho más en su mente. Pienso que debe parar y reflexionar porque puede dar mucho más de sí y volver por la senda que nos tenía acostumbrados. Dicho esto y sin que sepa a rapapolvo, yo confío en José Mari y su tauromaquia. Nadie tiene una espada como él.

Ayer fue una tarde entretenida, pero no por ello buena en cuanto a toreo. Se vio mucho postureo y toreo de salón, sin cargar la suerte. Es decir, más ruido que nueces.

El veterano Enrique Ponce recibió a su primero por verónicas un tanto despegadas. El toro mete la cara arriba en el peto. Empuja pero acaba manseando y se le castiga severamente, por lo que llega muy parado y casi sin fuerzas a banderillas. El de Chiva empieza tanteando por la derecha a media altura. Ejecuta una tanda sosa a muleta planchada. Sin cruzarse intentó ejecutar otra tanda pero el toro no puede con su pellejo, registrándose muletazos sueltos sin ton ni son. Por la izquierda protestaba el animal, que se para y el torero opta por un arrimón de nuevo sin estar cruzado. Estocada casi entera, tendida pero fulminante.

A su segundo lo recibió aseadamente. En el peto es mal picado, y eso que el toro mete la cara alta y debió corregir el piquero en el castigo. Tras el primer puyazo Ponce lo lleva de nuevo con chicuelinas al paso, y vuelve a ser mal picado. En este segundo encuentro derribó la cabalgadura. Brinda al público Enrique y elige la diestra para iniciar por bajo, intentando llevarlo toreado. El toro ahora sí parece moverse y el matador ejecuta una serie en redondo sin demasiado acople. Por la izquierda protesta y embiste andando, optando por cortarle el viaje y dejarlo suelto. Se pone a estirar piernas cuál atleta y ejecuta poncinas rematadas con molinete. Abaniqueo para rematar faena. Postureo que enardece a la masa. Media tendida y trasera. Descabello y apéndice que concede la Presidenta.

Manzanares hizo un tímido recibo por verónicas a su primero. En un lance el toro sale suelto y coge al banderillero Suso, teniendo que ser llevado a la enfermería. Lo cita el piquero y el burel no atiende al llamamiento. Se simula la suerte y en el segundo tercio se defiende acortando el viaje. Inicia José Mari por la derecha con doblones para sacarlo de las tablas. Por el mismo pitón se le cuela un par de veces, aunque consigue meterlo en la muleta sin cruzarse y expulsando las suaves embestidas del Victoriano. Por la izquierda más de lo mismo, quedándosele corto a mitad de camino. Estocada entera desprendida.

Saltaba el quinto de la tarde y Manzanares quiso templar con el capote a un toro que calamochea ostensiblemente. Se le tapa la salida en el caballo, donde lleva la cara alta. Se le machaca. Sale del peto sin fuerza ni fijeza, echando las manos por delante. Inicia por la derecha y, después de mucho tantear, consigue sacarle unos pases. No le da distancias y al toro no le sienta bien. Se vuelve bronco. Necesitaba que lo llevasen muy toreado. Cuando Manzanares se decidió a darle las distancias requeridas, se plantó sin acudir a los cites. Escarba. Cosas de mansos, dicen. Receta mantazos por doquier. Media desprendida que causa derrame y toro pitado en el arrastre.

También calamochea el tercero de la tarde, turno de Cayetano. Se machaca al burel en varas para que pierda el poquito fuelle que traía. Sale suelto y mansea por toda la plaza. Brinda a Fermín Bohórquez e inicia a media altura. Lo cita en largo por la derecha y el toro responde, lo que aprovecha el torero y deja una tanda algo meritoria. Por la izquierda consigue naturales de bella factura, cargando la suerte en alguno de ellos. El toro va y lo mete en el canasto. Ejecuta dos molinetes pasándose el toro cerca de la Farola. Acaba con ayudados por alto y estatuarios que remata con un trincherazo. Estocada fulminante en todo lo alto.

Al último lo recibe por verónicas. El toro mete la cara en los engaños. De nuevo, simulan las varas. Se pone de rodillas en el tercio para comenzar su labor. Elaboró la faena del mismo estilo que con su anterior oponente, aprovechando las boyantes embestidas del cornúpeta hasta que éste cantó por peteneras y decidió que eso se había acabado.


Málaga. Plaza de Toros de La Malagueta. Viernes 19 de agosto de 2016. 6ª de abono. Lleno en tarde soleada y muy calurosa. Toros de Victoriano del Río, justos de presentación y fuerzas, algunos gatunos. Todos se han dejado y todos toreables. Enrique Ponce, ovación y oreja tras aviso; José María Manzanares, ovación tras petición y ovación; Cayetano, oreja y ovación tras aviso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

5 comentarios