www.purezayemocion.com
De Las Ventas a plazas portátiles: las últimas migajas del pastel

De Las Ventas a plazas portátiles: las últimas migajas del pastel

martes 21 de octubre de 2014, 18:02h
Sobre la corrida de Huércal-Overa, en Almería

Finalizò el pasado fin de semana la temporada taurina en la provincia de Almería, bajando el telón una corrida celebrada en Huércal-Overa, en la que hicieron el paseíllo Miguel Abellán, Manuel Jesús "El Cid" y El Fandi. Esta corrida no ha supuesto más que la consumación de un cúmulo de sinsentidos que ha llevado a dar una corrida de condiciones extrañas.

Extraño es -o debería ser- que un municipio ignore su patrimonio hasta el punto de llegar a la ruina funcional (llámese ruina funcional al elemento que no sirve para el fin al que se destinó). Esto ha ocurrido con el munipio de Huércal-Overa, que teniendo una amplia y bonita plaza de toros ha dado su feria en una plaza portátil, porque la suya no está en condiciones de albergar un espectáculo taurino. No voy a ahondar en el tema, pero lo merece, y pronto hay elecciones municipales...

Extraño es que toreros que hacen el paseíllo en Las Ventas y en La Maestranza vengan a una portátil, en octubre a rapiñar las últimas migajas del pastel. Estamos en crisis, pero nunca vi a Manolete en una portátil, ni a Ordóñez, ni a Ponce ni a nadie que quiera llamarse figura del toreo. Las figuras esto lo respetaban, primero por dignidad y orgullo profesional, y segundo porque ese es el bastión de los toreros que no pueden aspirar a Las Ventas o a La Maestranza.

Y extraño es que nuevamente los toreros almerienses no hacen el paseíllo en las plazas de la provincia. Sólo Berja (Con Torres Jerez) y la capital (con Ruiz Manuel) se han salvado de este estigma. Lógicamente nacer en un territorio no es requisito sine qua non para entrar en un cartel, pero igual de cierto es que los pueblos han sido donde tradicionalmente se ha dado cabida a matadores y novilleros para poder aspirar a la capital, y de ahí a Madrid. Si se tambalean las bases, el toreo no se sustenta. Por no decir que un torero local también es un reclamo para el público. En este caso el empresario es Juan Reverte, que también lo es de Vera, donde tampoco entraron toreros locales en la feria (ni siquiera con dos sustituciones).

Sin plaza, con figuras llenas de polvo en una plaza de cuarta, y con los modestos sin sitio donde torear, el toreo está cada vez más desconocido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.