www.purezayemocion.com

Lima (Perú)

Fiesta con figuras y sin toros
(Foto: Prensa Roca Rey)

Fiesta con figuras y sin toros

Lleno hasta la bandera motivado por el mano a mano entre El Juli y Roca Rey, pero Acho no se merecía una presentación (de los sucedáneos de toros bravos) en escalera y escurridos, algunos inválidos. Roca Rey triunfó con un toreo bullidor y accesorio.

lunes 07 de noviembre de 2016, 09:03h
La primera corrida del abono conmemorativo de los 250 años de la Plaza de Toros de Acho causó mucha expectación, logrando un lleno hasta la bandera no visto desde hace buen tiempo, motivado por el mano a mano entre El Juli y el torero de la casa Andrés Roca Rey, quién reaparecia tras su último percance de Palencia.

Sin embargo, Acho no se merecía una presentación (de los sucedáneos de toros bravos) en escalera, escurridos, algunos inválidos, bizcos y sospechosos de pitones; en suma un desecho de cerrado, cuyo comportamiento fue excesivamente bobalicón y que sólo entraron al caballo una sola vez.

El Juli estuvo voluntarioso con las mascotas que le tocaron en suerte, ejecutando su toreo de casi toda la vida: amontonamiento de derechazos, pierna contraria retrasada, codilleo, uno que otro natural sin ligazón y abusando del pico de la muleta. Destacar la lidia de su tercero al que sacó a los medios con vistosos doblones.

La figura de moda, Andrés Roca Rey, esperado por sus compatriotas tras sus sonados triunfos en España, fue el triunfador de la tarde sobre la base de un toreo bullidor y accesorio, propio para el público de aluvión sediento de triunfos y orejas. Su planteamiento se podría resumir señalando que es el mismo libreto seguido en las plazas españolas, pases cambiados por la espalda con capote o muleta (lo mismo da), predominio del medio pase, falta de mando y nulo remate tras de las caderas. Consideramos que el valor y la valentía, con todo lo que suponen, no son suficientes para ser figuras y durar en el toreo.

Se podría decir entonces, que la torería - esa condición indefinible, esa virtud excelsa- que prende a los aficionados y los transforma como si les hubiera sacudido el alma una fuerza sobrenatural, no fue cualidad que estuviera presente en las actuaciones de El Juli y Roca Rey.


Lima (Perú). Domingo 6 de noviembre de 2016. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (5º). El 4ºy 5º premiados con la vuelta al ruedo. El Juli, saludos, silencio y oreja; Roca Rey, silencio tras aviso, dos orejas y silencio. Nota: Se guardó un minuto de silencio en memoria de Renatto Motta, "El Pana" y Víctor Barrio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(3)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

2 comentarios