www.purezayemocion.com

México, D.F.

¡41.000 espectadores!

El cemento como espectador. En lo estrictamente taurino, Juan Pedro Llaguno ha dejado claro que puede caminar en esto.

domingo 20 de noviembre de 2016, 10:36h
Una tarde fría y desolada. El cemento como mayor espectador de la llamada primera novillada sin picadores de triunfadores, en la que faltaron un aproximado de 41.000 espectadores; esto quiere decir que sólo asistieron algo así como 262 de los 41.262 que es el aforo total del coso capitalino.

¿En qué estaba pensando la nueva administración para programar 3 novilladas en un solo fin de semana? Máxime que en nuestro país influían tres aspectos. El primero que es un fin de semana largo, ya que el lunes no es laborable. El segundo que muchos andan gastando por el llamado "Buen fin (fin de semana de rebajas)". Y el tercero, que el lunes se celebra un partido de fútbol americano; algo que si bien no es nuevo sigue siendo novedoso. La empresa tuvo el pavor de anunciar un festejo, y créame usted que nadie hubiera llenado La México este fin de semana, ¡nadie! Y se le ocurrió entonces a los nuevos empresarios "apoyar" a los novilleros... Vaya error el salir y ver una entrada como la de hoy. Quita afición al más aficionado. La entrada es un triunfo para aquellos que quieren acabar con la Tauromaquia, y la empresa les ha dado ese gusto. Ya de jodido hubieran anunciado entrada gratis.

Otro que falló fue aquél que se dice "aficionado", sobre todo el capitalino. El que ahí vive, ese, ese no tiene perdón. De todo se queja y hoy pues nada... No van "figuras", no hay pasarela y no va. Mucho que reflexionar, que cada cuál saque sus conclusiones.

En lo estrictamente taurino se lidió una novillada de Jorge de Haro que no resultó lo que se esperaba.

El primer espada, Juan Pedro Llaguno, ha dejado claro que puede caminar en esto. Conecta rápido con el tendido, tiene valor, variedad y buen toreo. En su segundo fue arrollado de fea manera a la salida del novillo. Gracias a Dios todo quedó en un susto. Faena que fue a menos pero destacar su honestidad cuando el novillo se echó después de un pinchazo y lo levantó para tirarse a matar. Créame que otro prefiere que lo apuntillen. Saludos en el tercio en ambos novillos.

El segundo en el cartel era Miguel Aguilar, quien con su primero no se pudo acomodar y se le vio un poco precipitado. Con su segundo, un novillo al que le faltó una vara de no haber sido por tratarse de una sin caballos, ha estado muy torero. Inició correctamente por abajo, doblándose con el novillo y haciéndose con la embestida para pegar varios derechazos. Le salía de manera correcta, atacándole, pero el De Haro no quiso saber más y ahí quedó todo. Mal con la espada. Un aviso y palmas en su primero. Silencio en su segundo.

Sebastián Ibelles completó el cartel al entrar en el mismo por la vía de la sustitución. Dejó buen sabor se boca, destacando su temple. En el que cerraba plaza ejecutó tres naturales excelentes que fueron coreados por el escaso público. También muy mal con la espada. Dos avisos en el primero y leves palmas; y, dos avisos y silencio en su segundo .

Espero que la empresa tenga a bien premiar a los AFICIONADOS que asistieron a la novillada. Es para que se le regale un pase gratuito para toda la temporada. Por cierto, no vi al empresario entusiasta de la semana pasada, Javier Sordo, ni a mucho aficionado de ocasión. Estarán en las revistas de la Jet set.


México D.F. (México). Sábado 19 de noviembre de 2016. Novillada sin picadores. Primera final del ciclo "Soñadores de Gloria". Erales de Jorge de Haro para Juan Pedro Llaguno, saludos en ambos; Miguel Aguilar, palmas tras aviso y silencio; Sebastián Ibelles, leves palmas tras dos avisos y silencio tras dos avisos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios