www.purezayemocion.com

México, D.F.

De mal en peor
Ampliar
(Foto: Prensa La México)

De mal en peor

Lo de Montecristo es un insulto. Los toros se cayeron en un total de 16 ocasiones.

lunes 23 de enero de 2017, 08:49h
Lamentablemente esto sigue de mal en peor. No levanta y cada día el panorama es más desolador. Se celebró la 11ª corrida de la temporada en La México después de un largo receso que no le sirvió a la empresa para corregir sus errores.

La entrada nuevamente pobre. Muy pobre. Y es que el cartel no pintaba para más. Un Perera que aquí está muy lejos de ser figura, un Juan Pablo que sigue queriendo romper y un Silveti que cada día confirma su injustificada inclusión en los carteles. Lo de Montecristo es un insulto, y encima el ganadero se atrevió a decir en los micrófonos que lo suyo ya es un encaste, el "encaste Montecristo". Pues sólo decir que sus toros se cayeron en un total de 16 ocasiones. Salieron 5 mansos, bobos, inválidos y descastados. Sólo se salvó de la quema el que hizo de 6º, de nombre "Nueva Etapa", pero lamentablemente correspondió a Silveti.

La suerte de varas es una burla, un mero trámite. Algo vergonzoso.

Miguel Ángel Perera, con "Español", dejó aceptables momentos con el capote. Con la muleta trató pero ante el inválido había poco que hacer. Dos pinchazos, 1/3 de ración de acero, un golpe de descabello y un aviso para escuchar leves palmas. Con "Azucarero" nada que comentar con el capote. Con la muleta, tampoco. Terminó ahogando al ya de por sí ahogado toro. Se molestó al escuchar algunas protestas en el tendido. Faena como las que se le ven por acá, aburrida a más no poder. Un pinchazo y media para retirarse en silencio.

El primero de Juan Pablo Sánchez se llamó "Venadito". El torero estuvo correcto, en una labor más propia de enfermero que de poder. Pero eso no es culpa de Juan Pablo, quien intentó por ambos pitones con buen temple. Un pinchazo hondo y una entera para saludar en el tercio. Con su segundo, "Reflexión", dejó los mejores momentos de la tarde ante otro toro que no valía. Inició con doblones muy toreros. Destacó una tanda por el derecho, templado pero con poca transmisión debido a la debilidad del de Montecristo. Lo mejor de su labor fueron dos naturales. Se confió y se llevó un susto sin consecuencias. Fatal con el acero. Un pinchazo, media espada y 13 golpes de descabello. Escuchó un aviso y algunos pitos.

Diego Silveti, con el débil "Malagueño" no dejó nada que pueda comentar. Un pinchazo hondo, media tendida y un golpe de descabello. Silencio. Con "Nueva Etapa" quedó patente que tiene una mano con una suerte envidiable en quien le sortea. Sin ser un gran toro, fue el mejor. Con el capote ya dejaba ver sus buenas condiciones al apretar en las gaoneras de Diego. Con la muleta tuvo boyantía y Silveti no aguantaba más allá de tres muletazos por tanda, cortando la serie al ver que el toro seguía embistiendo y no paraba. Eso tanto por el derecho como por el izquierdo. Acortó la distancia ahogando al toro para aliviarse con una dosantina. Un poco más de media espada para escuchar un aviso y retirarse entre división de opiniones.

Así terminó una tarde más. Y esto sigue de mal en peor.


México, D.F. Plaza Monumental. Domingo 22 de enero de 2017. Toros de Montecirsto para Miguel Ángel Perera, leves palmas tras aviso y silencio; Juan Pablo Sánchez, ovación y leves pitos tras aviso; y Diego Silveti, silencio y división tras aviso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.