www.purezayemocion.com

Entrevista y fotogalería

Javier Arauz de Robles: "En los tentaderos priorizamos la entrega y el interés sobre la nobleza aborregada"

Representante de la ganadería que se anuncia como"Arauz de Robles", Javier nos confirma que ya tiene vendida una novillada para Madrid.

martes 31 de enero de 2017, 12:44h
Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen - Fotos: Daniel Pérez


Hablamos con D. Francisco Javier Arauz de Robles, representante de la ganadería que se anuncia como "Arauz de Robles". Singular vacada en cuanto a procedencia, y particular forma de llevarla, ya que como cuenta Francisco Javier a lo largo de la entrevista, son los propios ganaderos los que se encargan de tentar a los animales.


- ¿Cómo fue el inicio de la ganadería? Procedencia y desarrollo.
La ganadería Arauz de Robles permanece en la familia desde el año 1947. D. José María Arauz de Robles, originario de Molina de Aragón (Guadalajara), de cuna humilde y huérfano desde temprana edad, hizo fortuna sacando la oposición de Abogacía del Estado, y como era un gran aficionado, compró 100 vacas a un tratante de ganado de la zona de Teruel llamado D. Rufo Serrano.

Las vacas procedían de muy diversos orígenes, pues D. Rufo Serrano iba adquiriendo vacas a distintos ganaderos y cuando reunió 100 vacas, estas fueron adquiridas por D. José María Arauz de Robles.

El encaste predominante de las 100 vacas era Saltillo y para unificar la ganadería, lo que hizo D. José María fue comprar un semental de D. Samuel Flores y otro de Guardiola, si bien este último no llegó a padrear, pues quedó ciego. El primero padreó poco porque sus productos no gustaron al ganadero.

Desde entonces, en estos 70 años se ha venido trabajando en la selección del ganado propio, que tuvo su origen en la adquisición inicial realizada a D. Rufo Serrano, hasta el punto de que puede decirse que la ganadería constituye un encaste propio, con características morfológicas propias que la distinguen de otras ganaderías.


- ¿Cómo definiría a sus animales en cuanto a morfología y comportamiento?
Dentro de su diversidad por los distintos orígenes de las vacas que inicialmente constituyeron la ganadería, lo que predomina es el tipo morfológico de los Saltillos. Toros altos, huesudos, de cornamenta veleta y de capas entrepeladas. Si bien coexisten otros animales de tipo más bajos, más en el tipo Veragua.

Lo que sí que está muy marcado es el comportamiento a través de la selección. En conjunto son animales de manejo complicado en el campo, muy asilvestrado y poco dóciles.

En la plaza son animales encastados, con poder y a los que a su vez hay que poderles siempre para que se entreguen, pues en caso contrario se apoderan ellos del torero.


- Concepto ganadero en cuanto a selección: quién tienta; qué comportamiento se busca; la casta; la importancia de la suerte de varas.
Los tentaderos los hacemos únicamente la familia, pues tanto a mi padre como ganadero titular, como a sus hijos Gonzalo y yo y todos sus nietos, nos gusta torear, de tal forma que muy pocas veces viene un torero a tentar a casa. Esto nos permite tener la doble visión de cada vaca o semental que tentamos:

a) la del torero, que al estar delante aprecia matices que no se detectan desde fuera

b) la del público, que observa la labor del torero y el comportamiento del animal desde otra óptica completamente distinta.

En cuanto a los parámetros que tomamos en consideración, os resumo los siguientes:

- Para nosotros es importantísima la casta en el proceso de selección, de ahí que damos una importancia primordial a la suerte de varas, con un mínimo de 5 puyazos por vaca y de 8 puyazos en la tienta de sementales.

- Buscamos sobre todo galope, entrega y raza.

- En la muleta la humillación y el recorrido es básico, y priorizamos la entrega y el interés (que no aburra y transmita sensaciones) sobre la nobleza aborregada.

En nuestra opinión, lo esencial es que el animal en la plaza diga cosas, que no vaya de un lado a otro sin ton ni son y sin personalidad propia.


- ¿Cuáles han sido los toros importantes de la ganadería?
En los tiempos de bonanza lidiábamos unas cinco o seis corridas de toros al año y un par de novilladas. Toreaban nuestra ganadería las máximas figuras, con toros muy importantes en plazas como Granada, Huesca o Madrid.

De recuerdos imborrables, entre otros muchos, un toro en Granada al que cortó el rabo Antonio José Galán; otro en Úbeda al que igualmente cortó el rabo Ponce; un tercero en Alfaro, al que cortó el rabo Julio Aparicio; un cuarto de Finito de Córdoba en Albacete y otro de José Tomas en la misma plaza; dos toros en Colmenar Viejo, que mataron uno Rafael Camino y otro Manuel Caballero; otro del Capea en la plaza de Burgo de Osma o de Espartaco en Villanueva de Arzobispo, o de El Cordobés en Huesca. Esos entre otros.


- ¿Cómo son sus fincas? Situación, superficie, clima, pastos…
Las fincas se encuentran situadas en los términos municipales de Guarroman y Andújar (Jaén), en plena Sierra Morena.

Son fincas muy quebradas, con mucha agua, en las que predomina la encina como elemento fundamental para alimentación del ganado, sobre todos a través de la bellota.

La superficie total de ambas fincas es de 800 hectáreas, en una predomina el pasto fino de pizarra y en la otra el pasto más basto, propio de las tierras arcillosas.


- ¿Qué tiene para lidiar esta temporada?
En esta temporada disponemos de dos novilladas, una ya contratada para Las Ventas en Madrid y otra más pequeña por la que se han interesado diversos empresarios, pero que todavía no está vendida en firme.

A su vez, nuestros toros están muy demandados para las calles y festejos populares, por lo que tenemos 4 cuatreños destinados a este fin.


- En estos momentos tan delicados, ¿Cómo ve la Fiesta? Empresarios, ganaderos, aficionados...
Es un momento muy complejo para la Fiesta de los toros que no para los festejos populares, lo que es muy significativo.

En mi opinión, el éxito de los festejos populares radica, por un lado, en su variedad, y por otro lado, en la participación activa que protagonizan los aficionados, que son los que “juegan, torean y hacen magia” con el toro.

Entiendo que esto es justamente lo que falta en las plazas de toros. No hay variedad, y es por distintos motivos: 1) Los mismos toreros y las mismas ganaderías intervienen en todas las plazas y ferias, de tal forma que “la misma” corrida de toros puede verse en Soria y en Valladolid. 2) Excesiva reglamentación que impide que haya variedad en el espectáculo. A nadie se le ocurre decir a un autor de una obra de teatro que su obra tiene que durar tantos minutos, que tiene que haber tres partes, que en la primera sólo pueden producirse unos hechos, etc, etc. 3) Si estamos hablando de una manifestación artística, lo suyo es que se deje plena libertad al artista para expresarse y hacer con el toro lo que quiera, y así pueda sorprender al espectador.

Por otro lado, no hay participación en el espectáculo del espectador, al que se le da todo hecho, se le sienta en una butaca incómoda y nada se le explica ni se le enseña.

Yo creo que hay que abrir mucho más el espectáculo a los aficionados, al igual que tienen que abrirse las ganaderías y los toreros acercándose mucho más al público que es el que de verdad mantiene la Fiesta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (26)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios