www.purezayemocion.com

México, D.F.

Se veía venir

Se veía venir que llegaría el triunfalismo torerista exagerado. Se veían venir los atropellos de las figuras y sus exigencias. Se veía venir que el trapío bajaría de forma desmedida y que nadie protestaría. En fin...

lunes 06 de febrero de 2017, 09:44h
Se celebró un nuevo festejo de la temporada en la Monumental. Corrida que sirvió para celebrar un Aniversario más de La México, y con eso se veía venir que los tendidos registraran las mejores entradas. También se veía venir que llegaría el triunfalismo torerista exagerado. Se veían venir los atropellos de las figuras y sus exigencias. Por otro lado, se veía venir que el trapío bajaría de forma desmedida y que nadie protestaría. En fin, todo esto de veía venir.

El cartel con un confirmante, Luis David Adame y dos figuras consagradas como José Antonio Morante de la Puebla y Julián López "El Juli" con una de sus ganaderías preferidas, Teófilo Gómez. Las reses de esta casa ganadera han dado un juego como el que se esperaba: mansa, débil, descastada; con esa embestida pastueña que tanto le gusta a las figuras, así tal cuál como lo dijo Juan Pablo Bailléres a los micrófonos. Se salvó de la quema el primer toro, el de la confirmación, un buen animal que no paró de embestir y que se fue con las orejas que traía colgadas con alfileres.

Confirmó Luis David Adame con "Cántabro" y con el capote hizo albergar esperanzas. Sin embargo, su toreo acelerado lo hizo deslucir. Después de la ceremonia de confirmación brindó a su hermano Joselito. Se fue al centro del ruedo para iniciar con los socorridos cambiados por la espalda. Dos tandas por el derecho que lamentablemente cortaba al tercer muletazo ante el mejor toro de la tarde. Por el izquierdo siguió mostrando buenas condiciones el burel y Luis David logró un buen natural. Del resto nada que comentar. Se perdió en la faena. Un poco más de media espada y un golpe de descabello para saludar en el tercio. Cerró plaza "Cervecero", un toro alto, feo, agalgado. Con la tarde ya muy cuesta arriba por el triunfo que ya habían logrado sus alternantes, nada pudo hacer Luis David y no hay nada que resaltar. Anunció mal aconsejado por su gente un toro de regalo antes de tirarse a matar. Una entera caída para retirase en silencio. El de regalo fue un mal toro de Fernando de la Mora, de nombre "Encinillo". Lo único quizás una tanda con dos buenos derechazos. Alargó en el intento y lo único que logró fue aburrir. Pinchazo, entera delantera, dos golpes de descabello y un aviso. Están a buen tiempo los Adame de replantearse muchas cosas.

Morante con su primero "Ramaliego" nunca estuvo a gusto, ni con capote ni con muleta. Abrevió de manera inteligente. Pinchazo sin soltar y tres cuartos de espada. Silencio.
Con su segundo "Muchacho" inició por verónicas. Ninguna de las que nos tiene acostumbrados, pero aún así fueron coreadas. Quitó por chicuelinas con mucho aroma. Inició su trasteo con la muleta tomado de las tablas con pases por alto sin enmendar. Una tanda por el derecho en la que lo mejor fue rematar sacando la muleta por arriba del pitón contrario. Ya en la segunda tanda por el derecho apareció la torería y el garbo del genio de La Puebla del Río, templando de aquí hasta allá, con la barbilla encajada y yéndose de la cara del toro caminando con desparpajo. Terminó con la muleta en la mano izquierda, de frente, a pies juntos dejando dos naturales muy coreados. Una entera caída para recibir dos orejas.

Julián López "El Juli" otro consentido de la afición mexicana. Y más aún consentido de la plaza México con "Abuelo", un débil de Teófilo Gómez con el que el torero estuvo con la mente clara para sacar agua; incluso de las piedras. Por el pitón derecho tandas abusando al retrasar la pierna. Por el izquierdo lo mejor de la faena. Terminó con su horrible manera de tirarse a matar para después de un pinchazo dejar un bajonazo. Aún así saludo en el tercio. Sin embargo con "Don Marcos" salió como un perro (dicho con todo respeto y en el mejor sentido) a defender su lugar como figura del toreo y a no dejarse ganar la pelea por nadie. Toro también débil pero al que Julián lo hizo ver como bueno. Zapopinas que arrancaron los olés en el tendido. Se fue a la boca de riego para iniciar con cambiados por la espalda, seguidos de una tanda a media altura. En la segunda tanda le bajó la mano y con mando lo llevó largo. El resto de faena muy del gusto de muchos (no del mío). Eléctrico. Una arruzina. Un circurret. En tres ocasiones se pasó el toro por la espalda para terminar tapándole la cara al ya en esos momentos rajado de Teófilo Gómez. Pinchazo y entera con su marca registrada: el nefasto y horroroso Julipié. Dos orejas y un vergonzosa vuelta al ruedo al toro.

Se veía venir, pero a fin de cuentas esto es de gustos y para gustos...


México, D.F. Plaza Monumental. Domingo 5 de febrero de 2017. Toros de Teófilo Gómez (5º, premiado con la vuelta al ruedo) para Morante de la Puebla, silencio y dos orejas; Julián López "El Juli", ovación y dos orejas; Luis David Adame, que confirmó alternativa, ovación, silencio y palmas tras aviso.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Se veía venir

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1808 | Antonio Moreno - 07/02/2017 @ 07:31:14 (GMT+1)
    Toros descafeinados

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.