www.purezayemocion.com
Un rayo de luz
Ampliar

Un rayo de luz

Con la ley a favor y todo en contra, la quinta edición del Curso de Aficionados Prácticos de Cataluña celebra la jornada final con éxito artístico y de asistencia. Un rayo de luz en un difícil contexto taurino catalán.

miércoles 01 de marzo de 2017, 10:10h
El Curso de Aficionados Prácticos de Cataluña no es un curso o jornada más de los que se organizan en muchos lugares con un legítimo ánimo de lucro pensado como una lícita oportunidad de negocio, más bien al contrario. Se trata de un curso organizado por los profesionales catalanes Enrique Guillén y Omar Guerra (ayudados por otros compañeros como David Valenzuela, Antonio Guillén, Juan de Lucía y Eugenio Perucha) en el que la inscripción económica del alumno sirve única e íntegramente para el pago de los animales a lidiar y el alquiler de las instalaciones donde se entrena (al haber sido desalojados en la edición anterior del parque público donde entrenaban y haberles sido denegados todos los permisos solicitados). Es decir, no existe plusvalía ni remanente económico alguno para los organizadores, el curso se enfrenta a todos los obstáculos imaginables por parte de la Administración catalana y su principal razón de ser no es la de obtener un rédito económico ni la de que los aficionados postureen ante vacas y becerros, sino la de reivindicar, promocionar y defender el toreo en un lugar donde es permanentemente atacado, perseguido y proscrito. Dios bendiga a los valientes. Organizadores, profesores y alumnos.

La jornada final de la quinta edición del curso, y para la cual se desplazaron más de un centenar de aficionados a tierras castellonenses, consistió en la tradicional suelta y toreo matinal de varias vacas y becerras. Para por la tarde, y después de una comida de hermandad con todos los asistentes, celebrar el festival taurino que pone el punto final al curso. Más numeroso que en anteriores ocasiones, al haber más alumnos que en otras ediciones y haber una mayor competencia, en el festival se enfrentaron a los cinco novillos reseñados los veteranos: Javier Vila, Daniel Gámez, Fernando Casanova, Juan Martínez, José Ponce y Miguel Lario. Los jóvenes debutantes: Javier Peris y Miguel Herrera. Y los también debutantes (aunque no tan jóvenes): Antonio Guillén (padre) y Haruka Toda. En el festival los aficionados catalanes volvieron a reencontrarse con las emociones propias del toreo que, pese a las limitaciones de los participantes (son aficionados), estuvieron presentes con intensidad en algunas actuaciones de toreo reunido, templado y comprometido.

Una jornada y un curso que es un rayo de luz en un contexto que tras la negativa de Balañá a celebrar festejos taurinos en La Monumental, el silencio de los estamentos taurinos (figuras y empresarios) y con el ambiente político catalán actual se prevé tan oscuro como pesimista. Dios bendiga a los valientes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.