www.purezayemocion.com

Valencia

Más pena que gloria

Una mansa y descastada corrida de Alcurrucén abrió ayer el ciclo fallero. Lo mejor lo hizo Álvaro Lorenzo en el recibo capotero al que cerraba plaza. El joven cortó una oreja.

domingo 12 de marzo de 2017, 10:11h



Una mansa, descastada y mal presentada corrida de Alcurrucén abrió ayer el ciclo fallero. Nos acogemos a la máxima gitana de no querer buenos principios, reconfortándonos así de que la feria no va a seguir por los mismos derroteros. El aburrimiento (principal enemigo de la Tauromaquia) fue el principal estado de ánimo de la tarde. En cuanto a presentación sólo el 4º y 5º, muy justitos, se salvan de la quema. El 2º, un impresentable toro anovillado. En cuanto al blando 6º, con pocos pitones y lavado de cara dio algo de juego, pero el mérito fue de su lidiador.

Juan Bautista ni estuvo ni se le esperaba, y aunque su lote no sirvió, él tampoco hizo por agradar. El que sí expuso y además con gusto fue el banderillero Raúl Adrada. Una vez despachado el de Alcurrucén, Bautista saludó por su cuenta (dónde quedó la vergüenza torera...) al escuchar unas pocas palmas. Y como en Valencia lo aplaudimos todo, pues se saluda y en paz. Su segundo, pitado por su blandeza, se desfondó tras una alegre entrada al caballo.

Lo intentó Fortes ante su primero, anovillado y manso, pero allí no había transmisión y aunque el inicio tuvo emoción al recibirlo de rodillas, los enganchones y parones siguientes deslucieron su quehacer. El quinto de la tarde, mejor presentado y bien picado, también se paró. El torero alargó la faena sin justificación. Como anécdota, decir que el mayor peligro del toro estuvo en las coces que pegaba a los subalternos después de la estocada.

El joven Álvaro Lorenzo dejó al tercero una estocada en los blandos que permitió abreviar un espectáculo no deseado ante un toro de mala condición que, para más inri, fue mal picado y lidiado. Saltó al ruedo el que cerraba plaza y vimos lo mejor de la tarde en el recibo capotero de Lorenzo. Ortodoxo, con la suerte cargada y ganándole terreno, toreando con mucho gusto. Verónicas y media de cartel. El primer puyazo fue largo y sin sentido teniendo en cuenta lo blanda que había salido toda la corrida. Eso sí, el segundo sólo fue de trámite. La faena de muleta, si acaso excesivamente larga vistas las fuerzas y cualidades del animal, pero Álvaro Lorenzo lo supo llevar templado y con gusto, ligando series de derechazos bien rematados con el de pecho, "ayudándole" en cada pase, dejando la muleta puesta y tirando de él con suavidad. El ganadero, que también es su apoderado, debe agradecerle lo que hizo por el toro.

Ojo, lo acontecido en el 6º no tapa ni mucho menos la decepcionante corrida que los Lozano enviaron a Valencia. Un toro, y a medias, no es suficiente.


Valencia. Feria de Fallas. Sábado 11 de marzo de 2017. Tarde fresca con poco público. Toros de Alcurrucén para Juan Bautista, saludos tras aviso y silencio; Fortes, ovación y silencio tras aviso; Álvaro Lorenzo, silencio y oreja. Presidencia: Mal en el reconocimiento y más de lo mismo en la concesión de trofeos. ¡Qué poco ayudan y aportan al prestigio de la Plaza!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

1 comentarios