www.purezayemocion.com
Gerardo Ortega: el Domecq cotizado de las calles
Ampliar
(Foto: Jaime Bravo)

Gerardo Ortega: el Domecq cotizado de las calles

Los toros de Gerardo tienen un sentido y un desarrollo diferente al Domecq "convencional". Su codiciosa embestida, el tranco largo, y el genio en su sangre de bravo, son matices claramente perceptibles en las cualidades y características de su vacada.

jueves 30 de marzo de 2017, 15:18h

Gerardo Ortega Sánchez nació en la aldea de El Patrás, perteneciente al municipio onubense de Almonaster la Real. Su ganadería de bravo la formó en 1949. Antes hizo de corredor y empresario dedicado fundamentalmente al suministro de carne a muchas provincias de España. Vivió en la calle Palos de Huelva y después se fue a Trigueros, donde adquirió unas tierras en las que llevó el ganado que necesitaba para susnegocios de carne.

Un día su hijo Paco le dijo que quería ser torero, y fue entonces cuando Gerardo Ortega le compró machos y vacas que acabó vendiendo a Celestino Cuadri.

Llegado el citado año 49, el de la fundación de la vacada, compró 79 vacas y un semental llamado “Trigueros” a Doña Carmen Calderón Alcalde, quién tenía uno de los lotes procedentes de la división de la ganadería de Don José Enrique Gallardo Serrano. Posteriormente, Gerardo adquirió con 31 vacas y el semental “Imparcial”, reses adquiridas a los renombrados ganaderos Isaías y Tulio Vázquez.

En 1952 lidió sus primeros animales e hizo otra compra. En esta ocasión fueron un centenar de vacas y dos sementales del Marqués de Domecq. Con el paso del tiempo la ganadería formada por Gerardo Ortega fue cosechando éxitos. Los más rotundos los logrados en una corrida concurso celebrada en Córdoba o el de las "Colombinas" del año 1973, último que vivió el creador de la ganadería. Falleció el ganadero y la tarde del 6 de octubre de 1973, a la misma en que tuvo lugar el sepelio de Gerardo, se lidiaba un encierro de la casa en la localidad extremeña de Zafra. Hicieron el paseíllo Sebastián Palomo Linares, Miguel Márquez y José Antonio Campuzano.

El mismo año de su fallecimiento Gerardo Ortega cedió la ganadería a sus hijos José y Francisco. El 15 de julio de 1979 adquirió antigüedad en Madrid, lidiándose a nombre de José Francisco Ortega Sánchez. En el cartel estaban Manolo Amador, Julio Robles y Roberto Domínguez. La corrida tuvo buena presencia y un juego dispar, aunque todos los animales fueron fuertes. Destacaron 4º y 6º.

En 1984 Francisco se quedó como único propietario pero al año siguiente la cedió de nuevo a su hermano José, quien en 2001 la cedió a su hijo Gerardo, y éste pasón a anunciarla como “Toros de Gerardo Ortega”.

El tronco principal de la ganadería estaba compuesto por vacas y sementales del Marqués de Domecq, y un lote de vacas de la de Juan Pedro Domecq y de Luis Algarra Polera. En 1994 adquiere tres sementales de la ganadería de Los Guateles, y en 1999 elimina la sangre del Marqués de Domecq, manteniendo pura la procedencia de Juan Pedro Domecq y Díez.

Aunque es una ganadería de embestidas de trazo fino y propicia para la tauromaquia actual, llama la atención que, pese al buen juego que dan en la lidia ortodoxa, la selección del ganadero y los espectaculares toros que cría en la dehesa de "Los Llanos", han hecho de este hierro uno de los más cotizados y demandados para los festejos populares. Bien es cierto que los toros de Gerardo tienen un sentido y un desarrollo diferente al Domecq "convencional". Su codiciosa embestida, el tranco largo, y el genio en su sangre de bravo, son matices claramente perceptibles en las cualidades y características de su vacada. Una ganadería que genera cada vez más expectación para los amantes del toro en la calle. Unos toros que no defraudan ni dejan indiferente a nadie.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(3)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.