www.purezayemocion.com

Sevilla

Resaca de realidad
Ampliar
(Foto: @maestranzapages)

Resaca de realidad

A Pepe Moral le cayeron en suerte dos Miuras para abrir la Puerta del Príncipe. Estuvo bien, pero le faltó un gramo más de ambición para darle paso a la oportunidad de su vida. Antonio Nazaré también desaprovechó la oportunidad de cortar dos orejas en Sevilla.

domingo 07 de mayo de 2017, 23:51h

Cuando todavía le quedaba candela a los farolillos abrileños, la resaca de un domingo de mayo, por día 7, amenazó a Sevilla con volver a la realidad. La realidad, esa cruda situación que te hace poner los pies en la tierra cuando las nubes te han llevado al desenfreno. Además, has visto que caer de ellas hace daño. Daño era no ver a dos toreros que merecían estar en Sevilla por lo cosechado en el ruedo maestrante en años anteriores. Algún día nos explicarán por qué Rafaelillo y Javier Castaño se quedaron sin venir en 2017 y, sin embargo, la feria ha contado con nombres que no estaban preparados para afrontar un compromiso tan importante como torear en la plaza que reina el barrio del Baratillo.

Reinar, eso fue lo que dos Miuras le sugirieron a Pepe Moral, que se quedó a un escalón de subir al trono. Cortó una oreja a cada uno. Pero la realidad, esa de la que hablábamos antes, nos dice que tuvo en sus manos en el último minuto la posibilidad de quitarle la corona a un tal Ferrera. No con esto quiero insinuar que Pepe estuviera mal, que fue todo lo contrario, pero sí que le faltó un gramo más de ambición para darle paso a la oportunidad de su vida.

El segundo fue un toro colaborador que se ahogó en la distancia corta. El de Miura pedía espacio, y fue ya a mitad de faena cuando Pepe le dejó el sitio necesario para que respirara y colaborara con las buenas maneras de interpretar su toreo. La faena acabó arriba, por eso, tras un espadazo se le otorgó la oreja, que quizá era premio insuficiente por las condiciones del toro que había tenido delante, que fue muy ovacionado en el arrastre. Pero el lío gordo estaba en el quinto. Un animal pastueño y sin maldad, que se dejó por ambos pitones y que puso en las manos de Moral el sueño de la Puerta del Príncipe. Tras no entenderse por el pitón derecho, lo mejor llegó en tres naturales de toreo roto y con expresión, que hicieron que el público entrara de lleno en el trasteo. La faena se basó en ese pitón. Una labor medida a la que le faltó una tanda ligada que hiciera terminar de creer al personal. Mató de un feo bajonazo y le pidieron las dos orejas. La presidenta, con buen criterio, concedió una y le negó la segunda por el feo espadazo. Le dirán de todo a la señora usía pero los aficionados sevillanos deben estar orgullosos de que aguante el tirón y le dé categoría y nivel a la plaza de toros de Sevilla. El triunfalismo acaba como esa historia de las nubes que les contaba al principio.

Antonio Nazaré también tuvo la oportunidad de cortar dos orejas en Sevilla. El cuarto fue un gran toro desde el principio, enamorando a todos por su tipo y las maneras con las que tomaba las telas. Fue bien picado por Manuel Jesús Ruiz Román y el toro llegó a las banderillas con cierta alegría. Pero fue aquí donde por la manera penosa de lidiar al toro y banderillear de la cuadrilla, el Miura fue aprendiendo y orientándose. En la muleta vimos a un Nazaré precavido, sin pasar la raya, conformista. Su realidad es que no tiene contratos para torear y era el momento de tirar la moneda al aire y decir ahora es mi momento. No lo hizo y todo se quedó en una ovación de consolación. El primero fue un inválido que debió irse a los corrales y con este ejemplar el de Dos Hermanas sólo pudo hacer las veces de enfermero.

A las nubes estuvo a punto de mandar el tercero a Esaú Fernández en el recibo a porta gayola. El toro se le vino encima y le dio una tremenda paliza de la que salió conmocionado y, sorpresiva y afortunadamente, sin cornada. También Curro Robles las vio negras al salir de un par de banderillas donde el toro le puso los pitones en el pecho. Ambos deben ponerle un piso a la divina providencia y dar gracias a los santos que capotean por Sevilla por haber salido andando de la plaza. Luego la actuación de Esaú tiene poco resumen. Su cuadrilla masacró de manera cruel y denunciable al tercero, que terminó rompiéndose una pata en la muleta. En el sexto lo volvieron a repetir. Cosas así no deben quedar indiferentes para la autoridad, que debería proponer para sanción a los ejecutores y cómplices de estos actos. Esaú tuvo la mala suerte de que el sexto sacó casta y se vino arriba, y lo desbordó completamente en un trasteo sin pena ni gloria.

Gloria será ver la próxima temporada en la Maestranza a los toreros y ganaderías merecedoras de la repetición por haber puesto nota en el ruedo y entusiasmo en el aficionado, y que los presidentes que han considerado volver a darle nivel a la plaza sigan en su puesto y no sean víctimas del sistema de Don Vito Corleone.


Sevilla. Domingo 7 de mayo de 2017. Última de la Feria de Abril. Toros de Miura de juego variado e interesante. Buenos, 2º, 5º y 6º. El 3º lesionado, apuntaba, y el 4º, con posibilidades. Antonio Nazaré, silencio tras aviso y ovación con saludos; Pepe Moral, oreja y oreja con petición de la segunda y bronca al palco; Esaú Fernández, ovación con saludos y palmas. Entrada: Más de media plaza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Resaca de realidad

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    2155 | Joselito - 09/05/2017 @ 11:45:57 (GMT+1)
    Esta corrida ha dejado con el culo al aire, una vez más, a todos aquellos que dicen que estos toros están pasados de tiempo y ya no sirven para el toreo moderno. Y sin ser alimañas, tuvieron su cosa y no fueron los bobalicones de Domecq que nos toca tragarnos feria tras feria. Moral dio unos naturales impresionantes. Me hubiera gustado que cortara la segunda oreja pero con ese bajonazo hubiera sido una ofensa al Toreo. Bien por la Presidenta.
    2149 | ws - 08/05/2017 @ 12:38:58 (GMT+1)
    Completamente de acuerdo. Gracias a la Sra Presidenta por no convertir a Sevilla en la corrala festivalera y verbenera en la que quieren convertirla esos que el resto del año no ven ni una corrida. La faena del 2º fue de una oreja muy benévola. Y en el 5º, pues miren ustedes señores, al torero le faltó ambición, garra y valor para crujirlo por la izquierda. Por 4 naturales no se pueden dar 2 orejas en Sevilla ni aún habiéndolo matado por el hoyo de las agujas. Pero es que encima le pegó un bajonazo. Ojalá me equivoque porque me gusta el concepto de Moral pero no lo veo navegando. Ya le dieron su sitio hace un par de años y lo dejó ir. Ojalá aproveche lo que seguro que le llega.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.