www.purezayemocion.com

Entrevista

Rafaelillo: 'Tenía que cruzar esa puerta como fuese. Y lo conseguí, aunque me pudo costar caro'
(Foto: La Verdad)

Rafaelillo: "Tenía que cruzar esa puerta como fuese. Y lo conseguí, aunque me pudo costar caro"

Hablamos con Rafael Rubio "Rafaelillo" tras su éxito en Pamplona, de donde salió a hombros tras una dura batalla con Miura. "Empezar cada año, ese ha sido el signo de mi carrera. Esto es así de duro", nos dice el murciano, que se sincera a lo largo de nuestra conversación.

martes 18 de julio de 2017, 10:58h

Una vez más, Rafael Rubio "Rafaelillo" se hizo gigante. Fue el viernes pasado, nada menos que en la Feria del Toro de Pamplona y ante los Miura. Logró abrir la puerta grande a base de jugarse la vida de verdad. Y todo siendo consciente de que injustamente no le va a sonar el teléfono para firmar contratos. Al menos, no tanto como debería. Son toreros con un trato muy ingrato, como demuestra el caso de Rafael Rubio, quien tras cortar una oreja en la Miurada del año pasado en el cierre de la Feria de Abril de Sevilla, este año se quedó fuera del abono. O Murcia, su tierra, donde lleva tres años consecutivos sin entrar en los carteles. Esto no es nuevo. Es así desde hace mucho tiempo.

Rafaelillo todavía está dolorido de la batalla que mantuvo en Pamplona con el cuarto de la tarde, pero la felicidad de haber salido en volandas de la plaza supera todo. Hablamos con él.

- Torero, lo primero darte la enhorabuena por esa Puerta Grande de Pamplona. ¿Es algo más que el premio a una tarde?
Muchas gracias. Sí que es algo más. Así lo viví yo personalmente. Han pasado nueve años desde la última vez que salí a hombros de Pamplona, también con una corrida de Miura. Es mi segunda puerta grande, y es importante que suceda porque me liberé como persona y como torero. Era una necesidad por todas las circunstancias que estaba soportando desde pricipios de temporada. Fue una tarde de muchos mensajes, de mucha actitud, no de expresarme como yo siento. Tenía que cruzar esa puerta como fuese. Fue de entrega y de querer, y el público de Pamplona valora cuando te juegas la vida. Era mi objetivo: dar un golpe sobre la mesa. Por eso me senté en el estribo y me salió el lado humano. Rompí por todo lo acumulado.

- ¿Consideras que ha sido un año muy difícil?
Con un principio de temporada difícil. Me encontré circunstancias que no me esperaba y que todos ya sabéis, como no estar anunciado en ferias donde había hecho méritos el año pasado. También la mala suerte en los sorteos, como en San Isidro. No es quejarme, es la realidad. Todas estas cosas que no dependen de uno están ahí y te afectan. Y necesitaba un triunfo importante. Pamplona me ha marcado mucho siempre, pero este año era especial. Y lo conseguí, aunque me pudo costar caro. Fue una tarde muy emotiva.

- Tenías la primera oreja y en el segundo querías la que te faltaba para abrir esa puerta a pesar de las circunstancias, con un toro muy difícil y exigente.
El primer toro había sido más noble, más fácil, no tenía ese sentido. Incluso a veces no tuvo poder el animal. Por la izquierda me dejó sentirme a gusto por momentos. Había que poner lo que le faltaba porque no transmitía, pero ahí la gente entró, y eso que el primer toro en Pamplona es díficil. Y el segundo era el toro de la merienda. Me rompió el capote toreando a la verónica, se lo llevó entre los pitones y a punto estuvo de romperme el chaleco. Ahí se vio la actitud que yo traía. Después empecé a torearlo de rodillas y con un cambio de manos. Se veía que el toro era complicado. Soltaba la cara, con un cuello elástico que giraba, se revolvía, y hacía todo con mucho sentido. Por eso tenía claro que me iba a coger. Y afortunadamente vino esa voltereta. Digo “afortunadamente” porque hay veces que tienen que pasar estas cosas para que el público entre en la faena y se dé cuenta de lo que está pasando. Por suerte no me pasó nada, no tuvo consecuencias graves. Después de eso vino una tanda por la derecha que fue la mejor de todas, tragándole mucho. A continuación vino un pichazo y una espada que tumbó al toro sin putilla, con una muerte muy emotiva.

- A pesar de darlo todo en la plaza, ¿tienes la sensación de que cada año debes dar un golpe de efecto?
Sí. Esto es así de duro. Parece que no hay memoria con lo que uno ha hecho de aquí para atrás, como si tu trayectoria no sirviese. Empezar cada año, ese ha sido el signo de mi carrera. Como si no hubieses hecho nada, y cuando las circunstancias no te acompañan parace que se pone en duda la carrera de un torero. Cuando pides respeto dentro y fuera de la plaza hay que pagar un peaje. Es así, soy consciente de ello y cuesta quedarte fuera de una feria o a jugártela pase lo que pase.

- El aficionado te lo reconoce y tú lo debes de sentir así. ¿Qué significa para ti ese respeto?
El respeto y el cariño de aficionados y profesionales es muy bonito. Es lo que hace que te vengas arriba en los momentos difíciles, que creas en ti. Te das cuenta que lo que estás haciendo tiene verdad e importancia, y que tu lucha tiene que seguir hacia adelante Eso te llena. A veces te responsabilizas porque te pones el listón alto y esperas mucho de ti, pero cuando te exigen es porque saben que puedes dar mucho. Yo, gracias a Dios, lo estoy disfrutando y me está ayudando.

- Te anuncias con Cuadri, Miura, Dolores Aguirre, Adolfo o Juan Luis Fraile, entre muchos otros. Para dominar a toros de encastes tan distintos hay que conocer las características de cada sangre. Sus distancias, terrenos...
La Tauromaquia es muy amplia. Esto es psicología. Uno puede tener un concepto, pero tienes que conocer muy bien las alturas de cada animal, los toques... Dominar al toro con tu personalidad y tu concepto. El torero es un artista pero tiene que dominar a la bestia, a un animal salvaje. Dominarlo con tu técnica, tu conocimiento, tu valor, tu capacidad... Lo más importante es tener una Tauromaquia muy amplia.

- Quieres torear pero entiendes que si un toro tiene sus dificultades hay que basar la lidia en el dominio.
A mí me gusta torear con la mano baja, muy derecho, muy reunido, despacio, relajado, llevando el muletazo largo y atrás. Pero si te viene un toro con la cara abierta y mirándote a la hombrera (porque al final no toreas los pitones sino que toreas los ojos) no puedes ponerle la muleta abajo porque te ve. La tienes que poner a su altura. Y si te viene por dentro o queriéndote coger, pues no puedes poner la muleta muy pegada al cuerpo porque te echa mano y la tienes que poner a una altura que puedas enganchar el muletazo, vaciarlo y abrir el hueco. Son muchas cosas. Pero si yo me hubiese limitado a hacer el toreo que siento no estaría en el circuito, estaría en mi casa. No hubiese tenido los triunfos que he tenido. Las corridas que yo toreo no te dan muchas posibilidades de torear como uno siente y tengo que buscar en los registros amplios de la Tauromaquia para intentar torear como siento pero acomplándome al animal. A su embestida. Y eso es el toreo, la realidad, y el buen aficionado es el que sabe entender lo que está haciendo el torero en función a la embestida del toro. Lo que sería un error es que si un toro te viene humillado, entregado y despacio le pusieras la muleta alta, le pegaras tirones hacia fuera, no te lo ajustases...

- Estás explicando el toreo. Hacer una lidia en función a las condiciones del animal que sale por chiqueros.
En esta profesión es el toro quien marca los parámetros de la lidia. No se puede salir con nada preconcebido. Puedes salir con actitud y entrega, pero con nada estudiado porque es el toro el que marca las pautas. Es ahí donde entra la capacidad del torero para adelantarse a él en cada momento y dominarlo.

- La importancia tuya como torero y lo que te hace grande es que puedes con cualquier tipo de toro. Aun así, y aunque no abandonaras ese camino, ¿te gustaría torear a lo largo de la temporada alguna ganadería Núñez o Domecq?
Tengo claro que sé torear. Lo he demostrado más de una vez cuando un toro me lo ha permitido. Me gusta expresar y sentir, y es cierto que en muy pocas tardes puedo desarrollarlo. Y lo que me gustaría es que el toro que sea, de la ganadería que sea, me embistiese. Al menos de vez en cuando para poder expresar ese toreo que llevo dentro. Pero eso es la suerte, y también en este tipo de toro es más difícil porque salen más encastados y fieros. Estoy feliz del sitio en el que estoy. Lo he asumido y lo estoy disfrutando porque estoy teniendo el respeto. Y aunque me está costando, las empresas lo están viendo. Cuesta mucho trabajo abrir otros caminos. Prefiero ser cabeza de ratón antes que cola de león. Es muy duro. He demostrado que sigo creciendo como torero aunque no pueda expresarlo. Por ejemplo, en este tipo de corridas no se pueden hacer quites porque son toros que ya con el capote están quedándose por abajo, por dentro, y tienes que mirar más para después, enseñarlo a embestir y poder cortarle las orejas con la muleta. Te limitan en hacer este tipo de cosas.

- Rafaelillo, tú para los aficionados eres cabeza de león. Gozas de nuestra admiración. Seguramente que no de la gran masa, pero del aficionado, que somos menos, sí que eres cabeza león.
Muchas gracias. Estas cosas te reconfortan como torero. Me está costando 21 años de mi carrera, mi infancia, y todo lo hecho en mi trayectoria. Son palabras mayores. Antes me costaba más encajar este tipo de cosas pero desde que lo asimilé me he liberado y en la plaza he sido otro Rafaelillo. Este tipo de toros te limitan. Es la realidad. Todo el mundo es consciente de ello. No se puede juzgar a este tipo de torero con la misma perspectiva, ni en el número de trofeos, ni en las actuaciones, ni en quites ni en nada... Pero para eso hay que ser muy buen aficionado.

- ¿Qué te gustaría alcanzar como torero?
No me pongo meta de números ni de nada. No me obsesionan los números. Hay plazas en las que me gustaría triunfar y saborear el triunfo rotundo. Pero si me dices que voy a triunfar en una plaza de esas importantes pero no voy a dejar huella y no se me va a recordar, pues prefiero que el día de mañana cuando acabe mi carrera se me recuerde como a un torero que ha dejado huella en este tipo de corridas de toros. Eso es lo que me marca. Dejar huella como torero. El toreo es arte, emociones y sentimientos, no números.

- ¿Por qué no una encerrona o un mano a mano con un torero del gusto de la afición, como Ureña u otro similar?
Son cosas muy bonitas para los toreros y los aficionados. Me queda mucho por hacer. Nunca he matado seis toros y no me gustaría acabar mi carrera sin hacerlo. Pero para ello se tienen que dar muchas circunstancias, porque tienen que tener algo especial y no hacerlo porque sí. Y los mano a mano, yo encantado de torear con un amigo como Paco. Él como torero tiene un concepto muy puro y está haciendo cosas importantes. Tanto con Paco que me lo has nombrado como otros compañeros.

- Ahora, ¿qué otras tardes tienes por delante?
Tengo una tarde muy especial con Miura, mano a mano con Juan Bautista en Béziers. El año pasado toreé allí mi corrida número cincuenta de Miura y corté tres orejas. Este domingo tengo la de Cuadri en Valencia, que es muy especial para mí por todo lo que he vivido allí como torero y a nivel personal con Adrián. Después voy a Colombia a torear la corrida de la Independencia, y regreso y tengo Dax, Tarazona, y varias cosas para septiembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Rafaelillo: "Tenía que cruzar esa puerta como fuese. Y lo conseguí, aunque me pudo costar caro"

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    2469 | Luis Raffo - 18/07/2017 @ 23:00:52 (GMT+1)
    INCREIBLE LO DE RAFAELILLO , SU ENTREGA, SU VALOR Y SU TORERIA .PUEDE ESTAR SEGURO QUE LOS AFICIONADOS LE VALORAMOS MUCHO AUNQUE EL SITIO EN QUE ESTÁ PARECE PRUEBA DE LOS POCOS QUE SOMOS .ENHORABUENA.
    DAVID ME HA GUSTADO MUCHO LA ENTREVISTA TAMBIÉN EN LA PARTE QUE A TI CORRESPONDE .
    SALUDOS A J.J. ESQUIVEL , PAISANO Y BUEN PICADOR DE TOROS .
    2468 | Nik neu - 18/07/2017 @ 20:37:25 (GMT+1)
    Ánimo torerazo! maestro!
    2467 | Gerardo Casas - 18/07/2017 @ 14:35:47 (GMT+1)
    Torero de aficionados. Grande Rafaelillo.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.