www.purezayemocion.com

Bilbao

Imagen de @javitaurino
Ampliar
Imagen de @javitaurino

Estudiar en agosto

Una oreja en cada toro para Roca Rey, que planta cara a los veteranos con el mejor lote. Tarde incompleta de Jandilla, que lidió varios ejemplares con calidad pero muy bajos de casta. Perera progresa y El Juli mostró su inteligencia para lo bueno y lo malo.

martes 22 de agosto de 2017, 21:57h

Agosto es un mes clave para el estudiante que no tuvo fortuna durante el curso regular. Define su progreso o su estancamiento. Para los toreros que no mostraron su nivel más brillante en la primavera, la situación es idéntica. Mejores inicios de temporada habían vivido en el pasado los tres matadores de esta tarde. Sonaron otros nombres en lugar de los suyos entre la prensa y los aficionados. Con la lección aprendida, pero con los fallos de quien se ha sentado a destiempo en el pupitre, El Juli y Perera mostraron sus virtudes y defectos. Se movieron entre el progresa adecuadamente y el necesita mejorar. Dos calificaciones infantiles de la primaria, pero que son válidas para lo acontecido hoy. Roca Rey tomó los libros con mayor anticipación y ha demostrado que es capaz de mostrar una versión mejorada de aquella que exhibe normalmente. En el sexto supo ir más allá del toreo accesorio. Ojalá continúe por esas lides.

Fuerza justa la del primero de Jandilla, lo que se apreció desde el saludo capotero de El Juli. Fue castigado con dos picotazos traseros en el caballo y banderilleado de cualquier manera por parte de Soler y Pérez. El torero se dobló con la muleta y sacó al animal más allá de las rayas del tercio. Lo intentó con ambas manos, principalmente con la derecha. En cada una de las tandas se confirmó la poca fuerza del toro, que en una ocasión perdió las manos al tercer intento. En algunos momentos, El Juli consiguió ligar medio muletazos que el respetable consintió pero que no consideró dignos de elogio. Las faenas de nuestros contemporáneos son, por lo general, muy largas. Medio centenar de pases con poco sabor. Macheteó al blando “Vinazo” y entró a matar, como acostumbra, saliéndose de la suerte. Media estocada trasera y caída. Silencio.

La cara del segundo, muy agradable para las exigencias de la plaza de Bilbao, estuvo en la línea de fuerzas del anterior. Nada destacable hubo hasta que Perera tomó la muleta. Apostó por la media distancia en los inicios con la mano derecha y, desde ahí, hilvanó dos series en las que destacaron el temple y la mano baja. Hubo reposo a la hora de estar en el ruedo. Continuó con la diestra y el toro acusó su defecto. Cambió a la izquierda y Perera se vio obligado a ir de uno en uno. Remató su faena con dos tandas por el lado derecho en las que apostó por aquella cercanía que nos retrotrae a su juventud. Se jugó la cornada en más de una ocasión. Pero, no nos confundamos, la firmeza de plantas, sobre todo en los circulares invertidos, deja al matador más de una vez descolocado. Pinchazo abajo y estocada entera desprendida. Ovación.

Como había ocurrido con los otros pupilos de Jandilla, el jabonero que hizo tercero se fue sin picar de su encuentro con el caballo. Había humillado en el saludo capotero, por lo que apuntaba más que sus hermanos. Roca Rey brindó al respetable y, desde los medios, citó con un pase cambiado. A este le siguieron varios del mismo corte con pases de pecho y remató con un derechazo y un natural. En las dos primeras tandas hubo humillación por ambos pitones, especialmente por el lado izquierdo. Sonó la música y por ahí prosiguió Roca Rey. El toro mostró su calidad y casta, pero también se encontraba en el límite de fuerzas. Fue imposible para el torero ligar con la derecha por este motivo. A partir de este momento buscó el arrimón efectivo con pases cambiados, circulares..., a los que el animal respondió a duras penas. Antes de entrar a matar, toreó al natural y “Otus” tiró de casta. Estocada entera. Oreja.

Se salió hasta los medios El Juli con el capote cuando saludó al cuarto. Volvió a nacer hasta en dos ocasiones Fernando Pérez tras poner el segundo par de banderillas cuando quedó a merced de “Garrotero”, que pasó sus pitones por el pecho del torero de plata. Su compañero, Álvaro Montes, no tuvo su mejor tarde con las frías. El burel perdió las manos cuando el matador inició su labor muletera. Continuó a media altura con la mano derecha en dos series para no quebrantar al toro, que no metía mal la cara por ese lado. Al natural sí le obligó, aunque no siempre. Por aquí también mostró buena condición el de Jandilla. Ligó con mucho temple con la mano derecha en dos tandas, pero se agradecería un mayor ajuste. El traje, impoluto. Otra más de naturales en la que destacó de nuevo el temple y, desde ahí, con el animal entregado, se quedó en los pitones. Cierto es que un toro puede coger en cualquier momento. Pero aquí, y esta es la humilde opinión de quien suscribe la crónica, hay muy poca emoción. El de negro da más pena que miedo en tales situaciones. Tres pinchazos, estocada entera caída y un descabello. Ovación.

Con alegría se arrancó en el segundo encuentro con el caballo el quinto de la tarde. Roca Rey le hizo un quite por tafalleras y caleserinas de esos en los que no lleva toreado al toro. Javier Ambel fue ovacionado en banderillas tras poner dos pares en lo alto, pero algo traseros. Sabemos que este torero puede hacerlo aún mejor. Arriesgadísimo inicio de Perera por pases cambiados, que culminó con uno excelente de pecho. Explosivo fue el comienzo del toreo clásico con la mano derecha, momento en el que el matador exigió a su oponente. Como este respondió, pensamos que iría a más. Nos engañó el de Jandilla, que se dejó todo en esa tanda y la siguiente. Desde ahí, Perera alivió al toro por ambos pitones. Con cuatro series, “Injertador” conservaba menos de la mitad de su recorrido inicial. Ahí se entretuvo el de Puebla del Prior en torear con la mano derecha y pegar algún que otro trapazo sin más. Mejor el inicio que el final, que fue excesivo. Aun así, se vio al torero por encima de su nivel medio en este año. Pinchazo y estocada entera trasera. Ovación tras aviso.

Roca Rey no administra su valor y eso lo demostró en el sexto de la tarde. Ligó con la mano derecha y el toro mostró más calidad por ese pitón. En cierto modo, puede decirse que esa fue la constante de la corrida. Le perdió un paso después de cada muletazo en la siguiente tanda, lo que muestra también el progreso de este torero, a quien normalmente acusamos de torear poco bajo los cánones del clasicismo. Por el izquierdo, “Impresor” se quedó más corto pero, aun así, hubo disposición por parte del matador. Dibujó dos derechazos muy templados y un buen pase de pecho, lo que dio lugar a que sonara “Manolete”. Esta fórmula se repitió con mayor éxito y con la misma mano hasta en dos series más. Con la izquierda también hubo temple y el toro mostró por ahí ser el mejor de la tarde. Sorprendentemente, el peruano buscó colocación, algo poco habitual en él. Siguió con la diestra, donde se coló incluso un pase cambiado. Cerró con varias manoletinas en honor al pasodoble escuchado. Metisaca abajo y estocada entera. Oreja tras aviso.

El Juli entiende a los toros como pocos. Lástima que se ciña a un encaste y medio (Domecq y solo Alcurrucén cuando se trata de Núñez) y tenga la fea costumbre de aliviarse en sus faenas. En su tauromaquia hay temple y mando, pero también ventajismo. Perera ha mostrado su mejor cara de este 2017. Al igual que en Pamplona evidenciamos sus fallos, en Bilbao es hora de reconocer el pequeño salto hacia delante que ha dado. A Roca Rey no se le va el valor por las cornadas. Ha recibido dos importantes tabacos este verano y es capaz de asumir la responsabilidad de los carteles de relumbrón.

Mañana regresa Diego Urdiales a Bilbao, donde ha triunfado en los dos últimos años. Junto a él actuarán Paco Ureña, uno de los nombres de la temporada, y Manuel Escribano, quien poco a poco ha recuperado el buen ritmo tras su regreso a los ruedos. Los tres, habituados a compromisos importantes, se enfrentan a la corrida de Victorino Martín en un cartel muy rematado.

Bilbao. Martes 22 de agosto de 2017. Corridas Generales. Toros de Jandilla (bien presentados, excepto el 2º. De poco juego salvo el 3º y el 6º, que en la muleta mostraron clase y casta. El último fue ovacionado en el arrastre). El Juli, silencio y ovación; Miguel Ángel Perera (que sustituía a Morante de la Puebla), ovación y ovación tras aviso; Roca Rey, oreja y oreja tras aviso. Entrada: Más de tres cuartos (11.870 espectadores según los datos oficiales). Nota: Saludó Javier Ambel tras banderillear al quinto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Estudiar en agosto

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2614 | Francisco G. - 23/08/2017 @ 09:50:46 (GMT+1)
    Es que nadie torea a la verónica ni con estos toros. Dicen: "los toros no se dejaron con el capote". Yo he visto a Roca Rey citar a un toro recien salido de chiqueros, sin probaturas, no creo que sea el mejor momento del peruano que ha bajado mucho el liston con respecto al año pasado. Excesivos trofeos. Los otros 2 toreros, en su linea.
    Mal Jandilla. No sabemos si los toros eran bravos....pues no se picaron. Lo que si sabemos es que no tenian fuerza ninguna. Toros afixiados, ahogados...que no dan sensación de miedo. No trasmiten nada.
    Muy mal el toreo de cercanias que practicaron los 3 toreros. Cercanias, poca emoción. Cuando el toro viene de lejos, emoción. Los inicios de faena buenos. Era como un globo que se hincha muy rápido al principio y piensas....a jugar!!!! pero en la segunda tanda llega el globo y se pincha......decepción.
    Y por qué tenemos que ver al Juli y a Roca de nuevo? Si se necesita un cartel con repetidores.....que quede abierto.....Y yo en ese cartel ya tendría por segundo dia a Ferrera y a Diaz. Del cartel de ayer no metería a nadie. Y del cartel de hoy?.....

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.