www.purezayemocion.com
Sobre Morante de la Puebla
Ampliar

Sobre Morante de la Puebla

Un torero al que si bien es verdad que se le puede recriminar anunciarse con el toro “a modo”, pero que tiene una habilidad especial. Para Torear se requiere inspiración y que cada pase excite el alma de quien lo presencie. Jose Antonio Morante de la Puebla tiene un "don" para crear el toreo.

jueves 25 de enero de 2018, 12:44h
Mucho se está hablando estos días de Morante de la Puebla. Allí, en su pueblo, ha organizado la jornada taurina que se está convirtiendo en tradicional. Se juntan la Tauromaquia popular, a modo de encierro y, la “ordinaria”, con un festejo de promoción de novilleros sin picadores. Todo un éxito y que desde aquí sólo puedo dar mi más sentida enhorabuena al torero y organizadores.

Pero este escrito no va a tratar sobre la jornada y sus beneficios para la Fiesta. Lo que me gustaría transmitir es lo que la figura de Jose Antonio Morante de la Puebla supone para un servidor.

Vaya por delante que mi afición se basa en la defensa de una Tauromaquia íntegra, con convicción de la diversidad de encastes, en la pluralidad de lidias frente a cualquier tipo de comportamientos, en los triunfos y en los fracasos, en los éxitos y en las broncas. La Tauromaquia monótona de embestidas previsibles, uniformes, y el éxito diario de algunos toreros sin, extrañamente, una mala tarde en toda la temporada, esa es la que me ha echado de las plazas.

Dicho esto, hay un torero al que si bien es verdad que le recrimino interiormente no enfrentarse a más encastes y ganaderías, anunciarse con el toro “a modo”, el toro altamente previsible de la actualidad, tiene la habilidad de crear un arte especial, de llegar al fondo de las emociones por su forma de realizar las suertes y el toreo. Morante de la Puebla, tiene el "don".

El público ordinario (entiéndase como "común" y no muy aficionado) a veces no llega a comprender la figura del artista y se conforma con contar los pases y hacer caso a las voces arengadoras de los otros triunfadores monótonos y de diario. Por otro lado, el aficionado más duro, tiende a condenar al genio de La Puebla por puro rechazo a su excentricidad. Sin embargo, bajo mi visión, los artistas que torean de la forma que lo hace José Antonio frente al toro actual, debieran, en justicia, ser tolerados.

Mandar, dirigir la embestida del toro es la base de la Tauromaquia. El que domina este arte posee un gran tesoro, sí, y quien lo tiene es un artista, pero sólo de nombre. El toreo requiere otras cosas: un estilo elevado, grave, decoroso y con "don". Es difícil expresarlo. Para Torear se requiere inspiración y que cada pase excite el alma de quien lo presencie. Jose Antonio Morante de la Puebla tiene un don especial para crear el toreo. Un sólo momento de inspiración es capaz de conseguir lo que otros espadas jamás conseguirán por muchos pases en los que basen sus faenas.

Torear en línea, con rapidez, sin importar la calidad es, desgraciadamente, lo que se ha impuesto en la Tauromaquia moderna y es con lo que se triunfa. Sin embargo, para mí, esa forma de toreo es una transgresión, una violación, del arte de Torear. Morante de la Puebla no ha permitido que la impetuosidad del triunfo ordinario haya abrumado su sentimiento. El fin principal de su Tauromaquia: la creación emocional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(6)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

4 comentarios