www.purezayemocion.com

Colombia

Crónica de una muerte anunciada
Ampliar

Crónica de una muerte anunciada

Se acabaron los toros en la Macarena. En Medellín, donde se vive la fiesta con pasión durante todo el día, en los célebres “remates de corrida”. Rumbear, darle duro al trago, charlar de toros... un ambientazo. Todo se fue perdiendo poco a poco. Gobernadores y Alcaldes no apoyan la tauromaquia en absoluto. Y más que nadie, un personaje clave apodado El Pilarico, un torero que acabó en silla de ruedas por la voltereta de un toro e inició la campaña antitaurina más sangrienta.

martes 11 de diciembre de 2018, 16:51h
Primera de feria en Medellín, año 2005. Inauguración de la nueva plaza cubierta. Corrida mixta, dos rejoneadores junto a dos toreros de a pie: César Camacho, de Sogamoso, el pueblo donde fue herido mortalmente uno de los grandes del toreo colombiano, Pepe Cáceres, el más fino y el de peor carácter, según cuentan sus allegados. El cartel lo completaba Manuel Libardo, un torero nuevo, apadrinado en sus primeros pasos por César Rincón. Abrió plaza Andy Cartagena, junto a él un caballero bogotano llamado Juan Rafael Restrepo, ataviado a lo Curro Jiménez, con pañoleta en la cabeza y ademanes de guapo bandolero. Las bellas “paisas” –que así se llaman las de aquellas tierras- suspiraban a su paso.

Las aficionadas antioqueñas lucían unos gruesos cinturones, tan anchos que parecían de castidad, pues le llegaban al rebufo del sexo. Para compensar el ombligo se ofrecía amplio y pecaminoso al poco sol que penetraba en aquella plaza reformada y cubierta. Efectivamente en un tiempo record la recoleta plaza de la Macarena se había convertido en el Centro de Espectáculos de igual nombre, donde ya se podía celebrar cualquier evento, espectáculo o concierto… pero cada vez menos toros. Allí empezó la agonía. El coso cubierto, el primero de la américa taurina parecía desde fuera una horrible tarta de cemento de varios pisos. Por dentro se respetó el ruedo y las primeras filas de tendido, ampliando hasta el infinito los tendidos altos. La cubierta abría tan poco que sólo se podía divisar el cielo por una estrecha franja a lo observatorio astronómico, apenas el hueco de un hucha. Un búnker espantoso.

Desde luego, los arquitectos no pensaron para nada en el espectáculo taurino, pues desde aquellas localidades lejanas apenas se podía ver la segunda raya de picar y se acabaron cerrando, ya que no se llenaban jamás. La inclinación era tan vertiginosa que era difícil -sin perder el equilibrio- sacar el pañuelo o beber en bota. Costumbre importada de España, aunque el contenido de la misma no tenía nada que ver. La bota colombiana se rellena de todos los licores existentes en cada casa: Vino, cerveza, guisky, aguardiente, ginebra… Los cocteles son tan explosivos que hacen su efecto a partir del cuarto toro, facilitando los triunfos toreros y el indulto de casi cualquier burel, aunque es una afición sensible al buen torero. Cuando debutó El Viti se le acercó un señor aconsejándole: aquí gusta el torero bullidor y tremendista -le dijo-, a lo que replico S.M replicó "pues vaya petardo que voy a pegar yo aquí". Cortó tres orejas…

En general, en América se vive la fiesta con mucha más pasión, durante todo el día, finalizando hasta la noche, en los célebres “remates de corrida” en muchos restaurantes de los diferentes barrios: el lujoso Poblado, el más popular Laureles, en todas partes. Rumbear, darle duro al trago, charlar de toros... un ambientazo. Todo ello se fue perdiendo poco a poco en Medellín. Los anunciantes dejan de pautar en las cadenas radiales con la excusa de perder clientela. Gobernadores y Alcaldes como Aníbal Gaviria o Serio Fajardo, no apoyan la tauromaquia en absoluto. Y más que nadie, un personaje clave apodado El Pilarico, un torero que acabó en silla de ruedas por la voltereta de un toro en España e inició la campaña antitaurina más sangrienta. Su particular venganza contra la fiesta desde su puesto de concejal. No paraba de dar charlas envenenadas en colegios y universidades. Hizo muchísimo daño. Por aquellos tiempos los antis del lugar estaban más organizados que en España y más violentos. Ya lo vimos en la reinaguración de la Santa María de Bogotá. Una auténtica guerra con heridos.
Durante más de veinte años la empresa titular de la Macarena fue Tesma, con Jaime Arango al frente, respaldado por Manolo Chopera. La época dorada, cuando se llamaba la Feria de La Candelaria. En 1991 se produjo un atentado a la salida de los toros. Una bomba en un furgón policial colocado por el sangriento narco Pablo Escobar, beatificado por algunas series televisivas y que pagaba un millón de pesos por cada policía asesinado. Era la época de la guerra entre los carteles de Medellín y Cali, con innumerables muertos a diario que llenaban las cunetas de la cuesta denominada la Cola del Zorro, en la parte alta de Medellín, camino al aeropuerto. No es raro que Tesma abandonara y en 1992 se hizo cargo la nueva corporación Cormacarena, con Santiago Tobón a la cabeza. No eran taurinos profesionales, pero en su defensa hay que decir que, teniéndolo todo en contra, han intentado mantener la Feria hasta ahora, yendo a parar los beneficios de la temporada al copropietario del inmueble junto con el Ayuntamiento: el Hospital San Vicente de Paul. Los honorarios de las figuras se dispararon y equipararon a los de Rincón después su triunfo en Las Ventas. Por ello cada vez se tornó más costoso redondear carteles…

El resto ya se sabe, un nuevo grupo ha comprado el 51% de las acciones del Hospital dispuestos a dar de todo, excepto toros y se suspende la temporada con la mayoría de los carteles cerrados y abonos vendidos. Para los que hemos estado muchos años trabajando para radio y televisión como comentarista en esa maravillosa y acogedora ciudad, el cierre –que se presentía desde hace tiempo pero no tan de golpe- es como un mazazo, un cruel latigazo en la espalda de un esclavo, de un paria del desierto, que es poco a poco en lo que nos estamos convirtiendo los aficionados del toro, unos proscritos…


Por Felipe Garriges
Escritor y ganadero
@DehesGuadarrama
Leer más artículos de este autor
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.