www.purezayemocion.com

Texto y fotogalería

La estricta selección de Jandilla
Ampliar

La estricta selección de Jandilla

Borja Domecq Noguera tiene una camada espectacular para esta temporada. "De 160 machos que herramos al año, sólo dejamos 60 o 70 toros, así que depuramos mucho y nos quedan animales con muy buenas hechuras", nos dice. Os enseñamos los toros y hablamos con el ganadero. La vacada lidiará en Sevilla, Madrid, Pamplona, Santander, Nimes, Lunel, Dax, Béziers...

viernes 12 de abril de 2019, 10:23h
Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen - Fotos: José Joaquín Diago


"Mi padre cogió el testigo de mi tío Fernando y de mi abuelo, y ahora es un orgullo para mí cogerlo de mi padre y hacerme cargo de una ganadería con tanta historia"
, confiesa el actual ganadero de Jandilla, Borja Domecq Noguera. La divisa tiene este año una espectacular camada, fruto de la estricta selección que se lleva a cabo en las fincas de "Los Quintos" y "Don Tello", ambas situadas en tierras extremeñas, dentro de la provincia de Badajoz. "Es muy parecida a la de las últimas temporada. De 160 machos que herramos al año, sólo dejamos 60 o 70 toros, así que depuramos mucho y nos quedan animales con muy buenas hechuras".

Borja Domecq ya sabe donde lidiará esta campaña. "Empezamos el año en Valencia y ahora lidiamos el Domingo de Resurrección en Arles. Después vienen Sevilla, Madrid, Aranjuez, Pamplona, Santander, y también en Francia vamos a Nimes, Lunel, Dax y Béziers. Y tendríamos probablemente Bilbao". Para ellos el año ha arrancado muy bien y está enormemente satisfecho por el toro que salió en la Feria de Fallas. "Horroroso", que saltó al ruedo en quinto lugar y correspondió a Sebastián Castella, fue premiado con la vuelta al ruedo. El torero francés cortó dos apéndices. "La bravura es la capacidad de lucha hasta la muerte. Nuestro concepto lo define muy bien "Horroroso", un animal que mantuvo el interés de salida en todos los tercios y que probablemente se hubiera muerto embistiendo. Lo que necesita la Tauromaquia actual, lo que está demandando el público, es un toro que te permita torearlo bien pero que a su vez tenga ese punto de emoción y transmisión".

En Jandilla se tientan en torno a 170 eralas por temporada, pero de ellas sólo pasan la prueba de 30 a 35. Aquí también se depura, como comentaba Borja al comienzo de nuestra conversación. ¿Y en los tentaderos qué busca? "Vacas que tengan algo especial en la embestida, quizás que no sean perfectas, pero que tengan alguna virtud que las destaque de las demás y que tú creas que el futuro puede ir por ahí. Van saliendo vacas que hacen cosas que antes no habías visto, y te marcan el camino a seguir. El toro evoluciona al ritmo del toreo y el toreo al ritmo del toro. Es una simbiosis en la que tanto ganaderos como toreros tenemos que ir aportando para que la gente siga yendo a los toros".

Resulta interesante preguntarle por esos llamados encastes minoritarios a un ganadero cuya familia ha creado el encaste predominante hoy, el Domecq. "Mi opinión es que hay toros que embisten y toros que no, y corridas buenas y corridas malas. Todo ello no dependiendo del encaste. Yo todos los años lidio mis corridas y salen unas mejores y otras peores. Tengo una cosa muy clara, y es que como en cualquier otro ámbito de la vida, aquí nadie tira piedras contra su tejado. Cuando se habla de las ganaderías que están en primera línea no dependen de su encaste. Victorino está en primera línea porque embiste; Victoriano, Cuvillo... Encasillar un encaste es de mediocres. Cada ganadero tiene que defenderse a sí mismo con sus toros embistiendo. Yo me defiendo con mis toros embistiendo, el día que no embistan será mi fracaso". Pero la realidad es que en la actualidad muchos toreros huyen de aquellas ganaderías cuyos toros no es que no embistan, es que no embisten como quieren los toreros que les embistan. Dicho de otro modo, descartan aquellas vacadas que puedan presentar más complicaciones. Respecto a esto, Borja opina que "el torero que se apunta a una corrida lo hace con la intención de triunfar. Al final lo que hacen los toreros es tratar de matar un toro que se adapte más a su forma de entender el toreo porque lo que quiere es construir arte, y cuando necesitas expresarte lo normal es que busques el lienzo que mejor se adapte a tu forma de entender el toreo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(22)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.