www.purezayemocion.com

Estella (Navarra)

Una medida insólita
Ampliar
(Foto: estelladirecto.es)

Una medida insólita

El alcalde, de Bildu, ha decretado abrir la plaza de toros para que los perros defequen y orinen en el ruedo. Todo ello sin contar con el pleno del consistorio y con la mayoría de los estelleses. De esta manera, ofenden a los aficionados y al resto de público. A esto se le llama atropello democrático.

jueves 18 de abril de 2019, 11:36h
Lo que ha ocurrido recientemente en el Ayuntamiento de Estella es insólito. El alcalde, de Bildu, ha decretado abrir la plaza de toros para que los perros defequen y orinen en el ruedo, es decir, lo quieren convertir en un estercolero. Todo ello sin contar con el pleno del consistorio y con la mayoría de los estelleses. A esto se le llama atropello democrático.

Ante la imposibilidad de prohibir los espectáculos taurinos, pues la fiesta de los toros es una actividad plenamente legal en todo el territorio español, deciden humillarla usando como cómplices a los perros y a sus dueños. De esta manera, ofenden a los aficionados y al resto de público que tan festivamente han llenado los tendidos de la plaza a lo largo de más de 100 años de historia. También ofenden a los toros que han desarrollado sus embestidas llenas de fuerza y de fiereza por su condición de animales de la raza brava de lidia, vendiendo cara su vida, por lo que a menudo han sido ovacionados en el arrastre. A los toreros que se han jugado la vida en su empeño por crear chispazos de arte y de emoción, para ofrecer al respetable. A Pablo Hermoso de Mendoza –nombrado estellés del año en 1990-, quien posiblemente sea el mejor rejoneador de la historia y que tantas tardes de éxito ha cosechado en esta plaza ante su público. Al Club Taurino de Estella, que mantiene viva la llama de la afición todos los días del año.

Pero ya se sabe que abriendo el pipican (qué palabra más cursi) se cierra la plaza para actividades que le son propias: lugar de entrenamiento de los toreros, posibles tientas para medir la bravura de los animales, la suelta de vaquillas, festivales benéficos... Por supuesto que muchos se habrán alegrado de la medida al pairo de la corriente animalista que no descansa. A otros sin embargo, les cuesta entender una medida tan arbitraria y chabacana, la consideran innecesaria y provocadora. Y por cierto, esta medida alguien tendrá que pagarla.

Cuando llegue la próxima feria de Agosto, ¿será capaz el Ayuntamiento de limpiar y desinfectar el ruedo por respeto a los toros y a los hombres que allí se juegan la vida? Habrá que esperar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.