www.purezayemocion.com

Camada 2019

¡Viva Cuadri!
Ampliar

¡Viva Cuadri!

Hablamos con Don Fernando Cuadri y os mostramos también los toros de esta temporada. Conversamos sobre las plazas en las que lidiará este año, su decisión de retirarse, el cruzarse el torero con el toro, cómo selecciona sementales y mucho más.

jueves 25 de abril de 2019, 19:10h

Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen - Fotos: José Joaquín Diago


"Comeuñas" es auténtico territorio toro. La filosofía inquebrantable de la casa Cuadri le han hecho ganarse toda la admiración y respeto. Aquí se selecciona el toro según los criterios que han colocado a esta ganadería como predilecta para los aficionados. Criterios entre los que no encontramos ni el interés económico ni de otro tipo que vaya más allá de criar y seleccionar el toro como siempre lo ha entendido esta familia.

Al mando está ahora, y por poco tiempo más, D. Fernando Cuadri, uno de los ganaderos que más conocimiento tienen del toro y del campo bravo. No es adulación. Tampoco exageración. Puedes escucharle durante horas y horas, en conversaciones privadas, en tertulias... su sabiduría es una fuente inagotable. De él siempre se aprende. Y por delante del ganadero, siempre la persona, el hombre, y de Don Fernando hay que destacar que es afable y noble, alguien con quien da gusto conversar.

- ¿Cuántas corridas tiene para este año?
Este año la camada es cortita. Tenemos dos corridas de toros y una novillada. Una de las corridas es la de Madrid, y la otra se va a lidiar en Huelva. La novillada va a Calasparra. Había una tercera corrida pero se ha dejado como reserva para Madrid, y si no hacen falta esos toros, se dejarán para el año que viene, que la camada volverá a ser corta.


- Muy buena noticia que se vaya a lidiar en Huelva una corrida de Cuadri. Recuerdo, por ejemplo, la interesante preferia de Sevilla. Ahora se ha perdido la diversidad en las ferias. ¿Cree que la recuperaremos?
La tendencia es de corridas en torno a toreros. Lo que abunda es el público, no el aficionado, y estamos en un momento en el que los toreros son quienes llevan gente a las plazas, no las ganaderías. Las denominadas ganaderías duras, que no son otra cosa que exigentes, se quedan de lado y les veo pocas posibilidades de que entren en ferias.


- Para mí sí embisten los toros de las denominadas ganaderías duras, lo que ocurre es que no embisten como las figuras de hoy quieren que les embistan.
Para mí hay toros que embisten y muchos toros que pasan, que eso no es embestir. Embestir es hacerlo con transmisión. El toro encastado embiste para coger, y el toro más descastado lo hace con ganas de que lo dejen tranquilo. Esa es la diferencia entre embestir y pasar. La mayoría de los toros pasan. No quiere decir que a este tipo de ganaderías no les salgan toros encastados y buenos, pero la mayoría son toros que pasan por allí y a los que da igual que se les toree en el tercio, el centro, que el torero se cruce o no, que enganchen o no... Por supuesto que tienen peligro, pero son toros con menos exigencias.


- Cruzarse con el toro es una de las cosas más discutidas entre toreros y aficionados. ¿Cree usted que cruzarse en necesario?
Depende del toro. Si el toro es encastado el torero se tiene que cruzar para comerle su terreno y obligarlo más. Si no te cruzas, entre otras cosas el toro está viendo al torero y está viendo la muleta, y entonces empieza a mirar todo y se pone indeciso. Con el toro encastado hay que cruzarse. Con el otro que hablábamos antes da igual.


- ¿Cómo decide qué semental echar a un lote de vacas?
Nosotros no tentamos sementales. Para mí las tientas son muy relativas, lo que pasa es que es lo único que tenemos. Pero los animales embisten por instinto y en el instinto de los animales influyen las condiciones ambientales: el viento, la luna, la presión, la humedad... De hecho, fíjate que las corridas de toros casi siempre se pueden definir con una palabra. Decimos "hoy ha sacado poca fuerza", "hoy se ha movido", "hoy no se ha movido", etc. O sea, que si los toros se pudieran lidiar más veces, yo creo que habría sorpresas. No en lo básico, pero sí que habría diferencia. Un semental muestra su comportamiento en un día determinado y a una hora determinada, y contando que se cumpla la ley genética. En la genética lo bueno con lo bueno no va, ni lo fuerte con lo fuerte. Porque si eso fuera así, ¿qué pasaría con los malos y los débiles? La ley genética es una ley compensatoria y tiene que salir todo el mundo para adelante. El bueno con el bueno no puede porque entonces no existiría el débil, y desaparecería la especie. Es una ley compensatoria porque tiene que ir el bueno con el menos bueno y el más fuerte con el menos fuerte. ¿Cuántas veces decimos que un semental es muy bueno pero no ha ligado? No debe de ligar según la ley genética. Por eso nosotros a los sementales no los tentamos sino que los echamos por reata. Un semental es un portador de todo lo anterior de su familia. Para mí lo importante es la familia del toro, no su comportamiento. Si tentara a un novillo y me saliese regular pero viniese de buena familia, yo lo prefiero a un novillo que sea bueno pero de una familia regular. Cuenta más la familia. Tú quieres un semental para que te dé hijos buenos, ¿qué te importa el semental? Lo importante es probar a los hijos. Nosotros los echamos dos años, apartamos al semental y vemos los resultados. Si las crías tienen un buen porcentaje, entonces para adelante. Es más lento, pero siempre lo hemos hecho así porque lo veo más seguro. Y hay otra cosa, que es la consanguinidad.


- ¿Puede hablarnos de la consanguinidad?
La consanguinidad es la única forma de fijar caracteres, mutaciones o rarezas. Todos los herbívoros se defienden, pero el toro bravo además ataca hasta que lo maten. No cabe duda de que eso es una rareza, y la única forma de fijarla es mediante la consanguinidad. Utilizándola como siempre la han utilizado los ganaderos sin darse cuenta. ¿Inconvenientes? Pues que subiendo de ciertos índices la consanguinidad se vuelve en contra porque trae consigo pérdida defensas, enfermedades, muertes, abortos... Hay que tener un tacto especial. Siempre se ha escuchado a los ganaderos decir "hay que refrescar". Eso es traer toros del mismo encaste pero que vengan de fuera. Es lo mismo que hace la naturaleza. Los machos se van de unas manadas a otras porque la naturaleza tampoco quiere consanguinidad. Lo que nos pasa en Cuadri es que al tener un toro único y particular, ya no digo encaste, pues no podemos refrescar de fuera. Tenemos que refrescar desde dentro metiendo en los lotes de vacas a novillos de familias que antes no hayan estado.


- Y ahora los aficionados estamos tristes porque usted se va.
Me quedo detrás de la mata (risas). Sin responsabilidad. Mi padre dejó la ganadería con 52 años y yo la cogí con 24. Ahora tengo 69 años y llevo 46 con la ganadería. Hay una siguiente generación muy buena y de muy buenos aficionados, en torno a los 38-40 años. Ellos llevan tiempo haciendo selección y tomando el relevo porque la ganadería no se debe de dejar en un día. Han ido cogiendo el relevo de selección, de manejo, de alimentación… Yo siempre seguiré en el campo, aunque sea sin influir en sus decisiones. A no ser que ellos me pidan consejos.


- Gracias por todo, ganadero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.