www.purezayemocion.com

Hablamos con D. Tomás Prieto de la Cal

Prieto de la Cal, donde el toro sigue siendo el rey
Ampliar

Prieto de la Cal, donde el toro sigue siendo el rey

El toro no es el protagonista de la Fiesta de los Toros. Una frase tan paradójica como cierta. El haber destronado al rey está suponiendo consecuencias negativas para el espectáculo y su futuro. Los aficionados somos pocos frente al público, que forman una mayoría cultivada por un interesado sistema. Afortunadamente, hay ganaderos como Prieto de la Cal.

lunes 29 de abril de 2019, 18:30h
Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen - Fotos: José Joaquín Diago


El toro no es el protagonista de la Fiesta de los Toros. Una frase tan paradójica como cierta. Hace años que casi nada gira en torno al toro. El haber destronado al rey está suponiendo consecuencias negativas para el espectáculo y su futuro. Los aficionados somos pocos frente al público, que forman una mayoría cultivada por un interesado sistema.

En el campo quedan más criadores de toros que ganaderos, que son dos conceptos totalmente distintos. Criador es cualquiera que compra una vacada. Ganadero quien selecciona al toro bravo, con todo lo que eso significa, y no se rinde frente a las peticiones de toreros y sistema. El ganadero es fiel a su concepto y defiende al toro por encima de todo.

Los ganaderos de Prieto de la Cal siguen siendo leales a sus convicciones y continúan seleccionando el toro de su casa, el Veragua, manteniendo así una de las Castas fundacionales: la Casta Vázquez. En "La Ruiza" no se repliegan ante nadie: el toro sigue siendo el rey. Hablamos con D. Tomás.


- ¿Dónde veremos lidiar este año los toros de Prieto de la Cal?
Corridas hay dos, que son largas porque yo suelo dejar unos diez toros por corrida, y los destinos son Orthez en Francia y Tafalla en España. En septiembre irán tres toros a Calatayud, a un desafío ganadero con Dolores Aguirre. Novilladas hay cinco o seis, con destinos seguros a Lodosa, Peralta y Calasparra. Quedarían dos por vender.


- Este año tampoco le veremos en Madrid.
A mí no me han llamado. No tengo noticias de que haya plaza de toros en Madrid.


- ¿Qué tipo de torero le gusta?
Primero me gustan toreros que maten todo tipo de toros. Las figuras de toda la historia del toreo eran así. En segundo lugar, me gusta un toreo clásico, no me gusta un torero de mucho metraje que tarde en las faenas porque eso es muy pesado y realmente no conduce a nada.


- A veces, las personas que tenemos este concepto parecemos pesimistas.
No somos pesimistas, sino que vamos muy a contracorriente con lo que es la tauromaquia del siglo XXI. Una tauromaquia que, en primer lugar, prescinde del toro. En segundo lugar, prescinde de la lidia. Entonces, un torero que lo que hace es acompañar o ponerle mucho arte, eso más ballet que toreo clásico. Tenemos que ser pesimistas porque somos muy minoritarios. Estamos muy convencidos de lo que somos pero no nos hacen caso. Antes el empresario taurino quería ganar dinero e intentaba recopilar todos los gustos, incluidos nosotros. Hoy en día el que no sigue la corriente del sistema taurino del siglo XXI, lo que intentan es quitarle de en medio. En vez de ser un aficionado que sume, es un proscrito. A mí no me estorba que haya otra gente que tiene otro concepto del toro. Yo tengo claro el enemigo. Pero en este caso no es así, con este sistema sobramos tanto los ganaderos como los aficionados que piensan así. Y es una pena porque creo que es muy negativo para la tauromaquia.


- Es difícil llenar las plazas cuando no están en los carteles El Juli, Manzanares, Ponce… El único joven que está tirando de la taquilla es Roca Rey. Y eso, al margen de los gustos de cada cual, lo vemos en el resto de tardes en las que no están estos toreros. Entonces, ¿qué pasará cuando se vayan ellos?
En eso no soy tan pesimista. Me cita una serie de toreros que a mí no me llaman mucho la atención. Cuando se vayan ellos, si entran Octavio Chacón, Juan Ortega o cualquier torero de ese estilo, pues seguramente mejorarán lo que tengamos porque serán toreros mejores lidiadores y querrán vérselas con otro tipo de toros. El problema es el sistema. Un monopolio que es muy dañino para la Fiesta. Soy de esa opinión y siempre lo he sido. No he variado mi opinión en 40 años.


- La suya es una casa de tradición, de costumbres y de romanticismo. Qué bonito pero qué difícil.
Es muy difícil. Lo complicado es defender una ganadería del siglo XVIII en el siglo XXI. Muy difícil. Porque es mantener las costumbres, las tradiciones e ir un poco en contra de todo el mundo. Pero no se puede ser una especie de borrego que sigue todo lo que hacen, sino que uno tiene que tener unas convicciones y seguirlas pese a quien pese. Yo estoy muy convencido de que la tauromaquia tiene que ser como yo pienso, un mundo de tradiciones y romanticismo donde sobra todo ese mercantilismo del sistema. Un mundo en el que la prensa especializada no sea como unos borregos que viven de ese sistema. Antes había unos críticos taurinos que eran ejemplos de literatura, pero hoy en día la prensa sigue al sistema y escribe lo que le dicen, y esa servidumbre tiene que desaparecer. En el momento en el que todo el mundo cumplamos con nuestro deber nos irá la vida bien: el ganadero con nuestras tradiciones y su ganadería; la prensa con esa literatura y ese saber estar y siendo críticos; el torero siendo un buen lidiador; y, el empresario alguien que quiere ganar dinero haciéndole caso al aficionado y al público. Si todos los componentes del mundo taurino seguimos la corriente y no somos capaces de ir a contracorriente, esto en unos años acabará. No tiene sentido esa tauromaquia actual.


- ¿Podría ser un remedio que todos los ganaderos comenzasen a mandar en su casa? Como mandan Cuadri, Miura o usted, por ejemplo.
Eso era así cuando yo empecé con la ganadería hace 40 años. La excepción eran los que no hacían eso. Pero, ¿qué ganaderos quedan? Somos muy minoritarios. En esto está involucrado todo el mundo. Que en Madrid salgan toros cuyo trapío son 600 kilos de carne de borrego es una vergüenza de la empresa, de los veedores que presumen de meter esos toros, de los equipos veterinarios, del presidente, de la afición. Verdaderamente la primera plaza del mundo es una vergüenza entera. El trapío del toro está desvirtuado. El ganadero tiene que mandar en su casa pero también tiene que haber otro cambio. Yo mando en mi casa, y como mando en mi casa no voy a plazas de renombre. No basta sólo con eso, tiene que haber un cambio general.


¿Cree usted que la UCTL podría defender mejor los intereses de los ganaderos?
Desde que yo empecé de ganadero la Unión ha cambiado muchísimo. Sí hay que decir que a veces sí tienen algún acierto, pero el orden de prioridades lo tiene muy equivocado. El problema es que yo soy un ganadero que piensa de una manera y hay gente que se identifica conmigo y me respeta, pero ganaderos que piensen así los hay contados con los dedos de las manos, mientras que en el otro sector hay 300. Por tanto, la Unión defiende a la gran mayoría y esa mayoría no somos nosotros. ¿Qué se podía hacer? No lo sé. Antiguamente la Unión pensaba de otra manera porque los ganaderos éramos de otra manera. Para ganaderos como yo, la Unión ahora mismo es sólo un instrumento para tener los papeles y poco más. Pero sí deberían hacer un esfuerzo por conservar los pocos encastes y ganaderías que quedan. En eso no tienen mucho interés. En cuanto a su faceta dentro del mundo del toro, hombre... el ganadero en general ha perdido su credibilidad. Es un servidor del torero. La Unión representa ahora un papel muy secundario. Yo, si hubiese sido presidente, desde luego que no hubiese salido en una foto en una esquina con seis toreros en el centro en una reunión con el Ministerio de Cultura. O me ponen en el centro o no voy. Eso no es culpa de la Unión, eso lo que representa es que el toro es el último eslabón de la Fiesta. Esa foto y esa actitud de la Unión refleja lo que es el mundo del toro actualmente. En su favor hay que decir que ahora con todo el tema político está haciendo muy bien el ver quién se posiciona a favor del mundo del toro y quién en contra. También estuvo muy bien el homenaje que le dieron al eurodiputado que nos ha defendido en Europa. Algunas acciones las hacen muy bien, pero el papel que representa en el mundo del toro es muy secundario porque el ganadero representa un papel secundario porque a su vez el toro representa un papel muy secundario. Yo no estoy de acuerdo. Pero es la realidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.