www.purezayemocion.com

Ganadería de Santiago Domecq

Carlos Domecq: "El toro tiene que tener viveza y transmitir peligro"

El toro de Domecq va mucho más lejos del punto al que lo han llevado multitud de ganaderos, que no ha sido otro que al de seleccionar un animal más descastado y que persiga las telas sin ninguna agresividad. Pero hay más en este encaste, y un buen ejemplo lo encontramos en la ganadería de Santiago Domecq, que lleva un año excelente.

martes 25 de junio de 2019, 20:09h
Para aumentar de tamaño y ver todas las fotos, hacer click sobre la imagen - Fotos: José Joaquín Diago


Cuando hablamos de diversidad de encastes nos referimos, sin excepciones, a todos ellos. Saltillo, Santa Coloma, Atanasio, Cabrera, Domecq... Para que las tardes de toros no parezcan todas iguales, para que haya una variedad notable de lidias y de toreros imponiéndose a diferentes embestidas, debe haber distintos tipos de toros. También el Domecq, con todas sus virtudes, que son muchas, pero sin perder esa emoción que da la casta. El toro de Domecq va mucho más lejos del punto al que lo han llevado multitud de ganaderos, que no ha sido otro que al de seleccionar un animal más descastado y que persiga las telas sin ninguna agresividad.

Sin embargo, hay ganaderos que seleccionan todas esas virtudes del Domecq pero sin olvidar que el toro es el adversario del torero y, por lo tanto, debe ser algo más que un animal que va y viene sin más. Un buen ejemplo lo encontramos en la ganadería de Santiago Domecq Bohórquez, que este año ha lidiado dos corridas importantes en plazas de primer circuito como son Sevilla y Madrid.

Al frente de la ganadería están Santiago Domecq y sus hijos Santi, Jaime y Carlos. Hablamos con Carlos. En nuestra conversación nos describe el magnífico concepto que estos ganaderos gaditanos tienen del toro bravo, además de repasar la actualidad y algunos aspectos de su vacada.

- Comenzaba la temporada fuerte para vosotros. Debut en Sevilla. Resultó ser de una de las mejores maneras de arrancar, lidiando incluso un toro que se ha llevado muchos premios al mejor de la feria.
Fue una apuesta fuerte pero la Virgen nos echó un capote y escapamos bien. Tuvo mucha emoción. Lo principal es que se movió mucho y generó interés en el aficionado. El segundo toro fue muy bueno porque tuvo bravura y mucha clase. Perera es un pedazo de torero y lo cuajó de principio a fin.


- También contento con los resultados de Madrid, supongo. ¿Cómo visteis la corrida?
Aunque no salió ningún toro excepcional, estamos muy contentos con el aire general de la corrida. Fue como la de Sevilla. Los toros se movieron mucho, tuvieron bravura y muchas otras virtudes que estamos buscando.


- ¡Vaya emoción el tercio de varas de "Zahareño"!
Nos han dado dos premios al toro más bravo de la feria. El toro salió muy definido, con mucha clase en los capotes, muy bravo y con mucha entrega. Le hicieron tres quites; le pegaron tres puyazos a larga distancia, yendo siempre a más; y, El Fandi, que les hace galopar y moverse, le puso cuatro pares de banderillas. Dicho esto, hay que agregar que le hicimos un análisis al toro porque no duró en la muleta lo que nosotros pretendíamos que durara. El análisis determinó que el toro se dañó la pleura y los pulmones en uno de los puyazos, en el que levantó al caballo y se quedó en vertical con él. El picador lo picó bien pero el toro al empujar tanto con los riñones levantó al caballo y lo puso prácticamente encima del él.


- ¿Qué importancia tiene para vosotros el tercio de varas?
Es un tercio fundamental. La lidia se compone de tres tercios y no podemos obviar ninguno de ellos. El tercio de varas es el termómetro de la bravura. El toro tiene que cumplir los objetivos en el caballo. Le damos mucha importancia como también se la damos a la forma de embestir en la muleta.


- Como cada encaste, el Domecq tiene sus particularidades en su embestida. Y lo que se ha visto en vuestros toros esta temporada es que es un toro que embiste bien pero con transmisión, con picante.
Pensamos que el toro tiene que tener viveza y transmitir peligro. En ese sentido vamos en buen camino gracias a la selección, la sanidad y, muy importantes, el entrenamiento y la preparación. Ahí tengo que dar la enhorabuena a nuestro equipo de mayoral y vaqueros. El trabajo en equipo es fundamental.


- Algeciras es el próximo destino. ¿Y el resto? Hay expectación.
Algeciras es el 29 de junio. En agosto tenemos Dax (Francia), donde estamos deseando volver porque el año pasado tuvimos un idilio con el toro “Lebrero” que indultó Ginés Marín. Dax tiene un público extraordinario. Vamos con mucha ilusión y responsabilidad. Y para final de temporada quedará una corrida para Abarán, un pueblo de Murcia en el que la pasada temporada tuvimos un gran triunfo, y también tiene un público fantástico. Hay ganas de volver.


- Tentáis los machos a campo abierto, una tradición que se está perdiendo.
Te diría que somos 10 o 12 ganaderías las que lo seguimos haciendo. Además, de distintos encastes. Por ejemplo: Rehuelga, Cubero, Torrestrella, Campos Peña, Murube, Fermín Bohórquez, Miura... Es una faena antigua y muy bonita en la que se ven bastantes cosas que pueden orientarte. El que es bravo siempre te lo va a marcar pero normalmente lo que se ve en el tentadero a campo abierto es la tónica de la camada. Te dice el punto en el que está en cuanto a bravura, mansedumbre, el son…


- Algo tan útil es una pena que se pierda.
Es una faena antiquísima y uno de los motivos por los que la hacemos es por tradición. Creo que muchos ganaderos no lo hacen porque hace falta un corredero y no es fácil tener un corredero apropiado respecto a querencias y en el que se puedan hacer bien los quites y las faenas. Otro de los motivos por los que se ha perdido es porque antiguamente los ganaderos eran garrochistas, y ahora no todos lo son.


- ¿Puedes hablarnos de la procedencia actual de la ganadería?
Inicialmente mi padre compró un lote de sementales y vacas a los hermanos Núñez. Después agregó lotes de Torrestrella y Jandilla, y más tarde echó algunos lotes de Juan Pedro, de mi tío Salvador Domecq y de Las Ramblas. También teníamos una punta de vacas de Osborne con el hierro de mi abuela, Ana María Bohórquez. Ya marcamos todo con el hierro de Santiago Domecq, y tras 30 años de ganaderos, está todo prácticamente unificado.


- Se notan las distintas sangres en la variedad de capas.
Siempre hemos tenido una ganadería muy amplia de capas, pero es verdad que hace años salían más variados. Ahora hemos echado dos o tres sementales que han sido muy buenos y que tenían capas antiguas como el salinero, Flor de Gamón, burraco... Están naciendo becerros de bastantes pelos y la verdad es que estamos ilusionados porque es una cosa muy bonita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(6)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.